Compartir

El gobierno no deja de robar nuestros salarios. Un nuevo tarifazo derrite nuestros ingresos como un cubito de hielo bajo el sol. Este nuevo año el gas, el agua el transporte y la luz, entre otros servicios vendrán con aumentos de hasta el 55%.

Por PSTU-Argentina

Como una burda provocación a todo el pueblo que sufre ya la miseria, Macri aumentó su salario y el de los ministros en un 25% y algunos llegarán a ganar cerca de los 300 mil pesos mensuales ¡Que caraduras! Mientras nos hablan de “déficit 0” y la pauta salarial del gobierno para el 2019 es del 23%. Solo los alimentos aumentaron el 64%

Plata para el FMI y los buitres financieros

El gobierno y las multinacionales nos quieren hacer creer que el aumento de las tarifas viene a “compensar a las empresas” por años de pérdidas y bajas tarifas. “Las tarifas baratas” eran ampliamente compensadas con los subsidios que el gobierno anterior pagó “religiosamente” a todas las empresas de servicios. Ninguna empresa se quedó en el país regalando gas, electricidad o transporte. Las empresas cuando no ganan, despiden o se van. No fue lo que pasó. “Se la llevaron en pala” y no invirtieron nada, por eso hay cortes de luz y malos servicios.

Lo que pasa es que ahora quieren que los subsidios los paguemos los trabajadores y los jubilados, con tarifas altas y malos servicios. Quieren que la Chevron en Vaca Muerta siga cobrando el barril de petróleo más alto que el precio internacional. Macri reduce los gastos del estado a costa nuestra.

Y la plata que no va a los subsidios es para pagar la impagable deuda que Macri se comprometió con el Fondo Monetario y para financiar los negocios de los amigos del poder. Negocio redondo para multinacionales y banqueros: todos cobran y el pueblo paga.

Mucha “conferencia” y poca lucha

La bronca explota por todos lados: en la fábrica, el transporte, el mercado…muchos compañeros están esperando qué “dicen esos” en alusión a los dirigentes sindicales y políticos. Pero “esos” dirigentes están a muy por detrás de la bronca y voluntad de lucha del pueblo trabajador. Hugo Yasky, Secretario General de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional por el FPV, hace días declaró que en este año electoral “no convenía hacer paros”. Los dirigentes de la CGT están borrados ante semejante ataque. Esta claro que a estos dirigentes lo que los mueve son sus propios intereses y su campaña electoral, no las necesidades de los trabajadores que crecen día a día.

Es por eso que lo que anuncia el Frente Sindical para el Modelo Nacional “con bombos y platillos” como plan de lucha, marchas de antorchas en 4 ciudades del país y acciones judiciales, parece una cargada a los millones indignados por los tarifazos que no sabemos cómo vamos a hacer para viajar y pagar los servicios.

Si bien es importante aprovechar toda movilización para organizar la bronca, así no llega a los talones de lo que necesitamos. Y menos abrir expectativas que esta Justicia patronal resuelva a favor de los trabajadores. Las movilizaciones y toda forma de manifestación si no es parte de un plan de lucha que se plantee un paro nacional para unificar todas las protestas, seguramente no podrá derrotar el tarifazo y el ajuste del gobierno.

Lea también  Daniel Ruiz: 11 meses preso por defender a los jubilados

Derrotemos todos juntos el tarifazo y el ajuste

Nuestra propuesta es que en cada lugar de trabajo, las organizaciones sociales, en los barrios, la juventud y todos los sectores “ajustados” debemos organizarnos, hacer asambleas, cacerolazos, ruidazos, marchas y manifestaciones contra el tarifazo y el ajuste para derrotarlo.

Los chalecos amarillos en Francia mostraron el camino para hacer retroceder las medidas de los gobiernos. Hay que endurecer las luchas y no hacer medidas para la postulación electoral de los dirigentes.

Debemos exigir a las centrales sindicales, organizaciones sociales y estudiantiles, un verdadero plan de lucha para unificar la pelea en todo el país.

Derrotar el ajuste y el tarifazo, en nuestra opinión, debe incluir: la exigencia de la apertura de los libros de contabilidad de las empresas, para saber sus costos y ganancias, la nacionalización de todas las empresas de servicios que están en manos privadas y ponerlas bajo el control de los trabajadores y usuarios. Inmediato ajuste de salarios de acuerdo a la inflación; reincorporación de los despedidos. Basta de despidos. Nacionalización de toda empresa que despida.

Una salida de fondo

Macri se tiene que ir ya. Luchemos por una Asamblea Nacional de Trabajadores para que gobierne con un Plan económico que rompa con el FMI, los buitres financieros, que suspenda el pago de la deuda pública a los usureros, y recupere una industria al servicio del desarrollo del pueblo trabajador, entre otras medidas para que la crisis la paguen los capitalistas, no el pueblo trabajador.