Compartir

Como destacamos en más de una oportunidad, Venezuela está inmersa en una terrible crisis económica, política y social. Y en este marco vamos a unas elecciones legislativas en las que el PSUV, el partido gobernante, junto con el Gran Polo Patriótico, no logran entusiasmar a su militancia.

Por: Víctor Quiroga

La situación de escasez, inflación, persecución y ataque a los derechos de los trabajadores y miseria han impulsado luchas y movilizaciones.

Los trabajadores y sectores campesinos y populares van abandonando al oficialismo. Y al PSUV que, con el discurso del “Socialismo del Siglo XXI” ataba a la mayoría de los trabajadores a los intereses de “empresarios socialistas y antiimperialistas”, era férreamente controlado por un acuerdo “cívico-militar”. Esta ruptura intenta ser capitalizado por la oposición burguesa, nucleada fundamentalmente por la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Una oposición que no tiene nada que ofrecer al pueblo trabajador, sino más ajustes y pérdida de conquistas. Ajustes similares a los que planea el propio gobierno de Nicolás Maduro.

El desencanto de millones de trabajadores abre la posibilidad de pelear por construir una verdadera alternativa a estas opciones patronales

En ese sentido, la UST de Venezuela llama a todos los dirigentes y luchadores a empezar a debatir un programa con propuestas para enfrentar el paquete de medidas que el gobierno está preparando contra muchas de las conquistas. Ese programa debe ser clasista y que impulse la movilización, como único camino para que se cumplan sus medidas; que tiene que partir de defender y mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias con un inmediato aumento de salarios ajustable al costo de la cesta básica y un control de precios llevado adelante por los propios trabajadores y sus organizaciones; que defienda los puestos de trabajo y la estabilidad laboral; un programa para defender el derecho a la protesta social, el derecho de huelga y la organización sindical sin injerencia del Estado (CNE, TSJ, etc.). Un programa para luchar por la suspensión del pago de la deuda externa, y una auditoría para conocer a los responsables de contraer las deudas y donde fueron a parar esos fondos como así también los dólares entregados a las empresas nacionales y multinacionales. Que plantee la nacionalización del 100% de todo el petróleo venezolano y terminar con las empresas mixtas. Por una reforma fiscal que haga recaer el costo del presupuesto nacional sobre las espaldas de los empresarios y no sobre el pueblo trabajador, como lo hace hoy con impuestos al consumo popular. Un programa que utilice el dinero destinado al pago de la deuda externa para la promoción de la producción industrial nacional, empezando por invertir en las industrias básicas y la producción agrícola y ganadera. Este programa u otro que podamos debatir solo podrá ser llevado adelante si nos movilizamos en forma independiente de los patrones. Nuestro objetivo es que luchemos por un gobierno de los trabajadores, los campesinos y los sectores populares, apoyados en sus organizaciones de lucha y democráticas, camino a construir un verdadero socialismo. Un socialismo obrero y popular, y no el cuento de que el socialismo se puede construir con “patrones patriotas” y explotadores.

Lea también  El gobierno de la Geringonça: austeridad y represión para los trabajadores, lucros para los patrones y las multinacionales

Aprovechemos las elecciones para impulsar la alternativa independiente

En estas elecciones del 6 de diciembre a la Asamblea Nacional, el Partido Socialismo y Libertad (PSL) propone candidatos independientes del PSUV y de la MUD, y un programa que a pesar de sus limitaciones de enfrentamiento al gobierno de Nicolás Maduro y de no plantear claramente la necesidad de un cambio de régimen social, es decir, la lucha por el socialismo como única salida, sí plantea, entre otras propuestas, que gobiernen los trabajadores, denuncia el ajuste y reclama apoyo a las luchas de los pueblos contra el imperialismo y las dictaduras.

Esas propuestas pueden facilitar la construcción de esta alternativa independiente que necesitamos los trabajadores. Por eso, desde la Unidad Socialista de los Trabajadores llamamos a apoyar las candidaturas independientes que se presentan con la tarjeta del PSL, como un paso en la construcción de una herramienta política de lucha de los trabajadores.

Artículo publicado en Correo Internacional n.° 14, diciembre de 2015.-