Compartir

“Solidaridad Socialista será, al igual que Solidaridad[1], una expresión de todos los anhelos y voluntades de los trabajadores y de los sectores populares argentinos, en la búsqueda incesante para alcanzar mejores niveles de vida y de libertad humana. Que, para nosotros y para millones, sólo pueden alcanzarse a través del socialismo”.

Con estas palabras era lanzado, el 10 de noviembre de 1982, el primer número de Solidaridad Socialista, periódico del viejo Movimiento al Socialismo (MAS) argentino, que en su momento fue el partido más fuerte de la Liga Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (LIT-CI), fundada en el mismo año. La LIT-CI y el MAS, a su vez, hacían parte de la tradición de la corriente trotskista orientada por Nahuel Moreno y que este año cumple 70 años de existencia.

Con el fin de la guerra de las Malvinas se abrió una nueva situación política en el país, la cual rápidamente implicó la destrucción, determinada por la movilización revolucionaria del pueblo argentino, del sanguinario régimen dictatorial que estaba en el poder desde 1976.

En el terreno internacional, eran años marcados por el avance del proceso de revolución política en Polonia, cuya máxima expresión era la organización obrera Solidaridad; el impacto de la revolución centroamericana y el crecimiento de la opción por el “socialismo”, que se expresaba en el crecimiento de varios partidos socialdemócratas en Europa, especialmente con la victoria electoral del PSOE y de Felipe González en España.

El antiguo Partido Socialista de los Trabajadores (PST), que había luchado desde el primer día contra la dictadura militar, al precio de más de 100 camaradas muertos y desparecidos, salió de la clandestinidad con mucha autoridad política y moral, y se lanzó a disputar el espacio político abierto por la nueva situación.

Al calor de este proceso nace MAS. El primer número de Solidaridad Socialista ya anunciaba la osadía que caracterizaría a este partido: “El MAS propone abrir 200 locales en 200 días”.

Con enorme entusiasmo revolucionario, los cerca de 800 militantes del ex PST se lanzaron a construir el nuevo partido. En pocos meses sus filas se fueron fortaleciendo y el MAS se fue afianzando como una alternativa clasista, socialista y revolucionaria frente a los gobiernos neoliberales y entreguistas de Alfonsín y de Menem, y contra las direcciones burocráticas.

Con campaña contra el pago de la Deuda Externa, contra las iniciativas de absolución de los genocidas de la dictadura, participando de las luchas obreras y populares, y también presentando candidatos y un programa socialista en las elecciones, el MAS se transformó en el partido trotskista más grande del mundo, llegando a contar en sus filas entre siete y nueve mil militantes. Esto se reflejaba directamente en la venta de Solidaridad Socialista, con un promedio de 20.000 ejemplares semanales, alcanzando picos de 80.000 periódicos vendidos.

En 1992, no obstante, se produce en el MAS una primera división importante, que abre un proceso de profunda crisis política interna, que finalmente desembocó en la ruptura del MAS con la LIT-CI en 1997.

Con mucha satisfacción y orgullo, el Archivo León Trotsky pone a disposición de todos los militantes de la LIT-CI, de todas las organizaciones de izquierda y democráticas, y de intelectuales e investigadores interesados, toda la colección de Solidaridad Socialista, totalizando 571 periódicos publicados entre 1982 y 1998, completamente digitalizada y organizada cronológicamente. 

Estamos convencidos de la importancia histórica de esta colección, pues se trata de una pieza fundamental no sólo para comprender la historia de una experiencia singular de construcción de un fuerte partido revolucionario, sino también para analizar las causas de su posterior crisis y su destrucción en la década de 1990.

La historia del viejo MAS, independientemente de los balances históricos de su desarrollo y derrotero, está íntimamente ligada a una parte de la historia del movimiento obrero argentino y latinoamericano, en la cual sin dudas dejó marcas profundas en toda una generación de luchadores/as sociales. Está, además, intrínsecamente ligada a la historia del trotskismo mundial. Los invitamos a conocerla.

Visite el Archivo León Trotsky: https://www.archivoleontrotsky.org/revista.php?p=41]


[1] Nombre del anterior periódico de la corriente morenista en Argentina.