Compartir

Enseguida después del Congreso de la CSP-Conlutas, los días 16 y 17 de octubre, en San Pablo, se realizará el Primer Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha de las Américas. Este encuentro es parte fundamental para el desarrollo de la Red en nuestro continente.

Por: Herbert Claros

El encuentro ocurrirá en una coyuntura interna que exige cada vez más una mayor organización y coordinación de las luchas contra los ataques neoliberales en nuestro continente. Con la profundización de la crisis financiera mundial y siguiendo la cartilla neoliberal, patrones y gobiernos aplican planes de ajuste y reformas para aumentar todavía más la expoliación de la clase trabajadora.

Desde Canadá a la Argentina, los trabajadores resisten el quite de derechos, las privatizaciones, la represión y la opresión. Son desde reformas estructurales como la educativa en el Perú y en México; laboral en los Estados Unidos y Brasil; tratados de libre comercio como el NAFTA y las privatizaciones que avanzan cada vez más. La dramática situación en Venezuela también concentra hoy la atención en el continente. Todo ese plan sirve para garantizar que los patrones aumenten sus ganancias con aumento de la explotación y los gobernantes se enriquezcan con la corrupción, entregando las riquezas de los países al capital internacional por medio de las deudas externas y de las remesas de lucros por las multinacionales a sus matrices.

Los que resisten a todo esto son sometidos a la represión, la prisión, y hasta muertos. Es absurdo cuánto avanzó la represión en nuestro continente. Desde despidos y prisiones de sindicalistas hasta conflictos armados y muerte de activistas que luchan por el derecho a la tierra y a la vivienda, como los indígenas, los quilombolas[1], los sin techo y los trabajadores rurales.

La lucha contra la opresión machista, LGBTfóbica y racista también ganó aún más dimensión a partir de las grandes demostraciones de resistencias a que asistimos en nuestro continente. Las grandes manifestaciones de mujeres en los Estados Unidos y la Argentina entusiasmaron y se reflejaron en nivel mundial. También se destacó la lucha contra el racismo en los Estados Unidos y la necesidad de la solidaridad internacional contra toda forma de opresión y discriminación, destacándose la lucha contra la xenofobia y en defensa de los inmigrantes, que son hoy los principales blancos de ataque del gobierno racista de Donald Trump.

Todos esos hechos en nuestro continente son parte de un ataque global del imperialismo no solo americano sino también europeo para salvar las empresas y los bancos. Nuestra única alternativa es la resistencia y la lucha directa de los trabajadores y de la juventud.

Por todo esto, el 1° Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha de las Américas cumple un importante papel en la organización de los luchadores en la solidaridad internacional, como también en la organización de campañas en defensa de los derechos y de la lucha contra Trump y los gobiernos en nuestro continente.

La CSP-Conlutas, sus sindicatos y movimientos sociales son parte fundamental de esta lucha internacional contra el capitalismo. Por lo tanto, usted militante y activista brasileño es bienvenido al encuentro que se realizará en San Pablo, los días 16 y 17 de octubre, en el hotel San Raphael.

¡Es hora de construir la unidad internacional de los trabajadores y la juventud contra Trump, los gobiernos neoliberales y sus ataques! ¡Júntese a esa lucha internacional! Participe del 1° Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha.

Para más informaciones acceda al site de la Rede Sindical Internacional o entre en contacto por e-mail vía secretaria@cspconlutas.org.br o por teléfono: 011 3107-7984 (Telma).

[1] Se denomina quilombola a los habitantes de los antiguos refugios de esclavos o descendientes de esclavos negros que huyeron de los ingenios azucareros, haciendas y propiedades donde realizaban trabajos brazales y formaron esas comunidades llamadas quilombos [N.de T.].

Herbert Claros forma parte de la Sección Internacional CSP-Conlutas y es militante metalúrgico del PSTU en San José dos Campos – San Pablo, Brasil.

Traducción: Natalia Estrada.