Compartir

 ¿Cómo se ha movido la economía? En los primeros meses del 2015, la Burguesía y el Gobierno ya delineaban lo que se venía para el año, proyectando un bajo crecimiento, y una inflación al alza. Hoy las cifras arrojan un 2% y un 4,5% respectivamente. A lo que se agrega un desempleo cerca del 7%. Esto llevó al Gobierno a expandir el gasto fiscal durante el año, invirtiendo en la construcción de nuevas líneas de metro en Santiago.

Por: Carlos Rozas

Pero, la situación se fue complejizando, debido al frenazo de China, que ha llevado el precio del cobre a los 2 dólares la libra. Todo en un ambiente de Reforma Tributaria resistida por los empresarios y que terminó golpeando como siempre a los trabajadores y al pueblo más pobre (pues grava mayormente el consumo); y que no sirvió para solventar los gastos de la gratuidad en la Educación que se había prometido y tampoco la promesa de los hospitales.

Los bajos niveles de exportación en varios rubros, especialmente el minero; complicaron más el escenario. Y en más de algún momento se pensó que entrábamos francamente en recesión; y con los empresarios queriendo aumentar el desempleo para bajar los costos de la mano de obra.

Estamos sin duda en una “crisis en cámara lenta”; y con el Gobierno que –para 2016- no puede mantener el gasto fiscal que tuvo en 2015. Y con una economía que –probablemente- seguirá siendo golpeada por eventos externos, como la ralentización de China y la subida del precio del dólar a nivel internacional.

Si a esto se sumara coyunturalmente alguna nueva crisis en las bolsas mundiales, podríamos presenciar un nuevo gran desplome de nuestros fondos de pensiones en las AFP.

¿Y la política?

El año ha estado cruzado por “los casos de corrupción: UDI-Penta, Caval y Soquimich”; la discusión sobre la Reforma Educacional y Laboral; por las movilizaciones estudiantiles; por huelgas y movilizaciones, parciales y nacionales, de distintos sectores de trabajadores Y en estos últimos meses, por la denuncia de la colusión del papel confort.

No cabe duda que los casos de corrupción, provocaron importantes roces entre las instituciones de la Justicia y el Parlamento, una crisis en el Gobierno y una crisis política de proporciones, sobre todo en los partidos políticos tradicionales.

Aflorando en varios políticos el discurso de que no debía dañarse la “Institucionalidad” llegando incluso a tratar de imbéciles a los humoristas que festinaban con la situación.

ME-O ante el escándalo y la “crisis” planteó que él estaba para ayudar a Bachelet y que se ponía al servicio de las Instituciones (… hoy tenemos claro porque lo decía).

Por su parte la Derecha política, la Alianza, fue tan golpeada por el repudio popular, que no tuvo ni ha tenido ninguna capacidad para ser alternativa al Gobierno; y deambula como un espectro…

Y cuando el Gobierno estaba más cuestionado que nunca, no hubo ningún partido ni organización que tuviera el mínimo interés en organizar movilizaciones y luchas por el castigo de los corruptos.

Una dirección con algún peso en el movimiento de masas, hubiera concitado apoyo masivo y habría canalizado el descontento, pero también hubiera sido la responsable de una agudización mayor en la crisis del Gobierno. Esa Dirección no existió.

Entonces el Gobierno intentando cerrar el episodio, realizó un cambio de Gabinete, pero a menos de un mes, uno de los ministros nombrados debió renunciar, pues quedó al descubierto su colusión con los empresarios (Familia Luksic). Cuando el Gobierno tocaba fondo, para recuperar su popularidad, hizo aprobar algunas leyes que eran sentidas por algunos sectores sociales, tales como el aborto terapéutico, y la regulación de vida en pareja. La tormenta se fue calmando, ayudó en ello, que las direcciones neo-reformistas del Bloque de Conducción dejaron de movilizar y privilegiaron el diálogo, y que la dirección de la CUT (PC-PS) mantuviera todo en calma.

