Compartir

El Frente de lucha No Austerity crece y se desarrolla con la entrada de nuevos sectores en lucha, de fábricas y de movimientos que se han acercado por la necesidad de construir un lugar común de resistencia contra la explotación cada vez más violenta que llevan adelante los patrones, con la complicidad de los gobiernos y el silencio cada vez más ensordecedor de los burócratas confederados, ayudados sobremanera en esta competencia de la lógica cada vez más autoreferencial y autodestructiva de algunos dirigentes del sindicalismo de base.

Por: Massimiliano Dancelli

Luchas importantes

En Italia, a pesar de los ataques a los trabajadores de los últimos años, persiste una condición de relativa «paz social», y mucha responsabilidad debe ser atribuida a las burocracias de Cgil, Cisl y Uil que en lugar de incitar a los trabajadores a la lucha hacen acuerdos con los patrones para co-administrar la crisis, o mejor dicho, para ayudar a estos últimos a despedir mejor.

A pesar de eso, hay situaciones en que los trabajadores no bajan la cabeza y hacen oír claramente su voz. Hemos asistido en las últimas semanas a luchas y conflictos importantes, que han tenido también fuerte resonancia a nivel nacional como el caso de los trabajadores de Tim, de Almaviva, de Sky, de las empresas municipales de Roma, y de Alitalia, sin olvidar a los trabajadores inmigrados empleados en las cooperativas (recordemos la Toncar di Muggiò, que incluso ha padecido una violenta represión por parte de los aparatos burgueses), que han salido a la huelga, han organizado piquetes, y han animado muchas ciudades con manifestaciones participativas y muy combativas.

Se ha pasado de las telecomunicaciones a los servicios, de la logística al transporte aéreo, con un único hilo conductor: la defensa de los puestos de trabajo, del poder de adquisición del propio salario, y la propia dignidad, porque las recetas puestas en campo siempre son las mismas: cierres y desplazamientos, reestructuraciones y planes empresariales que prevén despidos o cortes en salarios y derechos. Todo con el único objetivo de mantener altos los lucros del patrón.

Lea también  Sudán: Diario de una revolución (4)

Los trabajadores, sin embargo, empiezan a ver la necesidad de organizarse para preparar su propia defensa y el posible futuro contraataque que les permita poder retomar todo cuanto les ha sido quitado desde el inicio de aquella crisis, que también el actual gobierno Gentiloni, fotocopia del anterior gobierno Renzi, está descargando sobre sus hombros. 

El sostén de No Austerity

Los activistas de los muchos miembros y sectores del Frente de lucha No Austerity, como siempre ha ocurrido con ocasión de otras luchas en el pasado, han seguido de cerca lo ocurrido con estos trabajadores, no solo informando, contribuyendo así a dar visibilidad a sus luchas con comunicados en el sitio (www.frontedilottanoausterity.org), sino, sobre todo, llevándoles solidaridad militante, buscando una comparación con estos trabajadores, para unir entre ellos las varias experiencias, con el objetivo de construir ese frente unitario de lucha ya imprescindible si se quiere combatir la cada vez más descarada arrogancia patronal.

La huelga del 8 de marzo

Una parte fundamental de la construcción de No Austerity es la lucha contra el machismo. Los miembros del frente de lucha, con el impulso de las Mujeres en lucha de No Austerity, ha hecho propia esta batalla fundamental para unir a toda la clase trabajadora, y partiendo de la organización por la huelga general del 8 de marzo no solo han dado una contribución importante para el éxito de este importante momento de lucha para las mujeres sino para toda la clase trabajadora.

La importancia de un frente único de lucha

El crecimiento de No Austerity, que se está construyendo sobre la base de las luchas que se están iniciando también en Italia, demuestra cada vez más la importancia y la necesidad de construir un frente de lucha unitario contra los ataques patronales. Los trabajadores buscan ayuda y solidaridad de sus compañeros de clase y el Frente de lucha No Austerity representa el instrumento capaz de unificar a todos los trabajadores en lucha para que puedan ser más fuertes combatiendo juntos. Nosotros, del Partido de Alternativa Comunista, creemos fundamental la unión de toda la clase trabajadora en la lucha contra este sistema que solo trae desocupación y explotación, por tanto seguiremos dando nuestro apoyo y contribución al crecimiento del Frente de lucha No Austerity.

Lea también  Sudán: Diario de una revolución (5)

Traducción: Natalia Estrada.

Artículo publicado en Progetto Comunista n.° 64, abril de 2017.-

Lea más en: www.alternativacomunista.org