Compartir

En el Estado Español hay algo más de 600.000 empleadas domésticas, en su mayoría inmigrantes, de las que más de 200.000 no están dadas de alta en la Seguridad Social.

Por Juan Parodi

Por Sin derecho a paro, las que durante este periodo excepcional de crisis sanitaria por el coronavirus y de estado de alarma sean despedidas o vean sus contratos suspendidos, no cobrarán ningún tipo de prestación.

Las asociaciones de empleadas domésticas como SEDOAC, denuncian en estos días que a la mayoría de las trabajadoras sus empleadores no les proporcionan ni mascarillas, ni guantes o geles desinfectantes.

La cuarentena y el confinamiento hace que muchas internas se vean obligadas a permanecer en las casas donde trabajan sin poder salir, alejadas de sus familias y sin poder tomar sus horas de descanso.

En el caso de las trabajadoras externas, desde la Asociación se denuncia que muchas se arriesgan a ser multadas si no tienen un contrato laboral en regla y/o sus empleadores-as, se niegan a hacerles ningún documento justificativo del desplazamiento.

Muchas de estas mujeres, tienen a la vez a su cargo dentro de su propia familia a personas mayores, ahora colectivo en riesgo o a menores. La precariedad laboral a la que se ven sometidas también dificulta que puedan exigir las reducciones y adaptaciones de su jornada laboral para compatibilizarla con el cuidado de estos, sin ser despedidas por ello.

Y es que más allá del miedo a enfermar de coronavirus y de contagiar a su entorno, las empleadas domésticas tienen sobre todo otro temor: «no poder pagar sus cuentas, no poder enviar dinero a sus familias o no poder pagar el alquiler».

Lea también  La «nueva normalidad» del sistema capitalista

El subsidio extraordinario que pretende aprobar el gobierno para el sector, a causa de la crisis sanitaria, es aún muy insuficiente.

El próximo 30 de marzo es el Día Internacional de las Trabajadoras de Hogar. Este año, y pese al confinamiento que impide cualquier movilización en su defensa, desde Corriente Roja queremos sumarnos a su demanda de medidas urgentes frente a la pandemia del coronavirus y sobre todo, de medidas para la dignificación de una vez por todas del empleo doméstico y del trabajo de cuidados imprescindible que estas trabajadoras llevan a cabo diariamente. Igualmente nos hacemos eco de la siguiente iniciativa:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSc7l5rJlCqK-VVGwV5ynY45zMcaJ766phkUpLPmG6CnWqRdJg/viewform

¡Derechos laborales y protección efectiva para las empleadas de hogar! Prestaciones para las trabajadoras del hogar que no cotizan a la Seguridad Social, independientemente de su situación adminsitrativa. 

¡Ratificación inmediata del convenio 189 de la OIT!

¡Abajo la Ley de Extranjería! ¡Papeles para tod@s y ni una más trabajando sin alta en la seguridad social!

¡Cierre de los CIEs y alternativas habitacionales dignas y seguras para todas!

¡Protocolos de actuación que aseguren las medidas de protección necesarias frente al coronavirus para todas las empleadas de hogar!