Compartir

El programa #PPT del 14 de julio , emitido por Canal 13 conducido por Jorge Lanata y el editorial del diario La Nación se suman a la campaña de mentiras y difamaciones contra la candidatura de nuestro compañero Daniel Ruiz, ya iniciada por el diario Clarín.

Por PSTU-Argentina

La Nación lo hace con más sutileza que Clarín pero no menos saña, mencionándolo en un artículo donde reclama la sanción de una ley de “Ficha limpia”, al estilo de la que rige en Brasil, para impedir “expresamente ser candidatos a cargos electivos a condenados por delitos”.

Lanata fiel a su estilo de sensacionalismo PRO refiere a Daniel en medio de una lista de candidatos acusados de violación, corrupción y pedofilia, buscando manchar su nombre y confundir a la audiencia, poniéndolo en la misma bolsa que los políticos y empresarios contra los que peleamos.

Estamos completamente de acuerdo en que los políticos y empresarios delincuentes y criminales no sólo no deberían ser candidatos sino que deberían estar en la cárcel. Pero no serán ni las leyes ni los jueces de este Congreso y Justicia corruptos y patronales los que van a garantizar eso. De lo contrario Macri, su gabinete y funcionarios, su primo Calcaterra, Paolo Rocca de Techint y muchísimos otros deberían estar ya en la cárcel. La lista podría incluir a la propia familia Saguier – actuales dueños del diario-, lobbistas del pago de la deuda externa y a la vez tenedores de bonos de la misma, y acusados también de ser cómplices de operaciones extorsivas por el ex legislador Gustavo Vera en el programa ADN.

Miente, miente…que algo siempre quedará

El viejo consejo del ministro de propaganda nazi Goebbels, es muy tenido en cuenta por estos medios de comunicación hegemónicos. A pocos días de que desde nuestro partido hemos exigido derecho a réplica al diario Clarín por mentir y difamar a Daniel Ruiz, La Nación y Lanata repiten casi calcadas sus falsedades. Como hemos aclarado en la nota “Clarín miente sobre Daniel Ruiz”, Daniel no estuvo prófugo sino que por el contrario participó de numerosas actividades públicas antes de su detención el 12 de septiembre de 2018, cuando regresaba justamente de participar de una marcha en apoyo al Astillero Ríos Santiago.

Lea también  ¿Por qué las mujeres necesitamos una revolución obrera y socialista?

Al igual que en la nota de Clarín, se compara intencionalmente la situación de Daniel con la del ex presidente Menem, agregando en este caso a De Vido y al intendente de Merlo Gustavo Menéndez, todos ya condenados por corrupción. Dice La Nación también que Daniel disparó “un mortero casero frente al Congreso”. En realidad, al igual que nuestro otro compañero Sebastián Romero, Daniel se defendió de la brutal represión policial de ese 18 de diciembre con un fuego artificial de venta libre, como los utilizados en fiestas y movilizaciones sindicales.

Por otro lado el diario “olvidó” aclarar que Daniel está preso hace más de 10 meses, con prisión preventiva y sin juicio, cuando no existe una sola prueba de que haya provocado algún daño ese día. El único argumento esgrimido por los jueces para negar su excarcelación hasta ahora, ha sido su pertenencia a la misma organización que Sebastián Romero. Daniel es por lo tanto un preso político y rehén de Macri y Bullrich. Como vemos la “falta de decoro” no sería en todo caso la candidatura a Diputado Nacional por Chubut de Daniel Ruiz en el FIT- Unidad, como dice La Nación, sino su desvergüenza para mentirle a sus lectores.

Las razones de una campaña sucia

El encarcelamiento de Daniel Ruiz, como el de Milagro Sala, Facundo Jones Huala, los choferes del Expreso La Plata, el enjuiciamiento de los choferes de la 60, el procesamiento de César Arakaki, Dimas Ponce y otros decenas de manifestantes, y la persecución contra Sebastián Romero, etc. son parte de una política de amedrentamiento y castigo a las luchas obreras y populares. Para aplicar los planes de sometimiento, saqueo y miseria del FMI y las multinacionales, Macri necesita arrasar con los derechos de los trabajadores. Pero esto viene siendo enfrentado con fuertes luchas, pese a las traiciones de las conducciones sindicales y el pacto de “gobernabilidad” de estos y la oposición patronal con el gobierno. En ese sentido, la lucha del 14 y 18 de diciembre marcó un hito en el enfrentamiento a esas políticas antipopulares y a la represión estatal. La candidatura de Daniel Ruiz es un símbolo de esa heroica gesta y él y Sebastián Romero una referencia de lucha para miles de luchadores obreros. Recordemos que fruto de esa pelea Macri no pudo imponer la ley de reforma laboral y no pudieron avanzar con el resto de la reforma previsional. Por eso luego de meses de ignorar la causa de Daniel Ruiz, como parte de un bloqueo mediático casi unánime, Clarín y La Nación la hacen pública en forma sesgada y con apenas disimulada indignación.

Lea también  Delegación internacional pedira la libertad de Daniel Ruiz

No deja de ser motivo de orgullo que estos medios representantes del gobierno hambredor se ensañen con Daniel Ruiz. La Nación es un vocero tradicional de las patronales agrarias, de esa “oligarquía con olor a bosta” denunciada ya por Sarmiento como reaccionaria. Ironías de la historia. Los herederos de esas grandes familias “patricias”, los Mitre, los Anchorena, Bullrich, Martínez de Hoz, Menéndez Brown, etc., que amasaron sus fortunas en base al genocidio y despojo de los pueblos originarios, hoy deben enfrentar a un dirigente obrero petrolero como Daniel Ruiz, hijo de esa Patagonia rebelde y descendiente de aquellos. Como dicen las paredes sureñas, “En este país todos tenemos sangre de pueblos originarios, los pobres en las venas y los ricos en las manos”. Por eso sólo un gobierno de los trabajadores hará verdadera justicia con ellos y gobernará en beneficio de la mayoría del pueblo. Lanata, por su parte, representa hoy lo más rancio de la derecha del país.

Desde el PSTU y la defensa de Daniel Ruiz reclamamos a los Grupos Clarín, La Nación y a Canal 13 y el programa PPT, nuestro derecho a réplica frente a sus tergiversaciones y calumnias. Incluido el derecho del propio Daniel a contestar pública y personalmente estos ataques. Pedimos también al resto de los medios de prensa, digitales, radiales y televisivos que nos den acceso a la difusión de la causa de Daniel Ruiz.