Compartir

Renan Calheiros, presidente del Senado, anunció en plenario la llegada de la PEC 241 aprobada por la Cámara, que va a tramitar en el Senado como PEC 55. La votación en primer turno está prevista para el 28 de noviembre y, en segundo turno, para el 13 de diciembre.

Por: Opinião Socialista

Esa PEC [Propuesta de Enmienda Constitucional] representa un enorme ataque a los derechos de los trabajadores y de la juventud al congelar los gastos públicos por los próximos 20 años. Además, está en discusión en el Congreso el PL 257 [Proyecto de Ley], encaminado por Dilma, la reforma de la enseñanza media [secundaria] y están siendo preparadas las reformas de la previsión y la laboral.

Los trabajadores y la juventud no aceptan pagar por la crisis y pueden impedir esos ataques. Es hora de construir la huelga general como propone la CSP-Conlutas.

La disposición de lucha es grande, basta ver las ocupaciones de escuelas e innumerables movilizaciones que ocurren por todo el país.

También las elecciones demostraron una enorme insatisfacción con los políticos, con el PT y con todo el sistema político a través del alto índice de abstenciones, votos nulos y blancos.

Pero es preciso canalizar esa insatisfacción expresada en las urnas para la lucha, para que esa protesta no se pierda.

Nuestra lucha es en las calles, en las fábricas, en las escuelas, en las huelgas, en la construcción de la huelga general. Ese es el terreno de los trabajadores, de las verdaderas transformaciones sociales.

Los prefectos electos se beneficiaron de la caída de la votación con el alto índice de “voto en nadie” y del voto castigo al PT, pero tendrán que enfrentar el pueblo trabajar para aplicar un programa que los llevó a romper con el PT.

Lea también  Brasil: centrales sindicales anuncian huelga general para el 14 de junio

Es preciso apoyar esta disposición de lucha, pero también canalizar la insatisfacción expresada en las urnas para hacer avanzar la organización y la unificación de las luchas rumbo a la huelga general para impedir las reformas.

Vamos a unir a toda la clase trabajadora en la Jornada de Luchas convocada por las centrales sindicales y construir un gran Día Nacional de Paralizaciones el 25 de noviembre, para derrotar la reforma de la previsión, la laboral, la PEC, y defender nuestros derechos, empleo, salud, educación y vivienda.

Las centrales sindicales tienen que poner toda su fuerza al servicio de la movilización y de la organización de los trabajadores. Es necesario luchar, es posible vencer. Para eso, no se puede vacilar, el momento es de unidad y lucha.

En ese proceso, es muy importante avanzar, también, en la construcción de una alternativa obrera y socialista que presente un programa y una salida de los trabajadores a la crisis.

Es necesario avanzar en las construcción de nuevos organismos de los trabajadores, como los Consejos Populares, que organicen la lucha de los de abajo y creen alternativas a este sistema y régimen que solo sirven a banqueros y grandes empresarios.

La lucha de los trabajadores y de la juventud está apenas comenzando.

Traducción: Natalia Estrada.

Editorial de Opinião Socialista n.° 528, 2 de noviembre de 2016.-