Compartir

FUERA LAS GARRAS DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DEL PARLAMENT DE CATALUÑA!

CATALUÑA TIENE EL DERECHO A DECIDIR POR SÍ MISMA!

HACE FALTA UN REFERENDUM UNILATERAL!

POR UN PROCESO CONSTITUYENTE DE BASE Y POPULAR!

Declaración de Corriente Roja

Este miércoles 27 de julio el Parlament de Cataluña, con los votos de Junts pel Sí (exConvergència, ERC e independientes) y la CUP, ha aprobado las conclusiones de la Comisión del Proceso Constituyente, en medio de una gran bronca parlamentaria. Durante la votación, PP y Ciudadanos han abandonado la sala, el PSC se ha negado a votar y CSQP (la coalición de Podemos, Iniciativa, Esquerra Unida  y el grupo de Ada Colau) ha votado No.

Las conclusiones de la Comisión son una declaración de intenciones que, si bien no tiene efectos jurídicos, posee  una potente carga política, puesto que establece las líneas de una hoja de ruta hacia la independencia, que empezaría con el impulso de un proceso constituyente “desde la sociedad civil”, seguiría con la desconexión con el Estado español y culminaría en la convocatoria de una Asamblea Constituyente soberana que redactaría una Constitución que posteriormente sería refrendada por el pueblo de Cataluña. El punto 1 de las conclusiones constata, con toda justicia, que “actualmente no hay ningún margen de acción para el reconocimiento del derecho a decidir del pueblo catalán dentro del marco jurídico constitucional y legal español. La única manera posible de ejercer este derecho es por la vía de la desconexión y la activación de un proceso constituyente propio”.

Con esta votación, el Parlament ha desobedecido expresamente al Tribunal Constitucional (TC), ejerciendo un acto de soberanía . El Parlament de Cataluña sólo debe obediencia democrática en el pueblo de Cataluña y a nadie más.

Las amenazas del Estado

La votación ha provocado la ira del PP que, por boca del racista García Albiol, ha amenazado a la presidenta del Parlament y a los diputados y diputadas que votaron a favor de las conclusiones, con “la intervención del Estado de Derecho“, anunciando que esto “no les saldrá gratis”. La misma intervención amenazante ha tenido la representante de Ciudadanos.

El mismo día 27, en paralelo a García Albiol, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría anunciaba que el gobierno iba a instar de inmediato la intervención del TC, mientras van preparando las acciones de la Fiscalía, en un escenario que prevé  multas e inhabilitaciones y que podría acabar, al final, en encarcelamientos y en la suspensión de la propia Autonomía. Antes de que hablara la vicepresidenta, ya se habían pronunciado Sánchez (PSOE) y Rivera (Ciudadanos), dando todo su apoyo a las actuaciones del gobierno en funciones. Lo más chocante del asunto es que lancen sus amenazas en nombre de la “democracia”, cuando su primera regla de fe es negar al pueblo catalán su derecho a decidir.

Por primera vez los representantes de Podemos y de Ada Colau votan contra el derecho a decidir

Pero lo que más llama la atención ha sido la actuación de CSQP (Podemos, Iniciativa, Esquerra Unida y el grupo de Ada Colau), protagonizada por el diputado Coscubiela, cuyas intervenciones han sido ostentosamente aplaudidas por la bancada del PP y Ciudadanos. CSQP no ha tenido ningún escrúpulo en alinearse con la derecha españolista más rancia, apropiándose de sus argumentos, como por ejemplo la acusación a la mayoría independentista de “romper la sociedad catalana“, como si la esta “unidad” dependiera de la aceptación de la sumisión al Estado español.

Haciendo esto, CSQP traiciona su propio programa electoral, que dice que “Cataluña necesita iniciar un proceso constituyente propio -fundamentado en la plena soberanía del pueblo catalán como sujeto colectivo para decidir su futuro- que no esté subordinado, ni sea subalterno a ninguno otro marco“. ¿Por qué se oponen entonces a tirar adelante un proceso constituyente propio? Pero también se oponen, en los hechos, al referéndum, ya que lo condicionan al acuerdo con el Estado, cuando éste se  opone frontalmente. Cuando el portavoz Rabell dice que “sin un referéndum acordado con el Estado” nada tendrá validez ni legitimidad se alinea con la derecha y traiciona la reivindicación del referéndum de la que hicieron bandera en las elecciones.

