Compartir
Ser joven hoy, es sinónimo de delito, de falta de interés por el estudio, de descontrol y de excesos. Los ricos y poderosos, los dueños de este país, a través de sus medios de comunicación nos estigmatizan de manera permanente, la mayoría de los jóvenes a estudiamos en salones destruidos, trabajamos con patronales que violan nuestros derechos, y precarizan nuestros empleos. 

 
Recibimos los peores salarios y somos mano de obra descartable, en nombre de la “primera experiencia laboral”, del gran negocio que son las tercerizaciones y los distintos contratos precarios. Todo esto si tenemos la “suerte” de conseguir dichos trabajos, y no estamos directamente desempleados. Los jóvenes en todo el mundo -con distintas expresiones- comienzan a rechazar este maltrato hacia la juventud, esta opresión que lleva adelante el sistema social en que vivimos y que se llama capitalismo.

 

Los partidos Blanco y Colorado tratan de atraer a los jóvenes, con sus elecciones internas, nos dicen que en ellas podemos votar desde los 14 años, mientras con la otra mano quieren bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16, ellos dicen que es para los “jóvenes delincuentes”, cuya única respuesta es la “mano dura” y que además luego aplicaran para el conjunto de la juventud si protestamos o luchamos contra todas las injusticias de las que somos objeto.

Los partidos Blanco y Colorado tratan de atraer a los jóvenes, con sus elecciones internas, nos dicen que en ellas podemos votar desde los 14 años, mientras con la otra mano quieren bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16, ellos dicen que es para los “jóvenes delincuentes”, cuya única respuesta es la “mano dura” y que además luego aplicaran para el conjunto de la juventud si protestamos o luchamos contra todas las injusticias de las que somos objeto.
 
El Frente Amplio, y los partidos que hacen parte de este frente, nos dicen que son la opción de “izquierda” y que debemos esperar, que esto va cambiar lentamente. También llaman a participar en sus elecciones internas, donde en su gran campaña mediática nos llaman a ser “parte del cambio”. Pero, ¿de qué “cambio” nos hablan estos dirigentes? En estos siete años de gobierno frenteamplista, la situación de la juventud sigue siendo nefasta.
 
Sus políticas destruyen la educación pública, precarizan nuestros empleos, envían tropas a ocupar países hermanos, mantiene la mayoría de los golpistas y torturadores en libertad y además llevaron al gobierno a los dirigentes de los partidos Blanco y Colorado que el pueblo repudió en las pasadas elecciones. 

Ninguno de estos partidos son una salida a nuestros problemas de fondo, a ninguno de estos partidos les interesa luchar por nuestros derechos y nuestros sueños, por el contrario, quieren una juventud dócil que acepte y asimile esta precaria realidad, mientras esperamos los lentos “cambios” siempre prometidos por todos los partidos, pero que nunca llegan. Quieren mantenernos a nosotros los jóvenes dentro de los marcos del capitalismo, que solo ofrece un futuro de miseria para nosotros y la sociedad.
 
El desesperado llamado de todos los partidos capitalistas a los jóvenes no es injustificado: saben que somos de los sectores más combativos, que cuando nos organizamos y luchamos hacemos temblar los cimientos del sistema, como sucede en Chile, en Europa o en todo el proceso revolucionario de Medio Oriente, donde la juventud tiene un papel destacado. Por eso buscan adormecer nuestro espíritu revolucionario.
 
Para luchar por la educación pública y de calidad; contra la precarización del empleo; contra la baja de la edad de imputabilidad y la estigmatización de la juventud; para que se juzgue y castigue a todos los asesinos de la dictadura, para ello, te invitamos a organizarte y construir una fuerte Juventud Internacionalista, que tenga por objetivo una salida de fondo a nuestros problemas: destruir este sistema opresor mediante la revolución socialista a nivel mundial.
 
Fortalecer el gremio de estudiantes para luchar
 
La discusión sobre la educación pública, su rumbo y su penoso estado -fruto de las políticas regresivas de los sucesivos gobiernos- , está siendo uno de los temas más discutidos y polémicos. Blancos y Colorados son dos de los principales responsables del estado actual de desmantelamiento de la educación pública, nada podemos esperar de ellos más que ataques. Lamentablemente, el gobierno del Frente Amplio continúa las mismas políticas de los históricos partidos patronales.
 
Fruto de esto fue el pacto contra la educación entre gobierno y “oposición”. Las respuestas del gobierno del Frente Amplio frente a los legítimos reclamos de condiciones elementales para poder estudiar, han sido muy insuficientes. Es más, se llegó incluso a reprimir de manera vergonzosa a los profesores, padres y alumnos del liceo 70. Dicha represión fue justificada por el gobierno, empezando por el propio presidente Mujica.
 
Ante este panorama, se hace necesario fortalecer los gremios estudiantiles, para que tengamos nuestro espacio de discusión, que nos permita prepararnos para la lucha por una educación pública y de calidad. Los gremios en los liceos, incluso de los históricos –como el gremio del Bauzá- prácticamente no están funcionando y esto solo beneficia al gobierno y a la “oposición” que pueden así implementar sus planes de desmantelamiento sin que haya una resistencia y una lucha organizada de los estudiantes, en unidad con los profesores y los padres.
 
Es una tarea urgente: comenzar a revertir esta situación en cada uno de los centros estudiantiles. Debemos ponernos en marcha para organizar las asambleas clase por clase, elegir delegados y organizar asambleas generales por turno y de todo el centro, ya que tenemos muchos problemas para plantear y discutir. Tenemos que recuperar la mejor tradición de organización de los gremios, abiertos a todos los estudiantes, para pelear por nuestros reclamos. Y unirnos en esa lucha con profesores y padres.
 
Desde la Juventud Internacionalista, perteneciente a IST, ponemos nuestras humildes fuerzas al servicio de esta importante tarea para fortalecer los gremios y poder luchar por nuestros derechos.
 
Fuente: Rebelión nº 17, Junio 2012
Lea también  Gobierno trata a estudiantes como bandidos y pone la Fuerza Nacional para reprimir protestas