Compartir

El próximo 28 de abril vamos a parar Brasil contra la reforma de la previsión, la laboral y las tercerizaciones. En la medida en que avanza la movilización de la clase trabajadora contra la reforma de la previsión, más el gobierno Temer ve amenazada su pretensión de aprobarla en los próximos meses.

Por: PSTU – Brasil

La propaganda masiva que el gobierno viene haciendo, con derecho a terrorismo implícito, con ayuda de los medios burgueses, no ha surtido el efecto deseado.

Una relevamiento del Estadão muestra que 256 de los 513 diputados son contrarios a la reforma. La mayoría de ellos, 60%, de la propia base aliada del gobierno. Hoy por hoy, la reforma no pasa en el Congreso, pues son necesarios 308 votos para su aprobación. La “infidelidad” de los diputados, temerosos de la reacción del electorado, alcanza al propio PMDB y al PSDB.

Al mismo tiempo, la ruptura del ex presidente del Senado y líder de la banca del PMDB en el Senado, Renan Calheiros (PMDB-Alagoas) con Temer, con vistas al embarque de una futura candidatura Lula, y el anuncio de la salida del PTN (Podemos) de la base del gobierno, dificultan aún más las negociaciones alrededor de las reformas.

Acorralado, Temer anunció que “autorizó” al relator de la reforma de la previsión, diputado Arthur Maia (PPS-Bahia), a negociar modificaciones en torno a cinco temas: Beneficio de Prestación Continuada (beneficio pago a ancianos y personas con deficiencia, de baja renta), jubilación rural, pensiones y jubilaciones especiales de profesores y policías, y la regla de transición. Temer apunta aún a retroceder en la equiparación de la edad de jubilación entre hombres y mujeres.

El retroceso muestra que el gobierno sintió las movilizaciones del último día 15 de marzo, y teme lo que puede ocurrir el 28 de abril, fecha en que las centrales [sindicales] convocan un día de huelga general. Muestra aún que el gobierno viene perdiendo el debate en torno a la reforma entre la población. Un gobierno envuelto hasta el cuello en corrupción, con la lista investigada [1] en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y con un índice de aprobación debajo de 10%, no tiene ninguna legitimidad para proponer cualquier ataque a los derechos.

¡Abajo la reforma de la previsión, no a las enmiendas!

Este retroceso del gobierno y el hecho de que, hoy por hoy, la reforma no pasa en el Congreso Nacional, muestran que sí es posible derrotarla. No tiene sentido, así, proponer “enmiendas” que la hagan “menos mala”, como las presentadas por el diputado Paulinho, de la Fuerza Sindical (SD-San Pablo). Incluso esas enmiendas representan un duro ataque a la jubilación.

Al mismo tiempo, esta está lejos de ser una batalla ganada. El gobierno Temer va a realizar una brutal contraofensiva para aprobar esa medida, que representa simplemente su compromiso máximo con los banqueros. Va a abrir la canilla para irrigar enmiendas, distribuir ministerios y utilizar todo el arsenal político de que dispone. Y tiene a su lado a los banqueros, el conjunto de la gran prensa y la Justicia.

El 28 de abril, en este contexto, gana aún más importancia. Es necesario construir por abajo un gran día de huelga general, construir Comités contra la reforma en los barrios, fábricas, universidades, y exigir de las direcciones de las centrales sindicales que se nieguen a negociar cualquier enmienda.

[1] Lista investigada se refiere a la lista completa Dilma-Temer presentada (y ganadora) en las elecciones de 2015, que llevó a Temer a la vicepresidencia del país y, luego del impeachment de Dilma, lo elevó a presidente [N., de T.].

Traducción: Natalia Estrada.