Compartir

¡Hagamos como en Francia! El sábado 28 y el domingo 29 de mayo se realizó en Firenze la primera Conferencia Nacional de No Austerity. Después de casi cuatro años de vida, No Austerity decidió dar un importante paso adelante. Para citar el llamado en torno al cual se construyó la Conferencia Nacional, No Austerity ha decidido “desarrollarse”: mas no solo como una coordinación de la realidad de lucha basada en los principios y la práctica de la solidaridad de clase sino algo más, un sujeto más estructurado, capaz de promover iniciativas de lucha. Un paso que ha sido notado, simbólicamente, con un cambio en el nombre: no más coordinación sino frente de lucha No Austerity.

Por: Fabiana Stefanoni

Una Conferencia nacida por las luchas

La Conferencia nacional ha visto una significativa participación de muchas delegadas y delegados, más muchos invitados, de muchas regiones de Italia: Toscana (Firenze y Lucca), Lombardía (Milán, Bérgamo, Cremona), Piamonte (Pinerolo), Véneto (Vicenza), Emilia Romagna (Módena, Parma, Bolonia), Lazio (Roma), Puglia (Bari y Bat), Campania (Salerno), Sicilia (Palermo, Catania, Caltanissetta). Una participación mucho más significativa porque ha sido totalmente autofinanciada (desde viaje al alojamiento) por la real lucha de los adherentes a la coordinación. Muchas compañeras y compañeros han recorrido millares de kilómetros para estar presentes en esta cita, creyéndola, con razón, fundamental para los objetivos del desarrollo de la lucha de clases en Italia.

Los trabajos se iniciaron el sábado por la mañana, con los saludos a la Conferencia de parte de Chiara Pannullo, de No Austerity Firenze y de las Mujeres en Lucha. Enseguida después, la palabra le es pasada a Ivan Maddaluni y a Diego Bossi, que han hecho un balance de estos cuatro años de vida de No Austerity y propuesto a discusión la nueva Carta de Principios.

Un inicio de trabajos importante también desde el punto de vista simbólico. Hemos querido que fuera una compañera quien saludara a los presentes, porque desde siempre No Austerity reconoce la primaria importancia de la batalla contra el machismo. Importante fue también la elección de los informantes, que representan la profunda inserción de No Austerity en las batallas cotidianas de la clase trabajadora.

Ivan Maddaluni es uno de los ferroviarios que ha organizado en estos años duras huelgas contra las medidas de austeridad del gobierno: los trabajadores de los transportes están entre los más golpeados, sea por los cortes o por las leyes antihuelgas. Al mismo tiempo, los empleados del ferrocarril están entre los que han demostrado con más determinación la voluntad de resistir y seguir luchando: justo pocos días antes de la Conferencia, han promovido una exitosa huelga (convocada por los sindicados de base), que ha tenido una alta adhesión. Una huelga, además, organizada al mismo tiempo que las huelgas de los ferroviarios en Francia contra el Jobs Act de Hollande.

Diego Bossi, que presentó la Carta de Principios, es un obrero de la Pirelli, una de las fábricas cuyos obreros en el pasado han dado vida a las luchas más duras, y que todavía hoy conoce una importante presencia de vanguardias obreras, organizadas con el sindicalismo combativo (es emblemática la solidaridad que los obreros de los tres establecimientos Pirelli –Bollate, Milán y Sétimo Turinés– han expresado a la dura lucha de los obreros de la Bridgestone de Bari: http://www.coordinamentonoausterity.org/index.php?action=viewnews&news=1461095117).

El debate, desde el primer día, ha sido muy participativo, con obreras y obreros de muchas fábricas, trabajadoras y trabajadores del empleo público, de las cooperativas, de los transportes, de la logística, de la escuela y de la salud. También estaban presentes representantes de los comités de los parados y los jubilados. Diversos inmigrantes en la sala: una presencia importante, sea porque han estado entre los protagonistas de las huelgas y las luchas más duras, sea para reforzar la necesidad de luchar con fuerza contra el racismo.

El momento más emocionante ha sido indudablemente la intervención de Emmanuelle Bigot, del sindicado de base francés Solidaires, que nos ha traído también los saludos de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha (al cual el Frente de Lucha No Austerity adhiere). Emmanuelle es activista del Sud Rail, el sector de Solidaires que organiza a los ferroviarios: nos comunicó con su combativo saludo todo el entusiasmo de las luchas en Francia, que lenó a la platea de grandes esperanzas por la reanudación de las luchas, su largo camino, también aquí en Italia. Su saludo (que se puede leer aquí: http://www.coordinamentonoausterity.org/index.php?mod=none_News_bkp&action=viewnews&news=top_1465024714#solidaires) ha sido acogido con un largo aplauso, de pie, de parte de todos los presentes.

