Compartir

La pandemia de coronavirus ha golpeado con fuerza la economía china, con retrocesos en indicadores claves que no se registraban hace décadas. ¿Qué pasará en los próximos meses? ¿Cómo incide esta realidad actual y su dinámica sobre la economía mundial?

Por Alejandro Iturbe

Recientemente, un artículo de BBC informaba: La Oficina Nacional de Estadísticas de China divulgó caídas récord de la producción industrial, la venta al por menor o la inversión en activos fijos, lo que, sumado a otros índices, anticipan un colapso en múltiples ámbitos” […]

La producción industrial (que mide la actividad manufacturera, minera y de servicios públicos) cayó un 13,5% interanual, la primera contracción desde enero de 1990. Las ventas al por menor, un indicador clave del estado del consumo en la segunda economía mundial, descendieron un 20,5% interanual, el mayor derrumbe desde que se tienen registros. Mientras que la inversión en activos fijos –que refleja gastos en artículos que incluyen infraestructuras, propiedades, maquinaria y equipos– se redujo un 24,5% interanual, otro récord a la baja” […] “Según el Índice Empresarial Nacional de la firma de investigación Trivium, hasta el 16 de marzo la economía china estaba operando al 69,5% de la producción normal” [1].

La tasa de desempleo subió de 5,2% en diciembre pasado y a 6,3% en febrero de 2020, el mayor nivel desde el inicio de la publicación de los registros oficiales [2].

La economía china no tenía un retroceso de este tipo desde 1976 cuando la dirección de Deng Xiao Ping definía el comienzo del proceso de restauración capitalista. Hoy, su economía es diez mayor que en aquellos años y tiene un peso mucho más significativo en la economía mundial.

Las causas

Antes de la pandemia, la economía china creció 6,1% en 2019, el ritmo más bajo en tres décadas; se considera que, por la combinación diversos elementos, un crecimiento del PIB chino por debajo de 7% ya representa una situación de “crisis”. Es decir, su economía venía entonces en una “crisis lenta” [3].

Sobre esta base ya debilitada, las medidas adoptadas para enfrentar y frenar el brote de coronavirus (entre 45 y 50 días de virtual paralización), afectaron tanto la producción como el consumo y, en el primer trimestre de 2020, empujaron la economía china abruptamente para abajo, tal como vimos en las cifras ya suministradas. El consumo privado es el más afectado. Los comercios están cerrados o abren con horarios reducidos, y las actividades de ocio han desaparecido. Las ventas de automóviles, por ejemplo, se han desplomado más de un 80% en febrero” [4].

El gobierno de Xi Jinping venía intentando dar un peso creciente al mercado interno en el destino de los productos fabricados en China, disminuyendo el peso de las exportaciones. Esta situación dificulta, por lo menos coyunturalmente, ese giro.

Impacto internacional

La economía china es hoy la segunda del mundo, con muy fuerte peso tanto en las ventas como en las compras en el mercado mundial. Por eso, además de la disminución del mercado interno, esta dinámica tiene un fuerte impacto sobre la economía internacional en su conjunto.

Lea también  Covid-19, capitalismo, guerras, revolución…

Por un lado, el de la oferta, porque dejó de abastecer las cadenas de partes de las industrias de otros (o la disminuyó drásticamente) y las llevó a su casi paralización: “las restricciones han afectado a las cadenas de valor de grandes compañías como el fabricante de vehículos Nissan o Jaguar Land Rover, por ejemplo” [5].

Por otro, el de la demanda, la de aquellos países en que compraba alimentos y materias primas y algunos insumos industriales. Esas exportaciones significaban uno de los motores de esas economías, como Brasil y Argentina.

La semana pasada, la Bolsa de San Pablo cayó un 7%. Este resultado reflejó el impacto en las empresas industriales de la falta de insumos chinos en las cadenas de producción, lo que afecta las exportaciones industriales brasileñas (electrónica y electrodomésticos). “LG suspendió las actividades de su planta paulista en Taubaté por los próximos 10 días. Otro tanto ocurrió con Motorola…. La cámara empresarial de ese segmento productivo (Abinee) informó que 57% de las empresas asociadas tienen problemas para recibir materiales importados” [6].