En el momento de escribir este comunicado, Ada Colau, Podemos e IU todavía no se han pronunciado oficialmente como tal, alineándose en los hechos con la intervención de CSQP. Lo más triste de todo es que CSQP, Podemos e IU aparezcan representando a la izquierda. Con una parte de sus bases, les llamamos a rectificar y a tomar su lugar en la defensa del derecho a decidir, de un referéndum  unilateral  y un proceso constituyente propio.

Lo que se ha votado

En cuanto al contenido de las conclusiones votadas, la novedad en relación a la hoja de ruta de Junts pel Sí (JxS) es que explicita que las leyes de desconexión (Hacienda, Seguridad Social y “ley de transitoriedad”) “no serán susceptibles de control, suspensión o impugnación por parte de ninguno otro poder, juzgado o tribunal”. Del mismo modo, proclama que la prevista Asamblea Constituyente “dispondrá de plenos poderes” y que sus decisiones tampoco estarán sometidas a ninguno otro poder.

Aun así, la principal novedad es la mención, deliberadamente ambigua, a un “mecanismo unilateral de ejercicio democrático que servirá para activar la convocatoria de la Asamblea Constituyente“. Esta frase es una concesión formal a la CUP para obtener sus votos en la cuestión de confianza del President Puigdemont. La CUP reclama la celebración de un Referéndum Unilateral de Independencia (RUI) donde el pueblo catalán decida directamente si quiere o no una república catalana independiente. Pero los  dirigentes ex-convergentes y de ERC se oponen.

La necesidad imperiosa de un Referéndum Unilateral y Vinculante sobre la independencia

Pero la celebración de este Referéndum Unilateral y vinculante es una reivindicación democrática decisiva que responde a la exigencia de referéndum defendida por el 80% de la población catalana y negada por el Estado. No hay ningún argumento democrático para oponerse. El referéndum unilateral es la manera más clara de dejar en evidencia a las fuerzas españolistas, de derecha e izquierda, defensoras de la unidad forzada, de neutralizar la campaña anticatalana que protagonizan en todo el estado y de facilitar la comprensión y la solidaridad con la reivindicación catalana.

No fiarse de JxS y defender una posición propia

Damos todo nuestro apoyo al Parlament y a su presidenta ante las amenazas del Estado y manifestamos al mismo tiempo nuestra desconfianza en que Junts pel Sí, fiel a su tradición, lleva a cabo con lo que ha votado en el Parlament, de la misma manera que acató la suspensión por parte del TC de la ley antidesahucios. No están por el Referéndum unilateral y vinculante. Son campeones de la “seguridad jurídica” que les reclaman los empresarios y son también defensores fervorosos de una UE que es enemiga jurada de los derechos nacionales de Cataluña. Su proceso constituyente tampoco es un proceso de base y popular, en el que la clase trabajadora y los sectores populares tengan la última palabra, sino un proceso que quieren tener controlado desde arriba.

La CUP no debe fiarse del gobierno de JxS, debe exigir como condición irrenunciable el referéndum unilateral y vinculante (que también las bases de la Assemblea Nacional Catalana reclaman), no debe dar apoyo a unos presupuestos sometidos a las imposiciones de Bruselas y Madrid y no transigir en la necesidad de un proceso constituyente popular y de base.

Hace falta una posición propia de y desde la clase trabajadora, que luche sin vacilaciones por el derecho de autodeterminación y la proclamación de la República catalana. Y sobre esta base, defender una libre unión de Repúblicas libres con el resto de los pueblos del Estado, que levante la bandera de una Europa de los trabajadores y de los pueblos.

Todos y todas al 11 de Setiembre

Este 11 de Septiembre tenemos una cita fundamental para defender este programa. Es el momento de recuperar la movilización masiva y de aprovechar la gran debilidad que sufre el Estado en estos momentos.

Corriente Roja

28 de julio de 2016