Compartir

El proyecto de privatización de la Petrobras, de José Serra (PSDB), es aprobado con apoyo del gobierno Dilma (PT) y del PMDB.

Por: Zé Maria de Almeida

Este miércoles 24 de febrero se votó el PLS 131 del senador José Serra (PSDB), por 40 votos a favor y 26 en contra. La versión votada fue acordada entre el gobierno Dilma, el PMDB de Renan [Calheiros] y el PSDB, de Serra y Aécio [Neves]. El proyecto de ley significa un largo paso más en la privatización de la Petrobras.

Con la aprobación del PLS, petrolíferas extranjeras podrán explotar el Pré-sal independientemente de la participación de la Petrobras. Hasta entonces, estaba en vigencia el régimen de participación que ya ponía el petróleo brasileño a disposición de los intereses del capital extranjero, régimen este creado por el gobierno petista de Lula. Así, el PLS hace la situación aún más grave, pues consigue empeorar la entreguista ley de participación y retira la participación obligatoria de 30% de la Petrobras como operadora única del Pré-sal.

PSDB y PT privatizan la Petrobras

En las redes sociales corren muchos posteados y mensajes condenando el PLS del senador del PSDB. Denuncian el PLS de Serra como expresión de la saña privatizadora del senador paulista y de su partido, el PSDB. Esta crítica y esta denuncia son absolutamente correctas. Es preciso que todo el pueblo brasileño sepa que el senador José Serra y su partido, el PSDB, quieren entregar no solo el petróleo y la Petrobras sino todo el patrimonio del pueblo brasileño a las empresas privadas, multinacionales en especial.

No obstante, para no huir a la verdad, es necesario no dejar de decir que el PLS aprobado ayer [23/2] en el Senado tuvo el apoyo del gobierno de la presidente Dilma.

Lea también  Todo el apoyo a la huelga de los trabajadores de la PETROBRAS

Y es preciso decir más. El gobierno del PT está empeñado en entregar la Petrobras y el petróleo brasileño al capital privado, a las multinacionales, tanto como el PSDB. El proceso de privatización está siendo aplicado hoy también por el gobierno Dilma con la política de las subastas, desinversión y venta de activos. El gobierno del PT pretende reducir 37% de las inversiones de la petrolera en los próximos cinco años, lo que afectará toda la cadena de explotación, transporte, refino y abastecimiento. Un vaciamiento intencional de la empresa para justificar su entrega al capital privado. Además, el gobierno del PT está al frente de la venta directa de parte de la BR Distribuidora, de navíos petroleros y de usinas termoeléctricas.

Quiero llamar entonces a aquellos que están denunciando el PLS de Serra a continuar haciéndolo, pues eso es importante, Pero, si lo que se pretende es luchar contra la privatización del petróleo y de la Petrobras, entonces hay que denunciar también al gobierno del PT y a la presidente Dilma. Si no, se tornan cómplices de la privatización promovida por el gobierno del PT.

Petrobras 100% estatal

El PSTU defiende una Petrobras 100% estatal, con monopolio estatal, una empresa integrada en toda la cadena productiva: explotación, producción, transporte, refino, importación/exportación, distribución y petroquímica, bajo el control de los trabajadores. Así podremos tener esta gran empresa al servicio del pueblo brasileño, reduciendo, por ejemplo, el precio del combustible y, en consecuencia, de los alimentos.

Para derrotar esta política de privatización del PT y del PSDB, ¡tenemos que sacar a todos ellos! La clase trabajadora, que produce las riquezas de este país, es la que debe gobernar, a través de sus propias organizaciones, a través de consejos populares.

Lea también  El odio lulopetista a las jornadas de junio de 2013

Traducción: Natalia Estrada.

Acompañe a Zé Maria en Facebook

Artículo publicado en www.pstu.org.br