Lea también  Chile | Saqueo y desempleo capitalista versus revolución socialista

Fue el Paro Docente el que rompió la calma, y con 7 semanas movilizadas, se convirtió sin duda en el hito más alto del año. Los profesores ingresaban a la “Guerra Social” manifestándose contra el nuevo Estatuto Profesional Docente, que quería implementar el Gobierno; este tuvo que retroceder y no logró imponer todos sus planes. En paralelo se desarrollaban movilizaciones parciales: comunidad de Caimanes, las de los trabajadores de la CTC, la huelga del pique de la línea del metro de CCL3 en el Metro de Santiago (Sintrasar). Los trabajadores del Transantiago, los mineros-pirquineros en Curanilahue, la de los trabajadores portuarios, entre otras.

La Copa América y luego el terremoto de Coquimbo, vinieron a dar un respiro mayor al Gobierno-Bachelet y a pesar de que la discusión de la corrupción se mantuvo, bajo su intensidad, permitiendo que la coyuntura entrara en un claro proceso de descenso de movilizaciones nacionales. Esto permitió que el Gobierno avanzara con la criminalización de la protesta, modificando la ley de control de armas, estableciendo la ley de control de identidad preventivo, y agravando en 2 grados a cualquier delito cometido en contexto de movilizaciones.

Desde Octubre a la fecha el Gobierno ha posicionado la discusión sobre el Presupuesto, para decir: No hay platas y con la excusa de la –deteriorada situación económica justifica los recortes; e impulsa el “Realismo sin renuncia” [Que se debe leer como: “…la realidad no nos permite hacer lo que prometimos, y haremos reformas completamente insuficientes”]. Pero esto mantiene una potente contradicción, entre lo que espera el pueblo trabajador y las “promesas de campaña”.

No hay gratuidad en la educación, pero hay muchos jóvenes que piensan que si se logró, y este año tuvo el récord de inscripciones para rendir la PSU.

Lo anterior explica el malestar del Gobierno, ante lo logrado por los trabajadores del Banco Estado y por ello termina removiendo a un alto funcionario que había negociado; también explica la dureza contra los trabajadores del Registro Civil y la dureza en las negociaciones con la ANEF.

Y por otra parte, reuniéndose con los empresarios en ICARE, y planteando que: “Necesitamos restablecer las confianzas en lo institucional y en el crecimiento de los mercados”; es decir se debe retomar confianzas en el parlamento [corrupto] y aumentar la explotación.

Hoy en vísperas de fin de año y ad-portas del inicio de las vacaciones de verano, la coyuntura muestra una estabilidad, sin movilizaciones de carácter nacional y con las “instituciones funcionando” a favor de los poderosos, muestra de ello es el juicio abreviado a Jovino Novoa (dirigente de la UDI), que lo sentenció en un juicio abreviado a una condena de tres años de presidio remitido (manteniendo sus derechos políticos, lo que le permitiría una eventual nueva conducción del partido e incluso regresar al Congreso).

Lea también  La realidad de la situación carcelaria, vulneraciones a los derechos humanos y prisión política

Es posible que caigan mas políticos, pero el “escándalo” parece superado. Y con Bachelet recuperando cierta fortaleza, y encumbrándose en las encuestas a 36% (CERC-Mori) [Al respecto, la directora de Mori manifestó que “la fortaleza del gobierno está en los sectores socioeconómicos más débiles”].

El rol del Partido Comunista como sostén del gobierno de frente popular…

Este año hemos sido testigos de todo el despliegue del Partido Comunista (PC) como pata izquierda de la Nueva Mayoría y que con una retórica de “Anti Derecha”, hizo permanentes llamados a defender las Reformas del Gobierno Bachelet, incluso las Laborares. Llevó además a la derrota a los trabajadores subcontratados de la CTC, hizo de todo para bajar el Paro Docente y votó a favor de la famosa ley Hinzpeter. En estos últimos meses su política populista de implementar las “Farmacias Populares” ha permitido que el Gobierno de la Nueva Mayoría repunte en su aprobación (o por lo menos no siga cayendo). No cabe duda que es el Partido de la Nueva Mayoría que mejor ha hecho su pega de desviar, contener o llevar a la derrota las luchas del movimiento de masas; cuestión que han hecho muy bien desde la dirección de la CUT.

Y el bloque de conducción…

Haciendo de pata izquierda del PC y levantando lo que ellos llaman “Ruptura Democrática o Democracia Real” (…tipo PODEMOS o SYRIZA) y que no es otra cosa que privilegiar los procesos electorales (…sean de lo que sean), postergando las movilizaciones, en aras de privilegiar solo el diálogo: con los rectores, con el Parlamento o con el Gobierno.

