Compartir
Compañeras y compañeros:
La ofensiva represiva del gobierno de Macri, que frente al rechazo de cientos de miles a sus planes se profundizó, va claramente dirigida a quienes estamos en las calles defendiendo los derechos de todo el pueblo trabajador. Todos sufrimos los gases, golpes y detenciones en las últimas movilizaciones en las que participamos, así como también en los conflictos obreros que son reprimidos para garantizar los despidos y la ganancia empresaria.

Por PSTU
Mientras la justicia deja ir a Etchecolatz a su casa, muchos luchadores están viviendo la persecución judicial. Hay ya varios detenidos como los compañeros de la movilización del 14/12, César Arakaki del Partido Obrero, y otros presos politicos como Jones Huala o Milagro Sala, entre otros. Avanza en criminalizar y judicializar a los luchadores y las organizaciones tratando de intimidar, al extremo de acusar penalmente a diputados como Myriam Bregman, Nicolás del Caño o Mayra Mendoza y arman una persecución mediática, judicial y estigmatizante sobre Sebastián Romero.
El gobierno sabe que la unica manera de imponer sus medidas es derrotando la movilizacion de los trabajadores y el pueblo y a sus organizaciones. Por eso, este ataque no va solo contra tal o cual organización en particular, si no contra el conjunto de los trabajadores que pretenden enfrentar el ajuste. Es un intento de intimidar a las masas pobres y trabajadoras que siguen levantándose a lo largo y ancho del país. Es un ataque que cuenta con el silencio cómplice del triunvirato de la CGT, que debe romper ya el pacto con el gobierno y ponerse al frente de la lucha. 
Por eso, lo peor que podemos hacer es defender cada cual su propio caso, porque eso debilita la defensa del derecho a protestar y fortalece la estrategia del gobierno.
Son momentos de lucha que necesitan de la más amplia unidad y predisposición a los acuerdos comunes. Los organismos de DDHH, las CTA´s, CTEP, organizaciones sociales, sindicatos, partidos de izquierda, y quienes estén dispuestos a enfrentar el ajuste del gobierno y su ofensiva represiva deben ser parte de la lucha común. Por eso hacemos un llamado al conjunto de las organizaciones a unificar nuestras fuerzas y desarrollar una defensa común del conjunto de los perseguidos y por la libertad de los presos por luchar. 
Con la convicción de que actuando en forma unitaria podemos ganar, enviamos esta propuesta y nos ponemos a disposición de cualquier iniciativa unitaria y de lucha.
Lea también  Compañera “Loba” ¡Hasta el socialismo siempre!