Compartir

Hemos recibido la invitación a una concentración en la Plaza Morelos, frente a la Defensoría del Pueblo para el día 4 de agosto, convocada por los integrantes de la Plataforma del Pueblo y el Chavismo Crítico (entre ellas, SINATRA-UCV, SIRTRASALUD – Distrito Capital, Marea Socialista, Partido Socialismo y Libertad (PSL), Batallón 17, Colectivo Cultural Toromayma, Frente Nacional Comunal Simón Bolívar (FNCSB) y el Programa «Tripalium, Memorias de la Clase»).
Desde ya saludamos la iniciativa de organizar una actividad por el derecho a la alimentación, la salud y un salario digno.

Sin duda nuestro pueblo está atravesando una de las peores crisis que se recuerde. Como bien señala la convocatoria: “Lo que vivimos actualmente, como pueblo trabajador, es hambre, angustia y desesperación ante la situación cada vez más crítica a la que nos tienen sometidos el gobierno y las cúpulas políticas y económicas de nuestro país.

La dificultad cada vez mayor en conseguir la comida y la especulación en los precios de los productos de primera necesidad convierten la vida cotidiana de los millones de venezolanos que vivimos de nuestros ínfimos ingresos en un verdadero calvario.”

También es bueno señalar, como ustedes lo hacen, que tanto adecos como copeyanos durante 40 años saquearon nuestra patria y que es cínico, de parte del gobierno echarles la culpa a los empresarios cuando es el gobierno quién junto con los empresarios está aplicando el paquete económico planificado junto al empresariado privado mediante el Consejo Nacional de Economía, con el empresario Miguel Pérez Abad a la cabeza.

Creemos también necesario señalar el rol de las multinacionales que durante años vienen saqueando nuestras riquezas petroleras sin ningún freno. Y que tanto multinacionales como empresarios “nacionales” como Lorenzo Mendoza, se han beneficiado de la “fiesta” del dólar barato, que les ha servido no para producir, sino para especular y engrosar sus cuentas bancarias en el extranjero.

Algunas dudas y diferencias
Pero debemos aclarar que ni la Chevrón, ni Lorenzo Mendoza dictan y firman los decretos sino que es Nicolás Maduro como Presidente del país quién lo hace. Igualmente es él, quien como jefe de Estado, no hace nada para evitar que empresarios locales y transnacionales actúen a sus anchas, fuguen las divisas asignadas, especulen, estafen al pueblo, despidan obreros y sobre todo exploten a los trabajadores. Por eso es el principal responsable de lo que sucede.

En este sentido ¿no les parece contradictorio, que luego de entre otros aspectos, señalar las responsabilidades del gobierno, se emplace a la Defensoría del Pueblo, una institución controlada por el mismo gobierno, partícipe de toda su política y dirigida por un militante del PSUV, partido de gobierno, para que “le exija al gobierno” el cumplimiento de la Constitución? ¿Esperamos que el Defensor del Pueblo exija un “golpe de timón”?

Lea también  ¡Unidad para derrotar a Bolsonaro ya!

La convocatoria denuncia muy bien una serie de atropellos e irregularidades como el problema del salario, la estafa de la fuga de capitales, la entrega del Arco Minero a las multinacionales, la situación de las empresas nacionalizadas y hoy desmanteladas, los CLAP y todas las maniobras con los alimentos que en gran medida son producto de la corrupción e inoperancia como en la Corporación Venezolana de Café, Industrias Diana, Lácteos Los Andes, entre otras y las maniobras especulativas de empresarios y comerciantes privados. A lo que a nuestro parecer habría que agregar la entrega de nuestro petróleo y gas al capital transnacional a través de las llamadas empresas mixtas, la venta de nuestro oro para cubrir el déficit y los pagos de deuda externa.

venezuela-hambre

Nosotros creemos que estas denuncias y atropellos deben tener una propuesta de programa para dotar a nuestro pueblo trabajador de una alternativa, una salida por la cual luchar. Es un punto de partida importante los 9 puntos publicados el 4 de julio pasado (entre los que se plantea: salarios, reforma agraria, contra la criminalización de la protesta y la defensa de las libertades democráticas, contra la entrega del Arco Minero, contra la fuga de capitales, la recisión de los contratos con las empresas mixtas en el sector petrolero, la suspensión del pago de la deuda externa, etc.) y nos parece, deberían estar en la concentración del 4 de agosto como forma de expresar, aunque sea un programa muy limitado, que hay una salida distinta de la que están imponiendo la MUD y el gobierno ante la brutal crisis.

Es necesario ampliar la convocatoria
Con ánimos de avanzar, les queremos plantear una serie de dudas y/o diferencias que se desprenden de esta convocatoria.

En primer lugar según la convocatoria lo que se propone es “agruparnos”, “salir a la calle” y formar un “gran Frente de Lucha, autónomo de las cúpulas del PSUV y la MUD que se movilice organizadamente en las calles del país, en las comunidades, en nuestros sitios de trabajo y estudio, CONTRA EL PAQUETAZO DE AJUSTE QUE APLICAN EL GOBIERNO EN ACUERDO CON EL SECTOR PRIVADO!

