Compartir

“Marcha de los Trabajadores y las Trabajadoras” será contra el gobierno Dilma (PT), Cunha (PMDB), Temer y Aécio (PSDB); el ajuste fiscal y en defensa de los derechos.

Redacción PSTU – Brasil

Poner a los trabajadores en campo contra el gobierno Dilma y su reajuste fiscal, y contra Eduardo Cunha (PMDB), Michel Temer y Aécio Neves (PSDB), que defienden y aplican esa misma política económica. Ese fue el sentido de la principal deliberación de la primera reunión de la Coordinación Nacional de la CSP-Conlutas luego del congreso de la entidad realizado en junio. La reunión contó con 300 personas, más de 170 delegados de entidades de todo el país.

 

La Central aprobó la convocatoria, junto a las entidades que componen el Espacio Unidad de Acción, de una gran marcha en San Pablo el próximo 18 de setiembre contra el gobierno del PT, el PMDB, y la oposición de derecha representada por el PSDB, y en defensa de los derechos de los trabajadores.

 

“Intenta crearse una falsa polarización entre los que fueron a los actos del día 16 y los del día 20, cuando, en realidad, son caras de una misma moneda”, afirmó Paulo Barela, de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas, durante el debate sobre coyuntura nacional que tomó gran parte del primer día de reunión. Barela analizó la profundización de la crisis económica y política en el último período, y los ataques que el gobierno Dilma viene imponiendo a la clase trabajadora, como el duro ajuste fiscal, el aumento de las tarifas públicas y la continuidad en su política privatista, como la reciente venta de la BR Distribuidora[1]. Frente a un gobierno que aplica intensamente una política económica que solo atiende los intereses de los banqueros y empresarios, “es una mentira decir que la burguesía quiere tirar al gobierno”, dice.

Lea también  Vaza Jato, Lava Jato y la injusticia burguesa

 

Frente a este escenario, los trabajadores, que vienen resistiendo los innumerables ataques con fuertes huelgas y movilizaciones en todo el país, deben salir a las calles contra el gobierno Dilma y la falsa alternativa representada por el PMDB y el PSDB (tucanos). La marcha del próximo día 18 responde a esa necesidad. “Sabemos que aún somos pequeños, pero tenemos sí la posibilidad de ubicarnos como un centro de atracción para aquellos que quieren luchar contra el gobierno y los tucanos”, afirmó.

 

“Nuestra tarea es muy osada, pues intenta crear un polo para poner en las manos de los trabajadores la tarea de derribar el gobierno del PT, y al mismo tiempo impedir la vuelta del PSDB”, defendió Atnágoras Lopes, obrero de la construcción civil y también de la dirección de la CSP-Conlutas. “No estamos buscando una tercera alternativa sino la alternativa de los trabajadores; lo que está planteado es la necesidad urgente de ir a las calles”, dijo Paulo Rizzo, de la dirección de ANDES, que defendió la propuesta el último día de la reunión.

 

Marcha y encuentro

 

La “Marcha de los Trabajadores y las Trabajadoras” contra el gobierno Dilma, Eduardo Cunha, Temer y Aécio del día 18/9, definido por la Coordinación de la CSP-Conlutas da continuidad al plenario del Espacio Unidad de Acción que se realizó el 31 de julio y que aprobó una declaración llamando a la construcción de un campo de lucha contra la derecha y el gobierno y que había señalado un día nacional de lucha en setiembre. Además, la Coordinación Nacional de la Central definió, para el día 19/9 la realización de un amplio encuentro de luchadores para debatir los rumbos de esa movilización.

Lea también  Se viene el 4° Congreso de la CSP-Conlutas

 

“Esa va a ser una marcha en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras para construir un campo alternativo a los dos polos burgueses que disputan las atenciones en nuestro país, y el día 19 nosotros vamos a realizar un encuentro nacional de luchadores que pueda dar continuidad a un calendario de lucha, porque la clase trabajadora no puede quedar rehén de las alternativas planteadas ahí”, afirmó Carlos Sebastião, o Cacau, de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas.

 

Lea este y otros artículos relacionados en: www.pstu.org.br

 

Traducción: Natalia Estrada.

 

[1] El Consejo de Administración de Petrobras autorizó en una reunión celebrada el 6 de agosto, la venta de 25% de las acciones de su gigante subsidiaria Petrobras Distibuidora o simplemente BR Distribuidora, la mayor red de puestos de combustible, actualmente controladas en su totalidad por la petrolera estatal. BR Distribuidora fue recientemente valuada en alrededor de 10.000 millones de dólares por analistas de UBS Securities.