Compartir
¡Conquistemos las plazas y calles juntos! ¡Derroquemos el dictador! ¡Huelga general ya!

Nuestra resistencia ha ganado una nueva dimensión tras los ataques llevados a cabo por la dictadura del AKP en la mañana de 11 de junio en la Plaza Taksim. Pese a las promesas de que “la policía no atacaría”, centenares de manifestantes resultaron heridos tras el uso de gas lacrimógeno por parte de la policía. Otros tantos han sido detenidos. Algunos de los heridos corren riesgo de vida…


No obstante, nuestro movimiento, que se ha convertido en una insurrección abierta contra la dictadura del AKP, no ha bajado la guardia. La resistencia se ha prolongado por todo el día y ha seguido durante la noche con apoyo masivo en Estambul y otras ciudades turcas. En muchas partes de Estambul el tránsito ha sido cortado por miles de personas. Primero en Izmir y Ankara, pero hubo manifestaciones en muchas otras ciudades, incluso en poblaciones más pequeñas.

Por otro lado, aún por la noche, la policía lanzó gas venenoso y agua una vez más. Han logrado dispersar las barricadas, pero no las masas. Pese al hecho de que hayan destruido y quemado las tiendas de la resistencia en el Parque Gezi, las mismas se han reconstruido en la mañana siguiente. La resistencia sigue de pie.

Hasta que las condiciones presentadas por la resistencia de Taksim sean acatadas por el Gobierno seguiremos resistiendo calle a calle. Nos gustaría comentar algunas cuestiones que nos parecen importantes para el seguimiento de la lucha.

1.                  El Gobierno es incapaz frente a la resistencia. El AKP, que no se ha retractado hasta ahora, ha propuesto un referéndum. Las masas que no confían en el Gobierno están en las calles y la policía les está atacando violentamente; el AKP quiere ganar tiempo con el referéndum. Mientras hay miles de heridos, tres muertos y innumerables compañeros que corren riesgo de vida, no aceptaremos un referéndum y “nos olvidaremos de todo lo que ha pasado”. El Gobierno aceptará nuestras demandas y pagará por sus actos.

2.                  La resistencia está todavía desorganizada. Taksim es extremadamente organizada a la hora de solventar las necesidades de alimentos, alojamiento, así como de poner en marcha enfermerías para los heridos y de distribuir máscaras de gas, pero eso no nos puede confundir. Un organismo de autodefensa común debe ser creado para apoyar la resistencia a la hora de reorganizar las protestas cuando dispersadas y para no caer en provocaciones. De esta forma los métodos utilizados para amenazar las masas serán neutralizados.

3.                  La clase obrera debe participar con todo en la resistencia. Es cierto que muchos trabajadores están participando en las protestas en sus distritos y saliendo a la calle a las 21.00 horas cada noche con sus cacerolas. Sin embargo, son pocos los trabajadores en el campo de la producción que participan en estas acciones. La resistencia ha recibido el apoyo de KESK y DISK, pero TÜRK-IS la está ignorando. TÜRK-IS hace lo mismo que la Plataforma de Colaboración Sindical: declara simpatía a la resistencia, pero no hace nada concreto para apoyarla. Todos los sindicatos deben convocar una Huelga General. Para la construcción de la huelga, hay que presionar de todas formas la dirección de TÜRK-IS.

4.                  Una lucha efectiva debe ser llevada a cabo contra el nacionalismo. El último fin-de-semana, unos 20 provocadores -infiltrados en la Plaza Taksim por el Gobierno- provocaron los activistas en contra de los curdos e intentaron iniciar enfrentamientos. La intervención de nuestra organización y otros grupos se dio en el sentido de impedir que las provocaciones fueran en aumento. Cualquier comportamiento que divida nuestras fuerzas dará más poder al Gobierno. Se hace esencial concentrarnos en las demandas. Todos involucrados en la resistencia deben actuar con responsabilidad.

5.                  Asimismo, grupos islámicos anticapitalistas y revolucionarios están secundando las protestas. Estos grupos son nuestros amigos. Han dado una bofetada en el Gobierno con sus cultos religiosos en la Plaza Taksim. Tayyip Erdogan sigue intentando manipular el sentimiento religioso de las personas. La policía ha demostrado quién está realmente atacando los islámicos con la destrucción de la mezquita que se había erguido en la Plaza. No toleraremos ninguna discriminación a los grupos islámicos involucrados en la resistencia. Reiteramos nuestro llamamiento a que todos actúen con responsabilidad.

6.                  Nuestra resistencia debe definir una hoja de ruta, en vez de votar directrices cada día. Hasta que se adopten las condiciones presentadas debemos defender con todas nuestras fuerzas la Plaza Taksim en Estambul.  Por otro lado, aquellos que no pueden venir a la Plaza deben difundir la resistencia en sus barrios y calles. Acciones de solidaridad deben ser organizadas en otras ciudades. El Gobierno realizará hasta finales de la semana que viene actos políticos en Ankara y Estambul utilizando el aparato y recursos del Estado. Nuestra resistencia en ambos días, así como en los días del 43o aniversario de la gran resistencia obrera de 15 y 16 de junio, debe ser masiva y reunir a decenas de miles en las principales plazas del país. Debemos tomar las plazas de todo el país. Debemos mostrar al partido del Gobierno y a todo el mundo la fuerza de nuestra resistencia. Llamamos a los apoyadores y simpatizantes del Movimiento RED a participar en las barricadas y manifestaciones.

7.                  El Gobierno del AKP, con el objetivo de deslegitimar la resistencia, afirma que la misma es organizada por los EEUU e Israel. Ni siquiera un niño creería en tamaña demagogia. Es el AKP quien ha caminado de la mano de los imperialistas y sionistas hasta el día de hoy. La explosión de furia en Taksim, que se ha extendido como un reguero de pólvora por todo el país, es consecuencia de la política represiva y arrogante del AKP. Políticas que van en contra de los intereses de los trabajadores. Hasta el momento, los revolucionarios de Turquía están llevando a cabo una lucha increíble contra el sionismo y el imperialismo. Nadie va a tragar las mentiras del Gobierno. Además, nuestra resistencia no llevará solo a la aceptación de nuestras demandas, sino a la derrocada del Gobierno del AKP. Una de las consignas más coreadas en las manifestaciones es Erdogan demisión. Nosotros también defendemos esta consigna. El Gobierno debe renunciar. La alternativa debe ser construida en las calles.

8.                  Desde el primer día del levantamiento nuestros compañeros y apoyadores han estado en la línea de frente de las barricadas. En este exhaustivo proceso algunos compañeros han resultado heridos, envenenados con gas, golpeados, atacados con cañones de agua, pero no hemos retrocedido en ningún momento. Somos determinados. Venceremos y no desistiremos de la batalla. Juntase a nosotros! Conquistemos las plazas y calles juntos! Derroquemos el dictador! Construyamos el futuro juntos!

¡Barricadas! ¡Huelga! ¡Revolución!

Estambul, 13 de Junio de 2013
Lea también  Alianza Putin-Assad sufre derrota militar y política en Idlib, Siria