Compartir

Presidente Dilma entrega el Ministerio de la Salud por algunos votos más en el Congreso Nacional.

Por: Redacción Opinión Socialista – PSTU

Dilma fue de compras. ¿Y qué precisa? Votos y apoyo en el Congreso Nacional, tanto para aprobar el ajuste fiscal y trabar medidas como el reajuste de los servidores del Poder Judicial como para frenar los pedidos de impeachment que están en la mesa del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha (PMDB-Rio de Janeiro). ¿Y qué tiene para ofrecer? Ministerios y cargos que involucran dinero. Mucho dinero.

Para tener el apoyo del PMDB, mantenerse en el cargo y, al mismo tiempo, aprobar el ajuste fiscal para los banqueros, Dilma entregó los principales ministerios para el partido de Cunha, incluyendo el Ministerio de la Salud. Sector este que, incluso con todos los cortes, cuenta con el mayor presupuesto de todos. Son R$ 121.000 millones para que los políticos de PMDB se entusiasmen. O sea, a cambio de apoyo en el Congreso, Dilma entregó la Salud y otras carteras para notorios corruptos.

Repartiendo en pan

Ese fue el sentido de tal reforma ministerial hecha por la Presidente. El PMDB es un gran “partido de alquiler”[1], que reúne a varios grupos que son verdaderas mafias. Así, en esa ida “a la feria” de Dilma, ella negoció con todo el mundo y loteó el gobierno.

Salud queda con Marcelo Castro (PMDB-Estado de Piauí), del grupo de Leonardo Piciani (PMDB-Río de Janeiro), quien comanda el llamado bajo clero del partido, formado por aquellos diputados que quedan en sordina [sin hacer mucho ruido para no llamar la atención], solo esperando que caiga alguna migaja para devorarla.

Lea también  Compra de diputados: Bolsonaro saca R$ 1.000 millones de la Educación por reforma de la Previsión

Ya Eduardo Cunha, que acabó de ser denunciado por la Justicia suiza por tener cuentas en aquel país, ganó de presente un ministerio más.

La Presidente indicó para Ciencia y Tecnología el nombre de Celso Pansera (PMDB-Rio de Janeiro), llamado por la propia prensa de “pau mandado” [empleado a sueldo para negocios poco claros o intimidaciones, N. de T.] de Cunha. ¿Sabe lo que hizo para merecer ese apodo? Cuando Cunha fue denunciado por el “doleiro” [que hace operaciones irregulares en el mercado paralelo, con dólares, N. de T.] Alberto Youssef y su abogada, el diputado, además, fue acusado de amenazar a aquellos que denunciasen a Cunha. ¿Eso es o no cosa de bandido y mafioso?

El papel de Lula

Con la desmoronamiento de la gestión de Dilma, Lula intenta, frente a las cámaras, despegarse del gobierno. Criticó el ajuste fiscal y los cortes, con el objetivo de “ubicarse” en la disputa electoral de 2018 o antes si fuera necesario.

No obstante, el ex presidente fue el “operador político” de la mesa de negocios de esta reforma ministerial y trabaja para salvar el gobierno Dilma. Todo eso para que el gobierno continúe imponiendo el ajuste fiscal y atacando nuestros derechos.

Construir en la lucha una alternativa clasista

El gobierno Dilma traicionó a los trabajadores, atacó derechos e impone un ajuste fiscal sin precedentes. Ahora, acorralada por una crisis política causada por el desgaste de sus propias decisiones, como la de arrojar el costo de la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y de la mayoría de la población, rifa ministerios importantes al sector más corrupto del Congreso.

Lea también  Portugal | Balance de cuatro años de Geringonça

La única salida para la clase trabajadora es ir a las calles para enfrentar, desde abajo, a este gobierno. Y, junto con eso, derrotar también las alternativas de la burguesía que se candidatean para tomar el lugar de Dilma, como el corrupto Eduardo Cunha y el también corrupto Aécio Neves.

Es hora de salir a las calles y, a ejemplo de lo que fue el acto del día 18 de setiembre en San Pablo, fortalecer una alternativa de los trabajadores a la crisis, contra este gobierno y también contra Cunha, el PMDB y el PSDB.

Ese es el sentido del “Octubre de Lucha”, aprobado en el Encuentro de los Trabajadores y las Trabajadoras, el 19 de setiembre, que reunió a 1.200 personas, además de 140 entidades sindicales y de los movimientos sociales. El objetivo es dar continuidad a la marcha del 18/9, haciendo grandes manifestaciones en los Estados. Ya se están realizando plenarios en varias regiones. Cuando cerrábamos esta edición de Opinión Socialista, estaban marcadas protestas en Rio de Janeiro, Ceará, Pará, Minas Gerais, Rio Grande del Norte y Piauí.

“El 15 de octubre va a haber una gran movilización nacional de los estudiantes en defensa de la educación y contra los cortes del gobierno, y el Movimiento Mujeres en Lucha [MML] también se movilizará por guarderías”, informó Sebastián Carlos, Cacau, de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas.

[1] Se denominan así aquellos partidos que poseen legalidad electoral pero no presentan una propuesta programática y una acción política real, sino que venden o alquilan su legalidad para candidatos individuales o se alían con los partidos principales para venderles su tiempo gratuito de televisión [N. de T.].

Lea también  ¡No nos intimidarán! ¡Contra las amenazas de Bolsonaro a las libertades democráticas!

Traducción: Natalia Estrada.

Artículo publicado en Opinión Socialista n.° 506, octubre de 2015.-

Lea este y otros artículos relacionados en: www.pstu.org.br