Compartir

Incluso después de la decisión de la mayoría de las centrales sindicales de levantar la Huelga Nacional convocada para este martes 5/12, sindicatos, federaciones y trabajadores de diversos rincones del país no retroceden y deciden mantener huelgas, paralizaciones y movilizaciones este día. En las bases sindicales en que las centrales optaron por levantarla, hubo la decisión de los trabajadores de mantener el día de lucha, incluso con críticas a la postura tomada por parte de esas direcciones.

Por: CSP-Conlutas

La CSP-Conlutas no fue consultada para tomar esta decisión y luego que supo de ella publicó una nota discordando de las otras centrales. “Esto ocurre exactamente en el momento en que el gobierno Temer está con dificultad para conseguir el número de votos necesarios para la aprobación del fin de la jubilación de los trabajadores brasileños. Ocurre en el momento en que en la base aumenta la disposición para realizar la Huelga Nacional y manifestaciones para derrotar definitivamente la Reforma de la Previsión. Este retroceso es un grave error, y ayuda al gobierno Temer. ¡No cuenta con el apoyo de la CSP-Conlutas!”, afirmaba la nota.

¡No hablan en nuestro nombre!

La Fasubra, que organiza a los técnicos administrativos de las universidades federales, también rechazó la nota de las centrales. “El Comando Nacional de Huelga (CNG) de la Fasubra Sindical viene a público para expresar su indignación y desacuerdo con esta decisión. Lo correcto es que las cúpulas de las centrales revean esta decisión y mantengan la huelga nacional (…). Hay muchos sindicatos y activistas que son de las bases de esas centrales y que no concuerdan con tal decisión; por eso nosotros, del Comando Nacional de Huelga de la Fasubra Sindical, integrado por trabajadoras y trabajadores de diferentes grupos políticos, somos solidarios a todos los que creen en la lucha y la unidad de la Clase Trabajadora y proponemos mantener las movilizaciones y el calendario de luchas contra las reformas y el gobierno Temer. Las cúpulas de las centrales, en este momento de deliberación específica, ¡no hablan en nuestro nombre!”, destacó la entidad, saludando a las Centrales que no acataron y firmaron la nota.

La Fenametro, Federación de los Metro-ferroviarios, también estuvo en desacuerdo con levantar la huelga. “Nos sumamos a aquellos que repudian esa decisión y proponemos que los actos sean realizados en todas las ciudades el día 5 de diciembre. Y más que eso, consideramos fundamental la realización de una huelga nacional aún antes de la votación de la reforma. Pero para eso es necesario que las Centrales y todo el movimiento sindical realmente se empeñen en su preparación”, puntuó la entidad.

La CNTE, Confederación Nacional de los Trabajadores en Educación, que es afiliada a la CUT, incluso con la orientación de levantar la huelga por parte de su central representativa, mantuvo la orientación para que sus bases realicen manifestaciones. “La Confederación Nacional de los Trabajadores en Educación (CNTE), representante de los/las trabajadores/as en educación, grandes perjudicados con la propuesta de la reforma previsional, orienta a sus entidades a mantener sus movilizaciones previstas el día 5 de diciembre. Incluso con la Nota de las Centrales y CUT, vamos a continuar la movilización, y presionar sobre los parlamentarios en sus oficinas políticas, casas, aeropuertos y en las calles donde residen. También, que se utilice esa fecha para fortalecer la concientización de la población sobre los prejuicios causados por la reforma de la previsión”, reforzó en nota.

El Sepe, sindicato de los profesores de Rio de Janeiro, cuya entidad es afiliada a la CUT, divulgó nota en la que contraría la orientación de su dirección nacional. “Se trata de un error histórico. En una coyuntura en la que el presidente tiene menos de 3% de aceptación, que el Congreso está comprobadamente envuelto en escándalos de corrupción, desmoralizados frente a la población, es papel de las direcciones impulsar las luchas, organizar comités de movilización en escuelas, fábricas, barrios y construir una gran Huelga General para derrotar a Temer y sus ataques. No tenemos dudas de que todos los esfuerzos del gobierno serán hechos para aprobar la Reforma de la Previsión”, destacó en nota.

En Maranhão, y en otros Estados, contrariando la orientación de las centrales nacionales, se mantuvo el acto y la orientación de la Huelga Nacional en el Estado. En nota titulada “No hay arreglo”, y firmada por las centrales CSP-Conlutas, CSB, CTB, CUT, Força Sindical, Nova Central Sindical, reforzaron el llamado para el día.

CSP-Conlutas refuerza llamado; ni un paso atrás

Bases de la CSP-Conlutas, como Andes-SN; Sinasefe, Sindicato Nacional de los Docentes de Universidades Federales; Aduneb, de profesores de Bahía; Movimiento S.O.S. Emprego, de Rio de Janeiro, siguen con la orientación de la Central de mantener la paralización este día.

El Sindicato de Metroviarios de Rio Grande do Sul también afiliado a la CSP-Conlutas repudió el levantamiento y siguió la orientación de la CSP-Conlutas. “El Sindimetro/RS no pacta con este levantamiento y apunta la necesidad de mantener la movilización, con fuerte presión en los diputados federales en sus bases y en el Congreso Nacional (…). Ahora no es hora de retroceder, toda vez que el retroceso del gobierno no es definitivo. Por lo tanto, la reforma puede ser puesta en votación aún en diciembre”.

La FNP, Federación Nacional de los Petroleros, repudió la decisión: “El conjunto de la clase trabajadora ya se preparaba para un enfrentamiento más contra el proyecto de reforma de la previsión del gobierno Temer. Con la dificultad del gobierno para conseguir votos, la ida a las calles tendría un efecto progresivo en la lucha contra las reformas del gobierno y en la concientización de la clase trabajadora”, apuntó la entidad. La Federación reforzó aún la orientación de mantener este día de lucha. “La categoría petrolera se encuentra en lucha en defensa del Acuerdo Colectivo de Trabajo que viene siendo atacado por la dirección de la Petrobras. (…) La dirección de la Federación Nacional de los Petroleros indica la mantención de la fecha como día nacional de movilizaciones para presionar a la Petrobras a presentar una propuesta de acuerdo que no quite derechos”.

No es hora de retroceder

El gobierno Temer promovió nuevas cenas para este fin de semana, para continuar consiguiendo votos para la aprobación de la Reforma de la Previsión; este miércoles se reunirá con integrantes del PSDB para intentar un acuerdo favorable para la aprobación de un ataque más. Hay informaciones ya divulgadas en la gran prensa que de conseguir el apoyo puede ponerla en votación el próximo 13 de diciembre.

Por eso, la CSP-Conlutas sigue la orientación de no retroceder, tampoco bajar la guardia para esa banda de corruptos que está queriendo ganar tiempo y desmovilizar al pueblo. En ese sentido, la clase trabajadora debe seguir en lucha y no dejarse engañar con un supuesto retroceso del gobierno Temer. Incluso sabiendo que la población reprueba la medida, no medirán esfuerzos para aprobarla. Solo en las calles y haciendo huelga será posible impedir esa reforma.

Traducción: Natalia Estrada.