Compartir

Apenas se dio a conocer sobre el Proyecto de Ley que modificaría los actuales beneficios con que cuentan las mujeres para poder ejercer la maternidad, el grito de protesta de los empleadores especialmente del sector privado no se hizo esperar, amenazando incluso que de concretarse habrían despidos masivos o la reticencia de las empresas para la contratación de personal femenino.

Por: PT – Paraguay

Y a pesar de no sorprender, un sector de la dirigencia sindical burocratizada y podrida, también ve inviable el proyecto, afirmando “No es un tema a ser tratado solamente en función a lo que se quiere conseguir, porque lo que se quiere conseguir genera a una serie de costos…”  (Miguel Zayas, CNT). Con esta opinión no solo aflora su falta de clasismo sino también su machismo.

El Proyecto Ley lleva por título «Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Materna», presentada por el propio Ministro de Salud, Dr. Antonio Barrios. El espíritu de la ley es fomentar la lactancia, amplia las licencias actuales, con un agregado interesante cual es el permiso también del padre. Fundamentan la misma en lo planteado por la OMS de que la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Recomienda además que debe ser exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces y el mantenimiento de hasta los 2 años o más.

La legislación vigente otorga 12 semanas de licencia por maternidad, asimismo que mujeres trabajadoras que amamantan cuentan con media hora por día a ser utilizadas tanto para la llegada al trabajo como para la salida del mismo. También prevé que todo establecimiento con más de 50 trabajadores/as debe contar con lugares preparados para el albergue y cuidado de las y los niños.

Lea también  Paraguay | #12S Libertad inmediata para Daniel Ruiz

El hecho de contar con una legislación no garantiza que esas conquistas se respeten. Por un lado, el IPS paga solamente por 63 días y el 50% del salario a las mujeres con licencia por maternidad, lo que en la práctica baja a dos meses la licencia que debería ser de 3 meses. Por otro lado, el Estado incumple con la ley, ya que existen trabajadoras, especialmente las contratadas, a quienes se les niega usufructuar esta licencia, so pena de ser despedidas. Además, son contadas las Instituciones públicas que tienen centros de protección para niño/as.

De acuerdo a la OIT uno de los derechos laborales que ha mejorado la calidad de vida de las mujeres trabajadoras es la licencia por maternidad, la cual se ha instalado en todo el mundo siendo los europeos quienes más días conceden hasta 2 años incluso. En el caso de los países latinoamericanos tienen una política intermedia, alejándose enormemente de los otros, siendo Paraguay uno de los más atrasados, donde incluso el pago es reducido o la trabajadora es despedida.

Esta sociedad machista y patriarcal, donde las mujeres somos vistas como simples reproductoras, con el agravante de vivir en un sistema capitalista, hace que debamos de asumir roles implantados desde nuestra misma concepción, negándonos en contrapartida las condiciones mínimas si quiera para poder ejercer tan “noble” tarea. Es más, cuando se refieren a las licencias por maternidad, no se piensa en el “bienestar” de las mujeres, sino de que las y los niños sean “bien criados” para los esclavos del futuro. No obstante, este proyecto de ley denota un avance para que quienes decidan optar por la maternidad puedan hacerlo en condiciones mínimas.

Lea también  Gobierno de Bolsonaro pretendía robar energía de Itaipú

La opresión especial de las mujeres se ha originado en la sociedad de clases y solo podrá ser arrancada de raíz mediante la destrucción de este sistema capitalista, sin dejar de mencionar que el ingreso de las mujeres al mundo del trabajo les ha dado cierto poder social no solo para su emancipación sino también para que junto a los hombres puedan llegar a cambiar este sistema social, económico y político.

Los empresarios deciden 

En fecha 10 de setiembre, el Senado aprobó con modificaciones el referido Proyecto de Ley, alterando todo posible avance hacia una conquista en favor de la lactancia materna y licencias por maternidad y paternidad, a pedido de los empresarios. La Propuesta de Ley se remitió nuevamente a la Cámara de Diputados.

Desde el PT exhortamos a las instituciones tanto legislativas como ejecutivas a cumplir con sus obligaciones de garantizar no solo la vida, sino también la maternidad y paternidad responsables, la lactancia y el respeto a los derechos de la mujer trabajadora y madre.