Compartir

Quien defiende la educación es quien necesita, no quien quiere recortar gastos de las áreas sociales por 20 años.

Por: Israel Luz y Julio Anselmo, de la Juventud del PSTU-B

La primera impresión es que casi no faltan más escuelas y universidades para ser tomadas en el país. Obviamente eso no es así. Pero, la fuerza de la lucha de los estudiantes es impresionante. Vivimos la mayor movilización nacional del movimiento estudiantil de los últimos 25 años.

Los secundarios toman el frente

La primera ola de ocupaciones de escuelas, a finales de 2015, ocurrió en Goiás y en San Pablo, donde la lucha fue contra el proyecto de reorganización escolar de Geraldo Alckmin (PSDB). En la práctica, la propuesta era cerrar y, así, hacer el ajuste fiscal. El secretario de educación cayó, y el gobierno fue derrotado. Ya en el primer semestre de 2016, la lucha migró a otros Estados: Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y Ceará fueron los destacados. En este segundo momento, el movimiento también enfrentó los ataques de los gobiernos del PSDB, del PMDB y del PT y, como antes, los secundarios pusieron contra la pared a toda esa pandilla. Al frente de la lucha, se destacan mujeres, negros, negras y LGBTs, muchas veces habitante de las periferias, que están cansados de no ser oídos porlos políticos.

Brasil ocupado

En esta ocasión, Paraná está en el centro de las atenciones. De las 1.197 ocupaciones en el país, 843 escuelas estaduales y cinco institutos federales, son paranenses, además de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). El movimiento es más amplio de lo que fue antes. Para tenerse una idea, entre los 26 estados brasileños, existen noticias de ocupaciones en 21. Es de hacer notar, incluso, que la lucha no se restringe a los grandes centros urbanos y capitales. Además, junto a las escuelas estaduales, entraron en la lucha los estudiantes de los institutos federales, y hay 123 universidades con ocupaciones de predios. La radicalización en las formas de lucha y las ocupaciones de universidades y escuelas cuestionan a quienes controlan esas instituciones: ¿estudiantes y trabajadores o rectores y direcciones?, casi siempre correas de transmisión directa de los intereses de los gobiernos.

Lea también  Contra los ataques de Piñera y Alessandri: Juventud al frente

Como siempre… los gobiernos responden con represión

Los poderosos, mandados por los ricos, no quieren resolver los problemas que afligen a estudiantes, trabajadores de la educación y sus familias. Temer y Mendonça Bezerra Hijo, ministro de Educación, y la prensa fingen que no ocurre nada en las escuelas y en las universidades del país. El Ministerio de Educación sacó una nota afirmando que el ENEM (Examen Nacional de Enseñanza Media) sería cancelado, en caso que las ocupaciones no acabasen. Es un intento de poner a la población contra la lucha. Pero, la responsabilidad por la realización de la prueba es del gobierno, no de los estudiantes. Quien defiende la educación es quien ocupa, no quien quiere recortar gastos de las áreas sociales por 20 años.

Gobernador playboy llama a su cuadrilla

En los estados crece el número de casos de represión a los luchadores. Beto Richa (PSDB), gobernador playboy de Paraná, ha atacado las ocupaciones e intento hasta utilizar la lamentable muerte de un muchacho en una escuela para atacar al movimiento. Además de usar al Poder Judicial y a la PM, el tucán ganó el apoyo de sus amigos playboys del Movimiento Brasil Libre (MBL), que vienen usado violencia para intentar desocupar las escuelas. Para ellos es así: defender la educación pública no puede, pero amenazar estudiantes adolescentes, está bien. Así y todo, la política del miedo no surtió el efecto esperado y las ocupaciones continúan.

SP: ni disparos, cachiporras y bombas dispersan la lucha

Existen noticias, en otros lugares, de persecución policial a los secundaristas. En Sao Paulo, la PM ya desocupó varias escuelas sin mandato de reintegración de posesión, algo ilegal. Hace pocos días, hasta una ronda de debate, sobre la reforma de la enseñanza media y el PEC 241, en la zona oeste de la ciudad, fue dispersada por la PM. Eso no saca a los estudiantes de la disposición de luchar, pero apunta a la necesidad urgente del movimiento para discutir formas de autodefensa.

Lea también  ¡Por la vida de las mujeres y el derecho de decidir el momento de ser madre! ¡No a la PEC 29/2015!

Traducción: Laura Sánchez.