Esta parte del debate concluyó con mi réplica: en realidad, como he precisado enseguida, más que una réplica ha sido la conclusión del debate que ha visto un extraordinaria y, por cierto, alguna inesperada sintonía en todo y entre todos los presentes. Una sintonía que nace de la firme convicción, experimentada en los lugares de trabajo, de que para derrotar a los patrones y el gobierno es necesario luchar unidos. Y es necesario, agrego, construir y reforzar un real “frente de lucha”.

Muchos temas en discusión

La segunda parte del debate ha sido organizada por las Mujeres en Lucha de No Austerity, con una eficaz y penetrante intervención de Conny Fasciana, trabajadora siciliana del empleo público. El debate, coordinado por Patrizia Cammarata, contó con la participación de muchas mujeres que en sus intervenciones han denunciado la condición de doble opresión que viven en esta sociedad. Una condición que se agrava cada vez más con los cortes de los servicios y los despidos y que tiene como aspecto más macabro el aumento impresionante de los femicidios. Numerosas también han sido las intervenciones de los compañeros, que han demostrado seguir con atención –y tomar en serio– la intervención de las Mujeres en Lucha.

En la tarde, luego en la cena, el empeño político no paró: Tiziano Terri, obrero despedido de la Electrolux y activista de No Austerity en Firenze, introdujo un interesante debate sobre Palestina, con la presentación del libro Gaza y la industria israelí de la violencia (presente uno de los autores, Alfredo Tradardi).

El domingo, los trabajos recomenzaron temprano en la mañana, con un informe de Giuseppe Martelli del Usi sobre la lucha contra el Jobs Act y el acuerdo de la vergüenza. El informe también fue una ocasión para hacer un recuento de las importantes luchas que las trabajadoras y los trabajadores del sector social cooperativo están llevando adelante en Roma, a menudo teniendo como contraparte un sistema mafioso que ha sido definido justamente “Mafia Capital”.

Al concluir los dos días, el informe de Graziano Giusti, obrero de No Austerity Bérgamo, tocó uno de los aspectos centrales de esta Conferencia: el aspecto organizativo. Se discutió y se votó un reglamento para dar traducción práctica concreta a los enunciados de la Carta de Principios. Un reglamento inspirado en la necesidad de favorecer la máxima participación de la base, de las trabajadoras y de los trabajadores que luchan en los lugares de trabajo, de los activistas que construyen cotidianamente No Austerity en el país.

Positivamente, además de Alternativa Comunista y los compañeros de orientación anarquista (que desde el principio han sustentado activamente la construcción de No Austerity), nuevas organizaciones políticas de la izquierda clasista sustentan hoy el Frente de Lucha No Austerity y han dado su contribución para el éxito de la Conferencia: Páginas Marxiste-Coc, el PCL de Firenze, compañeras y compañeros de Rifondazione Comunista, Red Militant.

Para mayores detalles, proponemos la lectura del reporte, de la Carta de Principios y del reglamento aprobado, en el sitio del Frente de Lucha No Austerity: http://www.coordinamentonoausterity.org/docconf2016.

¡Hagamos como Francia!

El aspecto más importante de la primera Conferencia Nacional del Frente de Lucha No Austerity es indudablemente la capacidad que ha tenido para romper algunas de las barreras que hoy obstaculizan, en Italia, el desarrollo de la lucha de la clase. Quien resiste cotidianamente en las fábricas y en los lugares de trabajo conoce bien el papel de bomberos de las luchas que los grandes aparatos burocráticos (Cgil, Cisl y Uil) desarrollan en primis, que venden la rabia de los trabajadores a cambio de algunos privilegios para sus funcionarios millonarios. Pero también conocemos bien la deletérea tendencia al sectarismo y a la autoreferenciación de parte de las direcciones del sindicalismo de base y combativo: tendencias que en algunos casos han llevado a elecciones oportunistas como la firma del notorio “acuerdo de la vergüenza” sobre la representación. En Firenze todas las realidades presentes han remarcado su voluntad de poner adelante de todo la necesidad de la unidad de clase, en el respeto de la democracia obrera, es decir, de la participación real de las trabajadoras y los trabajadores.

Cuando en 2012 inauguramos la extraordinaria experiencia de No Austerity, que ha sabido crecer y fortalecerse a pesar de las tentativas de muchos de obstaculizar su crecimiento, estuvo presente, con nosotros, el compañero Dirceu Travesso (Didì), de la Csp-Conlutas, que, aunque gravemente enfermo (murió pocos meses después), quiso acompañarnos en este ambicioso proyecto de construcción de la unidad de las luchas. Pienso que la mejor manera de concluir este informe es recordar sus palabras de entonces. Didì nos dijo: tenéis que construir velas robustas de modo que, cuando el viento de las luchas vuelva a soplar, estéis preparados para navegar muy lejos. Y en estos años hemos hecho justo lo que él nos sugirió: hoy, después de esta Conferencia, nuestras velas son mucho más robustas que entonces. Esperamos el viento, deseando poder seguir el ejemplo de las trabajadoras y los trabajadores franceses.

Traducción: Natalia Estrada.

Lea otros artículos relacionados en: www.alternativacomunista.it y en www.litci.org