Compartir

Marito dejó en cuanto pudo sus movidas anticorrupción con las que intentaba entonarse ‘con la gente’ para ser lo que genuinamente siempre fue: un gobierno “contra la gente”, específicamente contra las grandes mayorías del pueblo.

Por PT-Paraguay

Su política salarial, su complicidad con las patronales, su relación de sometimiento con la agenda imperialista, su política impositiva al servicio de los ricos que confisca los ingresos de la clase trabajadora, sus posturas conservadoras en cuanto al derecho de las mujeres, lo ubican como lo que es: un gobierno para las minorías en contra del pueblo trabajador.

HAY QUE ORGANIZARSE Y COMBATIR SUS POLÍTICAS Y MEDIDAS

Las patronales siguen en el país de las maravillas con su prepotencia contra los trabajadores y llenarse los bolsillos de ganancias fáciles aprovechando el paraíso fiscal que les ofrece el gobierno. Y, cuando las cosas no están muy bien hacen como Caballero Vargas, tiran la crisis sobre los obreros. Basta ya de ser
las piezas desechables del sistema capitalista al servicio de las minorías acaudaladas. Las patronales violan todos los días los derechos de los trabajadores; empezando por el más básico de todos: el derecho a laorganización sindical. Ejercen una feroz dictadura en las empresas despidiendo sin contemplaciones a los obreros que intentan organizarse. Y lo que es peor, todo el aparato estatal les apoya y es cómplice de las arbitrariedades, dejando impune el autoritarismo patronal.

ES NECESARIO Y URGENTE PARAR LA PREPOTENCIA, LOS MALTRATOS, EN FIN, LA DICTADURA Y OPRESIÓN IMPUNE DE LAS PATRONALES CONTRA LA CLASE TRABAJADORA.

En la tarea por fortalecer la organización de los obreros y trabajadores es imprescindible la tarea de sanear los sindicatos existentes.

Lea también  El principal líder colorado Cartes y su cártel ¡A la cárcel!

Los sindicatos y las centrales, con honrosas excepciones, arrastran muchos problemas de adaptación a las patronales y a los gobiernos. Es urgente limpiar la organización de los trabajadores de los acomodados y vendidos, de los
traidores y sinvergüenzas.

Decenas o centenares de dirigentes están comprados o están entregados por beneficios particulares a sus respectivas patronales.

Hay centrales, que son meros sellos, que “existen” solamente para apañar medidas contra el pueblo trabajador y que se venden a cambio de respaldar medidas del gobierno de turno. Los únicos beneficiados son los dirigentes o sus familiares que son ubicados para vivir del Estado.

Hay que acabar con este verdadero cáncer y volver a poner en pie y fortalecer sindicatos que fomenten la unidad, la lucha, la honestidad y la lealtad a los intereses de la clase trabajadora.

Saludamos en este día a toda la clase trabajadora, a los sindicatos y centrales leales a nuestra clase.

¡Sólo la lucha cambia la vida!
¡Viva la clase trabajadora!
¡Contra el Gobierno contra la gente y sus medidas antipopulares!
¡Abajo la dictadura patronal y la complicidad estatal!
¡Fuera la burocracia sindical de los sindicatos y centrales!
¡Por un 1° de Mayo combativo y clasista!

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES