Compartir

Bajo presión del PCdoB, Rodrigo Maia incumple acuerdo de consulta a las comunidades quilombolas y pone a votación el proyecto de entrega.

Por: PSTU – Brasil

En el silencio de la noche del miércoles 16 de octubre, el presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia (DEM-Rio de Janeiro), puso en el temario de votación el acuerdo que entrega la Base de Alcántara a los Estados Unidos y expulsa a cerca de 800 familias quilombolas de sus territorios tradicionales.

El acuerdo orquestado por Trump y Bolsonaro también es apoyado por el gobernador Flávio Dino (PCdoB) y por el conjunto de la bancada del Maranhão en el Congreso. Bajo presión de Flávio Dino y de la bancada federal, Maia incumplió el compromiso firmado con representantes de las comunidades afectadas y el Ministerio Público Federal (MPF), de que no pondría el acuerdo en votación en el plenario antes de abrir una consulta sobre el tema con las comunidades involucradas.

En discurso de apoyo al acuerdo, el propio vice del PCdoB en la Cámara, el diputado federal Márcio Jerry (PCdoB-Maranhão), mintió al citar que el acuerdo no trata de la soberanía nacional y que el Gobierno Federal (Bolsonaro), juntamente con el Congreso, resguarda la soberanía nacional.

Hasta parece que el diputado no leyó el acuerdo o lo usa de mala fe, pues consta no AST [Acuerdo de Salvaguardas Tecnológicas] que en el territorio existirán áreas restrictas (donde serán manipuladas las tecnologías americanas), cuyos permisos y control de entrada de personas serán de exclusividad del gobierno de los Estados Unidos. E incluso áreas controladas donde el gobierno brasileño asegurará que personas autorizadas por el gobierno de los Estados Unidos puedan, de manera ininterrumpida, monitorear, inspeccionar, acceder, acompañar y controlar el acceso a los vehículos de lanzamiento.

Lea también  Diario de una rebelión: ‘Por cada herido, diez toman la delantera en las barricadas’

Con la mayor desfachatez, el diputados marañense fue más lejos al asegurar que el riesgo de afectar a las comunidades quilombolas está alejado (vea el site del PCdoB). Con eso avala la violación cometida a la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que exige consulta previa a las comunidades tradicionales en caso de posible desplazamiento territorial, y falta el respeto a la autodeterminación de las comunidades quilombolas.

Vale recordar que, en el inicio de este mes, el MPF manifestó entendimiento de que las comunidades quilombolas del municipio de Alcántara, en el Maranhão, deberían ser consultadas previamente acerca del Acuerdo de Salvaguardas Tecnológicas y de la propuesta de expansión del Centro de Lanzamiento de Alcántara (CLA). Posición reforzada en carta de entidades representativas de las comunidades, enviada al gobernador Flávio Dino (PCdoB), que dice: “Las comunidades quilombolas de Alcántara y sus organizaciones representativas quieren y deben ser consultadas e incluidas en los debates sobre la expansión y el uso comercial del CLA”.

La semana pasada, un documento secreto hecho por una comisión que envuelve once ministerios, fue divulgado por el diario Folha de S. Paulo, y demuestra que ya existe un plan de remoción de 350 comunidades quilombolas, hecho que el Gobierno Federal hasta entonces siempre negaba.

Las informaciones que constan en el documento filtrado demuestran el escándalo que es el acuerdo entre Brasil y Estados Unidos. Un verdadero crimen contra nuestra soberanía y los pueblos tradicionales. Por eso, exigimos la presentación de todos los términos de este acuerdo y que las comunidades sean oídas previamente. Es cada vez más obvio que el acuerdo es perjudicial al Brasil y a las comunidades tradicionales.

Lea también  La ola es rebelión

A pesar de ser un tema polémico y complejo, el acuerdo tuvo la tramitación acelerada en el Congreso, sin pasar por varias comisiones, y yendo directo al Plenario, con el voto de los diputados del PDT, del PSB y del PCdoB. Peor es la desfachatez del PCdoB al defender en nota el Acuerdo entre Trump y Bolsonaro justamente cuando los dos están involucrados en grandes crisis políticas y morales, mintiendo de forma descarada que están a favor de la defensa de la soberanía cuando faltan el respeto a la autodeterminación de las comunidades quilombolas.

Debido a un acuerdo de dirigentes partidarios, la votación del AST no ocurrió el miércoles 16/10, y fue transferida para el próximo martes 22/10. Hasta allá, precisamos aumentar la denuncia de la actitud criminal de los parlamentarios y del gobierno de Flávio Dino por la entrega que están haciendo de nuestros territorios, nuestras riquezas y nuestra soberanía al gran capital y al imperialismo.

Marcha de la Periferia

En noviembre las entidades de la CSP-Conlutas realizarán la Marcha de la Periferia en todo el país, con el tema “Contra el genocidio afro-indígena y en defensa de la Amazonía”, incorporando la defensa de Alcántara y sus comunidades tradicionales. Hacemos un llamado para que todas las entidades del movimiento negro hagan lo mismo.

Farsa

Otro Proyecto de Ley, del diputado Pedro Lucas Fernandes (PTB-Maranhão) fue aprobado este 17/10 en la Comisión de Relaciones Exteriores, creando un supuesto “Fondo de Desarrollo de las Comunidades Carentes y Quilombolas de Alcántara” constituido solo por 1% de los ingresos financieros de los contratos de uso de la Base y aún controlado por la propia Aeronáutica. Una verdadera farsa para esconder la destrucción de las comunidades con el proyecto aeroespacial.

Lea también  Jornada por el Clima: capitalismo condena a la humanidad a la catástrofe ambiental

Traducción: Natalia Estrada.