Compartir

El gobernador del Estado de San Pablo, João Doria (PSDB), mandó recoger el material didáctico elaborado por la Secretaría de Educación, que fuera distribuido en el inicio del semestre a los alumnos del 8° año de la Enseñanza Primaria de la red estadual de enseñanza. El motivo para recoger la apostilla fue un texto en la disciplina de Ciencias en el que se presentaban los conceptos sexo biológico, identidad de género y orientación sexual, que incluían la definición de términos como “transgénero”, “cisgénero”, “homosexual” y “bisexual”.

Por: Marina Cintra y Dênio Sarôa

Un fragmento del texto dice: “podemos decir que nadie ‘nace hombre o mujer’, sino que nos tornamos lo que somos a lo largo de la vida, en razón de la constante interacción con el medio social”. También en el texto hay orientaciones sobre embarazo y enfermedades sexualmente transmisibles.

Según Doria, en su Twitter, el gobierno habría sido alertado “sobre un error inaceptable en el material escolar de los alumnos del 8° año de la red estadual”, llevando al gobernador a solicitar al Secretario de Educación el inmediato retiro del material y la investigación por los responsables, por no concordar ni aceptar “apología a la ideología de género”.

En nota, la Secretaría de Educación de San Pablo afirma que el término “identidad de género” estaría en desacuerdo con la Base Nacional Común Curricular (BNCC) del Ministerio de Educación (MEC) y con el Nuevo Currículo Paulista aprobado en agosto, y que la apostilla es complementaria al estudio de los alumnos.

Vale resaltar que en 2017 el gobierno Temer retiró el término “orientación sexual” de la BNCC para la Enseñanza Infantil y Primaria de la Educación Básica brasileña.

La medida adoptada por el gobierno paulista en la última semana causó alboroto en todo el Estado, pues según algunos relatos de profesores, en algunas situaciones las clases fueron interrumpidas por empleados de las escuelas, que solicitaron a los alumnos que depositasen las apostillas en bolsas negras, para que fuesen recogidas conforme la orientación del Secretario de Educación, Rossieli Soares.

Lea también  Colombia | Todo el apoyo a los estudiantes

El Ministerio Público en San Pablo (MP-SP) instauró el miércoles 4 de setiembre, una investigación civil para llevar adelante la recolección y la inutilización del material didáctico. La Fiscalía ve “posible violación del derecho a la educación”, “infracción a los principios constitucionales de la enseñanza”, y “eventual lesión al erario” en la decisión de recoger el material destinado para adolescentes del 8° año de primaria de las escuelas estaduales.

No fue solo en San Pablo sino también en Rio de Janeiro, donde el alcalde Marcelo Crivella mandó recoger HQs que contaban la historia de dos jóvenes que se enamoraban. En la opinión del alcalde, aquello también es contenido “impropio”.

El gobernador de San Pablo también anunció, en julio de este año, que quería hacer un proyecto para “aumentar la seguridad” en las escuelas. De acuerdo con el gobernador, ese proyecto sería para poner policías militares fuera de servicio a hacer rondas en las escuelas, y también a policías para dar charlas en las escuelas. El mismo día, también anunció que va a llevar a la Asamblea Legislativa propuestas con medidas punitorias para alumnos que realicen actos violentos o que depreden la escuela.

Esa es una ley muy parecida a la ya implementada en Chile, conocida como “ley aula segura”, que sirve para castigar a los alumnos transgresores. Sabemos muy bien que eso sirve de margen para la represión de los estudiantes que luchan, que se organizan dentro de sus instituciones de enseñanza. Es solo mirar el ejemplo chileno, en el que en el último mes la juventud estaba luchando en defensa de la educción pública y fue reprimida dentro de sus escuelas por policías militares que utilizaron bombas y perros. Varios alumnos menores de edad quedaron heridos. Además de todo eso, Doria ya declaró algunas veces que está a favor de la “Escuela Sin Partido”, proyecto este que busca reprimir a estudiantes y profesores.

Lea también  Brasil | la justicia burguesa no tiene “héroes”

En una situación de crisis del capitalismo, en que los gobernantes dicen no tener dinero para educación, salud, vivienda, entre otros, es muy contradictorio que ellos mismos manden retirar apostillas que costaron millares de reales para ser producidas y distribuidas. Es tan contradictorio que el propio Ministerio Público Estadual mandó devolver las apostillas a loa alumnos.

Para empeorar aún más la cuestión, estamos viviendo un escenario en el que la violencia contra LGBTs, mujeres y negros viene en aumento. El Brasil es el país en el que más mueren personas LGBTs en el mundo. En 2018 se registró una muerte cada 20 horas por asesinato o suicidio de personas, en razón de la LGBTfobia. La noche del 6 de setiembre, en Fortaleza (Ceará), un hombre trans de 20 años fue amarrado a un poste y asesinado con tres tiros en la cabeza. Según testigos, enseguida después de la ejecución arrastraron su cuerpo. Ese es un ejemplo más de la situación de vulnerabilidad y violencia en que se encuentran las LGBTs. Así, ¡la acción de Doria y de Crivella debe ser vehemente repudiada! Acciones como estas, así como las diversas declaraciones LGBTfóbicas de Bolsonaro y sus ministros, contribuyen al aumento de la violencia, sin hablar de que todo eso es también censura, y debemos repudiar la injerencia conservadora del gobierno y del MEC dentro de las instituciones de enseñanza.

Bolsonaro, Doria y Crivella están a contramano de las reales necesidades de los estudiantes, de los profesores, y de la comunidad. Están todos aliados a proyectos conservadores y de alianza con empresarios, que quieren cada día más transformar la educación en mercadería para que sirva de ganancia.

¡Nosotros defendemos más presupuesto para la educación pública! ¡Estamos contra cualquier tipo de privatización, sea en la educación básica, a través de la reforma de la Enseñanza Media, o en las universidades, a través del “Future-se”! Decimos no a cualquier tipo de represión o censura dentro de las escuelas y universidades. Es preciso hacer debates dentro de las escuelas sobre género y sexualidad, así como dar clases de historia de África y de los afrodescendientes, que es una forma también de combatir los preconceptos en la sociedad como un todo. Es por eso que precisamos estar contra el proyecto “Escuela Sin Partido” y contra la policía militar dentro de las escuelas. ¡Precisamos de una huelga general en la Educación!

Lea también  En la lucha para derrotar a Bolsonaro, construir una alternativa política de nuestra clase para gobernar el país

Y, por fin, ¡defendemos escuelas democráticas, en las que los alumnos, empleados y profesores puedan escoger sobre los rumbos de la escuela y de la educación! Este es solo un comienzo para tener una educación más decente. Pero es solo a través de una revolución que tendremos otro tipo de educación, realmente volcada hacia la sociedad. ¡Venga con nosotros en esta lucha!

Artículo publicado en www.pstu.org.br
Traducción: Natalia Estrada.