Compartir

El 24-O a nivel estatal fue un día fortísimo de huelga y de manifestaciones de masas en la educación, apuntando que los estudiantes y la comunidad educativa retomaron con mucha fuerza su lucha en contra de la LOMCE [Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa] y del gobierno.

En Madrid, el 24-O también fue un día de huelga fortísima en la educación. Además están en lucha, enfrentando ERES [Expediente de Regulación de Empleo], ERTEs [Expedientes de Regulación Temporal de Empleo] y privatizaciones, los sectores de limpieza  (como los trabajadores/as de Clece y Soldene de la Universidad Complutense de Madrid), los trabajadores de Ayuntamientos, como los de Aserpinto, que enfrentan una ofensiva privatizadora que afecta además a todos los Ayuntamientos, como los de Alcorcón y Torrejón, que empiezan a coordinarse y organizar la lucha. Están comenzando  a organizar su lucha los trabajadores de la mayor gráfica de Madrid, Altair, y van a la huelga indefinida desde el próximo día 5 de noviembre  los trabajadores/as de la limpieza integral de la capital, que si entran con toda fuerza en la huelga convertirán esta, sin duda, en un gran conflicto social. Los de la Sanidad también tienen marcadas fechas de manifestaciones, mientras el proceso de privatización sigue judicialmente bloqueado…

El Sindicalismo Alternativo, ante la amenaza presente de un  nuevo pensionazo del gobierno, con la complicidad del sindicalismo institucional y ante la dispersión de las luchas, llamó el 24 a una jornada estatal de lucha junto con la huelga de los estudiantes, en defensa de la necesidad de unificar las luchas y luchar para ganar, para derrotar al gobierno y a la patronal e ir superando a la burocracia sindical de CCOO y UGT, que son un obstáculo central para que los trabajadores podamos enfrentar la ofensiva de Rajoy y de los patronos.

 

Lea también  Negociaciones PSOE-Unidas Podemos, el factor miedo

El 24-O demostró que la educación tiene condiciones de continuar con un plan de lucha que se proponga  derrotar la Lomce , a Wert [diputado en Cortes Generales de España] y la privatización. Pero para vencer sigue siendo fundamental luchar para ganar, generalizar, coordinar y unificar las luchas.

 

Hay que unir las luchas de la educación, de la limpieza, de los trabajadores de ayuntamientos, transporte y empresas en lucha contra ERES, Ertes y despidos, y trabajar desde abajo por construir las luchas y un nuevo día unitario de lucha, que arremeta contra el gobierno y la patronal, derribe a Wert, e impida el pensionazo.

 

 Es por esto que enfatizamos en la manifestación del 24: 

 

“Aquí estamos los que defendemos que los sindicatos son para luchar y no vamos a cejar en nuestro empeño de apoyar las luchas, de sacarlas de las cuatro paredes de cada empresa y unirlas todas. Por eso seguiremos estando con los estudiantes, con los trabajadores de la sanidad, con los compañeros de Aserpinto, de la EMT, de UPS, de Soldene, de la limpieza integral que el día 5 va a la huelga indefinida, trabajando por rodear de solidaridad esas justas luchas, por unirlas y preparar así las condiciones de una nueva huelga general, porque la lucha es el único camino. ¡Viva la unidad de obreros y estudiantes! ¡Viva la lucha de la clase obrera!”.