Compartir

El pasado mes de septiembre el alcalde de Cadiz, kichi, y la mayoría de dirigentes de Podemos, entre ellos el secretario de organización, Pablo Echenique, salieron en defensa de la fabricación de corbetas en Cádiz. O mejor dicho, de la maquinaria de guerra de Arabia Saudí, ante el revuelo generado por los cambios de opinión del gobierno de Sánchez.

Por Juan P. 

Así bajo el pretexto que subyace en la falsa disyuntiva de “fabricar armas o comer”, renegando así de cualquier criterio de clase y solidaridad internacional con las población yemení, reafirmaron su compromiso con el modelo de industria naval armamentístico de la UE y su política de abastecimiento a las dictaduras de Oriente Medio en su intento por estrangular la resistencia por las aspiraciones democráticas, como es el caso del pueblo yemení (sólo en el mes de agosto han asesinado a 62 niños y mutilado a más de un centenar).

ARABIA SAUDÍ COMO ENCLAVE ESTRATÉGICO PARA EL IMPERIALISMO

Hace décadas que el imperialismo estadounidenses, con la colaboración de la UE, viene haciendo esfuerzos por controlar una de las zonas estratégica con grandes recursos naturales, como es el caso de Oriente Medio, y para ello uno de sus enclaves predilectos nha sido y es Arabia Saudí.

Esta relación estrecha entre el imperialismo y las dictaduras en Oriente Medio explica que se haga la vista gorda a la vulneración de las leyes internacionales que prohíben la venta de armas a países que violen los derechos humanos. Sin embargo, la UE no tiene reparos en suministrar armas a dichas dictaduras, al mismo tiempo que levanta muros y fronteras para impedir la entrada de refugiados que huyen justamente de la guerra y el hambre. Así pues, para la UE la industria armamentística se viene consolidando como una de las principales ramas que más se han desarrollado en los últimos años. De esta forma, cuando Kichi, el alcalde de Podemos, dice que la paz mundial no puede recaer en los hombros de Cádiz, justificando así la fabricación de las corbetas, muestra su compromiso con el papel sanguinario que juega la UE en Oriente Medio.

EL PAPEL DE ESPAÑA. FELIPE IV Y SU AMIGO SALMAN.

Lea también  Nacionalizar Nissan e intervenir el sector del automóvil

El principal destino de las armas exportadas por el Estado Español, a través de empresas públicas como Navantia, es Arabia Saudí o alguno de los países miembros de la Coalicion Internacional que encabeza.

Según datos del Gobierno, el pasado año el Estado Español vendió material armamentístico por valor de 361 millones de euros a dichos países. En general, el Estado Español exportó ese año 4346,7 millones de euros en material de defensa y doble uso (material armamentístico y que pueden ser usados como tal), es decir, un 7% más que en 2016.

Es de conocimiento público la gran relación existente entre el Felipe IV y el heredero de la dictadura teocrática saudí. El mismo Rey que marchaba en Barcelona por la paz y contra el terrorismo por el ataque terrorista en La Rambla, recibe con honores al heredero de una dictadura que financia a los mismos terroristas que causan el terror en oriente medio y occidente. La misma dictadura que lapida mujeres, ejecuta a ciudadanos del colectivo LGTBI… No es más que otro gesto hipócrita de una institución que no se ha quitado el olor a rancio y a franquismo de encima. Para la monarquia encarnada en Felipe IV, ni para el neo reformismo no hay problema en saltarse la ley para vender armas a dictaduras que acumulan un sinfín de violaciones de derechos humanos, como es el caso de Arabia Saudí.

En este sentido, los defensores del régimen que hacen alusión a la ley para ahogar las aspiraciones democráticas en su propio estado, cuando se trata saltarse la ley para vender armas a los saudíes nos dicen que España no tienen protocolo que permita averiguar qué uso se les va a dar a dichas armas, o que no hay ninguna forma de averiguar el uso ni el destino final de las armas, por lo que es imposible comprobar si el gobierno está cumpliendo la legislación.

LA POSICION DE LA IZQUIERDA INSTITUCIONAL Y LA BUROCRACIA SINDICAL. LA MORAL DEL VALE TODO

El PSOE de Pedro Sánchez decía en campaña que no iba a realizar venta de armas ni negocios con países que violaran sistemáticamente los derechos humanos. Ahora, y como ya nos tienen acostumbrados, volvió a cambiar de opinión haciendo una defensa del contrato, apelando que las “bombas son de alta precisión y no se van a equivocar matando yemenís” o que “se trata de una armamento de precisión que no produce efectos colaterales”. La burocracia sindical de CCOO y UGT hizo un llamamiento a la movilización en defensa del contrato de las 4 corbertas, justificando con el argumento “sino lo hacemos nosotros, otros lo harán”. Dichas centrales, que se habían negado a participar de la huelga convocada meses ante en la Bahía de Cádiz en rechazo a la alta siniestralidad laboral, que había ocasionado la muerte a dos trabajadores se colocaron como paladines nuevamente del régimen y la monarquía, y la UE.

Paz entre los pueblos, guerra entre las clases. Por la ruptura con la UE, que nos permita recuperar una industria naval con fines civiles.

Lea también  Orgullo 2020: el colectivo LGTBI salimos a defender nuestros derechos y los de toda la clase trabajadora

Mientras que el neoreformismo y la burocracia sindical buscan justificar su apoyo al imperialism bajo el argumento del hambre. Es necesario recuperar la tradición del movimiento obrero que se vertebraba a partir de un criterio de clase y solidaridad internacional contra el imperialismo. Por tanto, es preciso romper la falsa dicotomía con el que han querido plantear el debate “pan o paz” los dirigente de Podemos en Cádiz. Existe una alternativa, que es enfrentar el modelo de la UE y exigir una reconversión a la industria naval civil, empezando por oponerse a la fabricación de las corbetas, en solidaridad con las clases populares yemenís que luchan por sus aspiraciones democráticas.

Una de las principales tareas que tenemos pendientes todas las corrientes revolucionarias, junto con el sindicalismo alternativo, es educar en valores de solidaridad y fraternidad obrera a lxs trabajadorxs del sector, erradicando esa moral inhoculada por la socialdemocracia y el viejo reformismo con nuevo rostro.

El eje de las discusiones, movilizaciones y proclamas deben de estar entorno a una salida de la Unión Europea que nos permita poder llevar una reconversión industrial en todo el estado en general y en los astilleros en particular, ya que la actual situación no tiene otro origen que el desmantelamiento de la industria que conllevó la entrada en la Unión Europea.

Es posible una reconversión que empieze a trabajar en el desarrollo de la tecnología ambiental y en el desarrollo de energías renovables en lugar de financiar y beneficiar a los mercaderes de la guerra y a los capitalistas de turno.

Todo ello acompañado de la lucha y movilización contra el genocidio que se esta cometiendo en Yemen en particular y en Oriente medio en general, con el apoyo activo de las potencias occidentales, entre ellas el Estado Español.