También impacta sobre la producción agropecuaria: “José Ronaldo de Castro, sostuvo que la epidemia de coronavirus irá a afectar el PIB agrícola brasileño, en la medida en que se reduzca la demanda externa de carnes”. Es un fenómeno que se registró en Argentina, donde la exportación del producto cayó 30% [7].

 «Con un crecimiento limitado de China, habrá menos exportaciones y eso impacta en los grandes conglomerados industriales como Vale y Petrobras». Este miércoles, las acciones de ambas empresas acusaron el impacto: las acciones de la petrolera estatal brasileña cayeron 9,47%; las de la Compañía Siderúrgica Nacional experimentaron un derrumbe de 10,66%. Desde luego, las que más sufrieron fueron las aerolíneas: cayeron 15% los papeles de GOL y casi 14% los de Azul” [8].

La política del gobierno chino

Una vez pasado el peor momento de la pandemia, y con el brote aparentemente controlado, el gobierno chino apuesta en dos vías para recuperar la economía. Por un lado, va a aplicar políticas de “estímulo”:

“Las expectativas son que la segunda economía del mundo se contraiga este trimestre, por primera vez en cuatro décadas, por lo que se anticipa que China inyectará cientos de miles de millones de dólares en estímulo. El Politburó pidió expandir el déficit presupuestario, emitir más bonos locales y nacionales, reducir las tasas de interés, retrasar los pagos de los préstamos, reducir los cuellos de botella en la cadena de suministro y aumentar el consumo. China debería emitir al menos 2 billones de yuanes (282.000 millones de dólares) en bonos para ayudar a la economía, dijo Robin Xing, economista de Morgan Stanley” [9] .

Por otro lado, apostaría a un efecto “rebote” de la propia economía, en la medida en que se va normalizando: “Según los últimos datos oficiales, ya han vuelto al trabajo un 95% de las grandes compañías y un 60% de las pequeñas y medianas empresas fuera de Hubei, la provincia más afectada” [10].  

Las perspectivas

Lea también  Ya llegó la recesión ¿Y después…?

Esta política parece comenzar a dar sus primeros resultados en algunos campos. “Lo más revelador de la recuperación china es el vuelco masivo de los grandes fondos inversores de Wall Street y Londres a los mercados bursátiles de la República Popular, vía Hong Kong. Solo los últimos 10 días de febrero, los Índices Bloomberg, Barclay y JP Morgan han recibido más de US$10.800 millones, con un total de compras de bonos de la República Popular (en reminbi) que superan ya US$400.000 millones, y se duplicarían en 2021” [11].

Existen una serie de pronósticos sobre la dinámica inmediata de la economía china. Algunos son optimistas, como los del propio gobierno, que espera alcanzar en 2020 una cifra de crecimiento similar a la de 2019.

“Los medios oficiales citaron a expertos que se muestran optimistas con la recuperación económica en los próximos meses, entre ellos, Liang Huang, economista jefe de la Corporación de Capital Internacional de China. Liang señaló al medio oficial Global Times, de línea nacionalista, que «si la situación continúa sin complicaciones, China es capaz de conseguir un crecimiento anual del PIB de 6%” [12].

Este pronóstico es compartido por varios analistas y centros de estudios imperialistas. “El cálculo del NBS es que la actividad económica ofrecerá una recuperación visible a fines de marzo, con un segundo trimestre que dispondrá de un alza de 4%/5% anual, que treparía a 6.5%/7% en el tercero, para recuperar en el segundo semestre del año el boom de consumo que experimentó en 2019” [13].

Otros, por el contrario, tienen una visión pesimista. Algo que comienza por la valoración del impacto de la caída producida en 2020 y continúa con la evaluación de las posibilidades de recuperación del PIB en lo que resta de 2020. “Ante el débil desempeño en los dos primeros meses del año, el banco Goldman Sachs revisó su previsión para la economía china en el primer trimestre, de crecimiento de 2,5% para una caída de 9%. En el año, la previsión del banco disminuyó de un crecimiento de 5,5% para uno de 3%” [14].