Es evidente que las organizaciones que componen por el momento la Plataforma, son pequeñas en relación a la tarea propuesta. El llamado tal como se expresa en el texto de la convocatoria “…es a todos los activistas populares de nuestras comunidades urbanas, a los dirigentes campesinos, a los activistas y luchadores obreros, a los indígenas, a los estudiantes y jóvenes luchadores comprometidos con el pueblo…”

Nosotros creemos que tal llamado se debe extender y ser dirigido también a las Centrales y Sindicatos existentes (como la UNETE, la CTV, Federaciones como la de los trabajadores eléctricos, empleados públicos y profesores universitarios) exigiéndoles pronunciarse a favor de enfrentar el paquetazo de ajuste y comprometerlos a un Plan de lucha.

Lea también  La lucha por libertades democráticas, frentes y unidad de acción

Muchos de estos dirigentes, a veces, se llenan la boca de “revolución” pero a la hora de luchar miran para otro lado. Pero hay también muchos sindicatos de base que en varias ocasiones han impulsado luchas y deberían ser convocados. En nuestra opinión este Frente de Lucha debería ser lo más amplio posible, porque de lo que se trata es de derrotar la política del gobierno y los empresarios. Y eso será posible si logramos unir a los trabajadores con un claro programa. Nos parece que en ese sentido la convocatoria es muy limitada.

Opinamos que este frente de lucha no debe estar subordinado a “construir una alternativa política a la polarización burguesa y burocrática encarnada por el gobierno del PSUV y la MUD!” No porque no consideremos necesario construir una alternativa política. Al contrario pensamos que es imprescindible. Pero pensamos que ese es un debate que debemos hacer con más calma y con un programa y objetivos claros.

Debemos pronunciarnos por la salida del gobierno y enfrentar a la MUD
En el país se está debatiendo la continuidad o no del actual gobierno, responsable de todo lo que se dice en la convocatoria: ¿no debería la Plataforma fijar posición desde la clase obrera y los sectores populares acerca de este punto? Es decir, expresar claramente ¿Si está por la salida de Maduro o no?

Este no es un problema menor, máxime si se tiene en cuenta que más de la mitad de los trabajadores y sectores populares y amplios sectores de la población quieren que el gobierno se vaya. Más del 90% opina que la situación es muy mala y casi el 80% culpa al gobierno ¿No es necesario para que el programa de 9 puntos pueda empezar a implementarse, salir de este gobierno impulsando uno de trabajadores, campesinos y los sectores populares?

Opinamos que no hay forma de construir una alternativa a la polarización entre la MUD y el gobierno si no decimos claramente que el gobierno se tiene que ir mediante nuestra movilización y lucha y que enfrentamos decididamente el proyecto político y económico de la MUD mientras esta negocia por abajo la mesa y profundiza la polarización.

El “diálogo” es una trampa para los trabajadores
Por otra parte debemos denunciar que el “diálogo” impulsado desde distintos sectores (OEA, Iglesia, UNASUR, etc.) y la cacareada “unidad” nacional tienen por objetivo profundizar el ajuste para que sigamos siendo los trabajadores quienes paguemos los platos rotos. Las propuestas de “dialogo” se encaminan a lograr un gobierno de “consenso” “fuerte”, avalado por los distintos sectores patronales, bajo el paraguas de los “facilitadores” internacionales como el ex presidente español Rodríguez Zapatero para salir de la crisis política aplicando y profundizando un ajuste aún más brutal contra el pueblo trabajador.

Lea también  Más de 49.000 trabajadores de la GM hacen huelga en los Estados Unidos

Compañeros, durante muchos años los trabajadores que salían a luchar debían enfrentar a “ciegas” a los enemigos. Se denunciaba al imperialismo sin tomar medidas concretas contra las multinacionales que se robaban y aún se roban nuestras riquezas, a la “derecha” y la “burguesía” mientras estos hacían negocios con el estado y recibían dólares baratos para especular y alimentaban una burocracia estatal corrupta. Hoy cuando los trabajadores desencantados buscan alternativas consideramos pertinente hacerle a la clase trabajadora propuestas claras para poder luchar sin vendas en los ojos y con un horizonte claro.

En nuestra opinión en Venezuela es necesario que los trabajadores tomen en sus manos los destinos del país y lleven adelante una revolución socialista, es decir, pongan al servicio del pueblo las principales empresas, campos e industrias para satisfacer sus necesidades. Esto no lo harán ningún sector burgués “nacional” ni los burócratas corruptos del Estado.

Desde la UST acompañaremos las iniciativas de lucha que en forma independiente de la burguesía se planteen. Señalamos nuestras propuestas, diferencias y los acuerdos para poder avanzar en la constitución de una herramienta política de lucha de los trabajadores para que sean estos los que con un claro programa dirijan los destinos del país.

Unidad Socialista de los Trabajadores – UST. Liga Internacional de los Trabajadores – LITCI

ust-ve.blogspot

ustlitci@gmail.com