Compartir

Patricio de La Cruz Marcos, un joven de 25 años, obrero de la fábrica Autoliv, fue asesinado. Su cuerpo sin vida fue encontrado el sábado 30 de marzo. Los medios locales y redes sociales que apoyan a los trabajadores difunden la noticia, entrevistando a su hermano Fredy y a otros familiares, que piden ayuda para juntar los 35 mil pesos que les cobran para poder trasladarlo a Veracruz, su tierra natal.

Por CST-México

Varios testigos, que dicen haber visto cuando lo golpeaban policías estatales, no se atreven a hacer la denuncia. Patricio y Fredy llegaron hace pocos años a trabajar a las maquiladoras. Fredy y su familia se acercaron al plantón y campamento frente de los huelguistas de Coca-Cola, convertido hoy en centro de reunión y difusión de la resistencia del activismo en lucha, para apelar a la solidaridad del pueblo trabajador matamorense. Allí Juan Luís Gaitán, vocero y líder de la huelga de Coca-Cola expresó la necesidad de organizar la autodefensa obrera para evitar estos ataques ante la total desconfianza en que prosperen las “investigaciones de las autoridades”.

Este asesinato es parte de la ola represiva que encabeza el gobernador panista Cabeza de Vaca, para defender los intereses y dictados de la patronales imperialistas instaladas en ese estado fronterizo. Pero queda claro que esta saña asesina está relacionada con la brutalidad que mostraron los directivos y jefes en la Coca-Cola (ver nota) y también del sitio de las fábricas Mecalux, FluxMetals, Agroquímicos y Avances Científicos por parte de un ejército de policías estatales y antimotines para desplazar violentamente a los piquetes obreros. Una de las empresas manifestó de palabra que estaba dispuesta a aceptar el reclamo. Pero el pacto patronal-gobierno fue más fuerte y se rehusaron a firmarlo.

Lea también  México: Represión a la huelga en Matamoros

No nos caben dudas que todo este complot antiobrero no es sólo a nivel estatal sino de alcance federal. Y que el gobierno está más preocupado por el interés de los “inversionistas” y de la “paz laboral” a cualquier precio que por la justicia de los reclamos obreros. Hay datos de sobra: reuniones privadas del presidente con el máximo charro de la CTM, viajes de la Secretaria de gobernación a reunirse con el gobernador verdugo Cabeza de Vaca, desconocimiento de las huelgas y la indiferencia y pasividad ante los casi 5000 despidos obreros, por parte de las Secretarias de Trabajo local y Federal… ¿Qué más hace falta para ver de qué lado están?

Son luchas heroicas que llevan más de 70 días, surgidas desde las bases, rebasando a los charros sindicales vendidos. Se proponen una organización sindical independiente. Los obreros de Matamoros son una antorcha que marca el camino al resto de la clase obrera mexicana. Por eso es que la clase capitalista y los gobiernos que la sirven, incluido el gobierno que se dice de la “Cuarta Transformación”, quieren liquidar cuanto antes este movimiento que es una pesadilla para los dueños del poder y del dinero a ambos lados de la frontera con EU. Porque los obreros en su heroica lucha están señalando poco a poco cuál es la verdadera Transformación necesaria y cuál es el gobierno que México necesita.

Por todas estas razones, desde la CST de México y desde la LIT-CI, llamamos a todas las organizaciones nacionales e internacionales a redoblar la solidaridad moral, política y material con los obreros de Matamoros en este crítico momento. Repudiemos el cobarde asesinato de Patricio de La Cruz y la bestial represión de la policía estatal.

Lea también  Sobre los acontecimientos del 30 de abril en Venezuela

Exijamos al gobierno mexicano y a su presidente AMLO, que no siga su silencio cómplice, mientras intentan aplastar un movimiento genuino de una parte del pueblo que lo votó y confió en sus promesas.