Por ello desarrollaron de forma permanente la política de Unidad-Desmovilización, unidad en las elecciones y desmovilización para las calles”; y siempre, más preocupados por lo electoral.

Para ellos lo importante es que la gente haga la experiencia con la Democracia (con “este” sistema democrático) y hoy lo expresan levantando la Asamblea Constituyente (AC) como la salida a todos los problemas y abandonando todas las políticas que les hicieron crecer como alternativa al estalinismo.

Perspectivas 2016: las perspectivas y la evidencia de la ausencia de una dirección consecuente

El balance del año pone de manifiesto que hace falta una dirección consecuente (… y revolucionaria) que dirija al movimiento de masas y por ello se hace necesario desarrollar y fortalecer un bloque a la izquierda del neoreformismo y del PC.

Debemos además levantar una alternativa clasista unitaria en el mundo sindical, luchando por fuera y por dentro de la CUT. En este sentido saludamos y alentamos organizaciones como los “Cabreados” de la ANEF, el trabajo de CIUS y la AIT, los esfuerzos de los compañeros de la orgánica NO + AFP, las luchas del sindicato SINTRASAR y de todos aquellos que van en una perspectiva de lucha clasista contra el sistema.

Alentamos también a que las asambleas de base de la CUT, provinciales y regionales, exijan a la Central a que desarrolle un calendario de luchas para 2016, y que en unidad con los polos clasistas que se vienen formando, llamen a luchar para frenar los despidos y por un aumento real de nuestros salarios.

En el mediano plazo (fin de año y vacaciones) lo más probable es que el movimiento de conjunto se tome un descanso, para retomar nuevas fuerzas, y a partir de marzo iniciar una nueva ofensiva. Es muy probable que el empeoramiento de la situación económica para los trabajadores se exprese en más despidos y esto abra un nuevo proceso de luchas parciales. En este marco, 2016 estará atravesado por importantes negociaciones en el mundo de la minería estatal (Codelco) y privada; será un importante desafío para quienes nos reclamamos como revolucionarios encarar estos procesos, pues es muy probable que la clase salga a luchar con métodos de acción directa mas radicales, de cómo lo ha hecho hasta ahora.

Lea también  Chile | La experiencia de las Asambleas Populares de la revuelta, al servicio de la lucha contra el capitalismo y el Covid-19

Las reformas insuficientes en el mundo de la Educación, pondrán a la orden del día la necesidad de nuevas movilizaciones estudiantiles, y es probable que el proceso de “desmunicipalización” inicie nuevas luchas de los docentes de la Educación Pública.

La corrupción de los políticos y la colusión de los empresarios se va a mantener, por que es inherente al sistema capitalista y será importante estar alerta ante los próximos escándalos que estallen, para unir fuerzas y denunciarlos. Y denunciar también a este sistema judicial, que lo más probable es que falle penas irrisorias a los políticos corruptos.

Será una tarea dentro del Movimiento Estudiantil de la UNE, el FEL y la IA que se reclaman de izquierda; como de la JG y la JR que se plantean como proyectos revolucionarios, y que se han puesto a la cabeza de importantes federaciones estudiantiles, el desarrollar un calendario unificado de movilizaciones para derrotar este modelo neoliberal en la Educación.

El Gobierno debe cumplir con sus promesas de más hospitales y debe aumentar los dineros para los presupuestos de Educación y Vivienda. Debe recortar el presupuesto de las FFAA y aumentar el impuesto a los ricos y a las grandes empresas.

Desde Izquierda Comunista tenemos la convicción de que la clase trabajadora afrontará en el 2016 nuevas luchas por mantener sus derechos y por lograr un mejor bienestar; en estas luchas tendrá aliados y enemigos de clase, pero también debe tener la absoluta claridad de que mientras no se logre un Gobierno de los Trabajadores y un Chile Socialista, todas estas luchas solo lograrán triunfos efímeros. En esta Estrategia esta empeñada nuestra organización, por ello te invitamos a participar y a unirte a Izquierda Comunista y así construir la herramienta que nos llevará al triunfo, el Partido obrero revolucionario.

Artículo publicado en Alternativa Comunista n.° 32, diciembre de 2015.-

Lea este y otros artículos relacionados en este mismo sitio: www.litci.org y en: www.izquierdacomunista.cl