Otro análisis en el mismo sentido: “Hay quienes vaticinan un rebote, y eso podría suceder en el sector industrial, pero el consumo se ha perdido. La gente no va a comenzar a comer seis veces al día, y actividades como el turismo se van a dar un batacazo porque las vacaciones se han esfumado” [15].

¿Qué puede pasar con la economía mundial?

En ese marco de las posibles dinámicas de la economía china, los analistas también elaboran pronósticos sobre las perspectivas de la economía mundial. La consultora empresarial McKinsey presenta dos escenarios alternativos, en los que “diferencia entre dos escenarios: uno en el que se produce una rápida recuperación, en el que se comprueba que el virus es estacional y para otoño los gobiernos tienen las herramientas para frenarlo; o una ralentización mundial, en el que virus no es estacional y los países deben mantener medidas de prevención de contagios incluso si controlaron la epidemia, como en el caso de China”[16].

La duda es el impacto que, además de una cierta “recuperación natural”, puedan tener las “medidas de estímulo fiscal que apliquen los gobiernos. “El segundo punto clave es cómo tratarán los gobiernos de mitigar el impacto de una crisis, ya que, en las más recientes, la respuesta ha sido recortar los tipos de interés para ayudar a las empresas y a las personas a pagar sus deudas y estimular la demanda, como ya hizo ayer el Banco de Inglaterra y que le deja con muy poco espacio para recortar aún más. Así, los gobiernos tendrían que abordar el impacto del coronavirus a través de la expansión fiscal, algo totalmente diferente de todo lo visto en el pasado reciente, aunque no está claro cuál sería el impacto” [17].

Lea también  Socialismo y Economía Planificada: Una alternativa a la catástrofe del COVID-19

El peor escenario previsto por la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) es que “la economía mundial crecería solo 0,5%, con un impacto negativo de 2 billones de dólares en el PIB mundial” [17]. A inicios de marzo, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) estimó un 0,7 y el Banco Mundial, 1,2 % [18]. Todas estas instituciones, que ya en enero habían estimado bajos índices de crecimiento, ahora los han reducido.

En los hechos, estamos hablando del inicio de una recesión mundial. La población mundial creció en 2018 1,109 por ciento [19]. Es decir que, por debajo de ese crecimiento, la economía mundial está en realidad reduciéndose. Una situación que puede empalmar con las gigantescas contradicciones acumuladas por décadas y detonarlas.

Notas:

[1] https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51916056

[2] https://economia.uol.com.br/noticias/redacao/2020/03/19/impactos-economicos-coronavirus-china.htm

[3] https://www.elmundo.es/economia/2015/10/19/562470fe22601dc45b8b4622.html

[4] https://www.laverdad.es/economia/caida-economica-china-20200308131227-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

[5] Ver nota [1].

[6] https://www.lapoliticaonline.com/nota/124870-coronavirus-la-caida-de-la-economia-china-pego-en-brasil-y-preven-que-arrastre-a-argentina/

[7] Ídem.

[8]  Ídem.

[9]https://negocios.elpais.com.uy/noticias/china-prepara-medidas-estimulo-economico-remision-coronavirus.html

[10] https://www.lavanguardia.com/economia/20200316/474193315948/china-economia-coronavirus-crisis-ventas-fabricas-empresas.html

[11] https://agenciabrasil.ebc.com.br/internacional/noticia/2020-03/economia-da-china-esta-se-normalizando-apos-pico-de-coronavirus

[12] Ver nota [1].

[13] https://www.clarin.com/economia/economia/recuperacion-china-abre-camino-superacion-crisis-global_0_0f_dAQy-k.html

[14] Ver nota [2].

[15] https://www.laverdad.es/economia/caida-economica-china-20200308131227-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

[16] Ver nota [1].

[17] https://www.rankiapro.com/como-afecta-coronavirus-mercado-chino/

[18] https://www.razon.com.mx/negocios/ocde-recorta-a-0-7-pronostico-de-crecimiento-para-mexico-en-2020/

[19] https://datos.bancomundial.org/indicador/SP.POP.GROW