Compartir

En una votación simbólica, los millares de manifestantes que se reunieron en el Valle de Anhangabaú, San Pablo, este 1 de Mayo, aprobaron la convocatoria hecha por las centrales sindicales sobre una Huelga General contra la reforma de la previsión, el 14 de junio.

Por: CSP-Conlutas

La orientación es que a partir de ahora la movilización comience a ser construida en las bases de los más diversos gremios para que el 14 de junio sean paralizados todos los lugares de trabajo, estudio, comercios, bancos y circulación de mercaderías.

Unidad histórica

El anuncio de huelga general fue el punto alto del acto histórico en San Pablo, convocado por las diez centrales sindicales este 1 de Mayo. Fue la primera vez que las entidades realizaron un acto conjunto en el Día Internacional de Lucha de los Trabajadores.

La manifestación contó con la participación de trabajadores de distintos gremios del Estado, que llegaron en caravanas desde las 9 de la mañana de este miércoles. Metalúrgicos, conductores, trabajadores de los Correos, bancarios, petroleros, químicos, profesores, empleados públicos, jubilados, trabajadores sin tierra y sin techo, eran algunos de los segmentos presentes.

El repudio y la denuncia de la Reforma de la Previsión y de los ataques del gobierno Bolsonaro marcaron las intervenciones de representantes de las centrales, movimientos y partidos políticos presentes.

“El Brasil parará en defensa del derecho a la jubilación. La única forma de impedir esa reforma es enfrentarla en las calles. Es huelga general”, destacó el presidente nacional de la CUT, Vagner Freitas.

Según Miguel Torres, presidente de la Força Sindical, el 1 de Mayo de este año representa un marco histórico. “Estamos defendiendo el país y la huelga general será la continuidad de esta lucha”, dijo.

Lea también  Sudaneses en lucha contra el régimen militar enfrentan desapariciones, violaciones y asesinatos

Luiz Carlos Prates, Mancha, habló en nombre de la CSP-Conlutas y comenzó recordando que el 1 de Mayo es un día de lucha de la clase trabajadora, y destacó movilizaciones como la huelga general realizada en el día de ayer (30/4) por los trabajadores argentinos, la lucha de los chalecos amarillos en Francia, e incluso la movilización de los metalúrgicos de la Ford y de los metroviarios de San Pablo que luchan por empleos y derechos.

“El gobierno Bolsonaro dice que el Brasil precisa de la reforma de la previsión. Ese es el mayor fake news. El país precisa que el gobierno cobre a los deudores del INSS [Instituto Nacional de Seguridad Social], pare de pagar la deuda pública y de entregar dinero a los banqueros. Ellos quieren acabar con la jubilación, con el futuro de nuestros hijos, para entregar dinero para los bancos. Por eso, afirmamos, no hay negociación con esa reforma. Precisamos ampliar nuestra movilización y derrotar esa reforma en su totalidad”, dijo.

Según Mancha, el día de hoy fue un importante paso para la construcción de la huelga general, pero la tarea es mayor a partir de ahora. Destacó que no puede haber retroceso. “Es preciso llevar la construcción de la huelga general a las bases, a los sindicatos y a los movimientos sociales, para organizar asambleas, recoger firmas contra la reforma, poner en nuestras manos la construcción de esa paralización del 14 de junio para que no haya retrocesos. Vamos a repetir la huelga del 28 de abril (2017) que no permitió pasar la reforma de Temer”, afirmó.

Las mujeres, que son uno de los segmentos más afectados por la reforma de la previsión de Bolsonaro, estaba con peso en la manifestación.

Lea también  En la muerte de un joven trabajador

Juntamente con mujeres de otras centrales sindicales en el palco, Marcela Azevedo, del Movimiento Mujeres en Lucha (afiliado a la CSP-Conlutas) hizo una intervención en el comienzo del acto.

“Nosotras estamos pagando con nuestras vidas la ganancia de los poderosos. Aumentó en todo el país el número de femicidios, de violaciones y de violencia doméstica. Somos la mayoría entre los desempleados. Es en ese contexto que Bolsonaro quiere imponer la reforma de la previsión, que es un brutal ataque más que en todos los aspectos va a afectar más duramente a las mujeres trabajadoras”, dijo.

“Podemos impedir esa reforma, Son tres años de huelgas internacionales de las mujeres el 8 de marzo y es esa fuerza que las mujeres traen a este 1 de Mayo y para construir la huelga general”, afirmó.

También hablaron representantes de las demás centrales: CGTB, CSB, CTB, Nova Central, Intersindical (Clase Trabajadora), Intersindical (Instrumento de Lucha y Organización), y UGT, además de los movimientos Frente Brasil Popular y Frente Pueblo Sin Miedo. PSTU, PSOL, PT, PCdoB, fueron algunos de los partidos que también hicieron intervenciones durante el acto.

La convocatoria de la huelga general para el 14 de junio se repitió en los actos realizados en los Estados y en varias ciudades del país.

Las centrales se reunirán el próximo 6 de mayo para avanzar en la organización del calendario de lucha contra la reforma de la previsión, que incluye antes del 14 de junio la huelga de los trabajadores de la Educación, el 15 de mayo, que será incorporado como un día nacional de lucha de todos los trabajadores, rumbo a la huelga general.

Lea también  Sevilla | basta de persecución a más jornaleros/as por parte del gobierno y el ministerio

Artículo publicado en www.pstu.org.br, 1 de mayo de 2019.

Lea también: Es posible derrotar la reforma de la previsión, pero las cúpulas de las centrales y los partidos de la oposición no pueden roer la cuerda. Disponible en: www.litci.org

Traducción: Natalia Estrada.