Compartir

Escribe Gabriel Casoni, de la Secretaría Nacional de la Juventud del PSTU


 


Los primeros pasos en la construcción de una nueva entidad



Los días 12 y 13 de septiembre de 2009, el movimiento estudiantil brasileño dio un importante paso en su organización. La joven Asamblea Nacional de los Estudiantes – Libre! (ANEL), entidad estudiantil recién fundada en el Congreso Nacional de los Estudiantes, realizó su 1ª Asamblea Nacional.


Cerca 400 estudiantes presentes, de todo el país pudieron presenciar esa primera reunión de la nueva entidad. Marcada por debates, polémicas, votaciones y mucho entusiasmo, la Asamblea Nacional definió los primeros pasos sean dados por la ANEL. La sede del DCE (Directorio del Centro Estudiantil) de la USP (Universidad de San Pablo) fue el escenario de la reunión que selló un nuevo momento en la organización de la juventud brasileña. Mientras la UNE (Unión Nacional de Estudiantes) traiciona las luchas y defiende el proyecto de educación del gobierno federal, a ANEL demuestra que es posible con democracia, independencia frente al gobierno y un programa en defensa de la educación pública construir una alternativa de lucha y organización.


La presencia de más de 100 delegados y 250 observadores de todo el país es la expresión incontestable del fortalecimiento de la reorganización del movimiento estudiantil brasileño, que no encuentra más en los fórums de la UNE la referencia para sus luchas. Y, más que negar lo viejo, la principal lección de la primera Asamblea de la ANEL es la comprobación del espacio y de la necesidad de lo nuevo.

¡Por un Proyecto de Ley para defender la Universidad Pública!

Los estudiantes reunidos en la Asamblea de la ANEL discutieron intensamente en los grupos de discusión y en plenarias los rumbos que viene tomando la enseñanza superior en el país, en especial, tras la implementación del REUNÍ[1] en las universidad federales.


El gobierno Lula propagandiza el REUNÍ como un importante proyecto de expansión de vacantes en las universidades públicas, que volvería más democrático el acceso a la enseñanza superior. Lo que gobierno no dice es que esa expansión viene acompañada de la pérdida de calidad en las instituciones, ya que los recursos financieros son claramente insuficientes. Y lo peor  es que el gobierno esconde de la sociedad la posibilidad de una expansión con calidad y con recursos adecuados.


La semana pasada, el diario Folha de São Paulo divulgó un artículo que ilustra bien el cuadro sobre la implementación del REUNÍ «…con la llegada de un volumen mayor de novatos, las largas colas del comedor del campus Pampulha de la universidad federal mineira se volvieron otro dolor de cabeza, afirman los alumnos. Según ellos, hace días en que faltan cubiertos. Además de pocos profesores y del desborde del restaurante, las aulas también andan más llenas de lo que los alumnos gustarían. Las obras de expansión, relatan los estudiantes, están retrasadas y estorban por ser hechas de día».


En contraposición a ese proyecto de educación expresado en el REUNÍ de Lula y de la UNE, los delegados presentes en la Asamblea de la ANEL se definieron por la construcción de un Proyecto de Ley que revoque el REUNÍ (garantizando la vacante de todos los alumnos que entraron por el programa); que aumente el pase de subsidios para la universidad pública (10% del PIB) para una expansión de vacantes con calidad; entre otros puntos en defensa de la universidad pública.


La propuesta de la Asamblea es que la ANEL construya ese Proyecto de Ley en conjunto con ANDES [sindicarto de profesores universitarios], la Conlutas, los movimientos sociales y las entidades del movimiento estudiantil. El Proyecto de Ley será llevado a las aulas y deberá contar con la firma de decenas de miles de estudiantes en todo país.

Representatividad y Democracia

La primera Asamblea Nacional de la ANEL sorprendió a todos por su tamaño y representatividad. En esta primera reunión de la nueva entidad estaban representadas diversas luchas del movimiento estudiantil de todo el país. Desde la lucha de los estudiantes gauchos [Río Grande do Sul] para derribar a la gobernadora del Estado, Yeda Crusius, pasando por la lucha de los estudiantes de la USP por la elección directa del Rector, hasta la lucha de los estudiantes paraenses contra el corte de vacantes en la Universidad del Estado de Pará (UEPA). El número y la importancia de las entidades presentes también  reflejaron la representatividad de la reunión. Han estado presentes cerca de 10 DCEs Directorios de Cengros Estudiantiles] (entre ellos los de la USP, UFRJ y UFMG), cuatro ejecutivas de curso y decenas de Centro Académicos y gremios [estudiantes secundarios].


La reunión también expresó una práctica democrática del movimiento estudiantil, hace mucho abandonada por la UNE. Con delegados elegidos en las bases, la Asamblea Nacional reflejó una ligazón amplia con la base del movimiento estudiantil y un método democrático de construcción de las decisiones de la nueva entidad.

En la lucha, con los trabajadores

La primera Asamblea de la ANEL también rescató una importante práctica del movimiento, hace tiempos olvidada por la UNE: la alianza obrero-estudiantil. Las discusiones, resoluciones y campañas políticas reflejaron la necesidad de la unidad entre la juventud y los trabajadores. La alianza con los trabajadores se expresó desde la mesa de apertura, con la presencia de la Conlutas, de Andes, del MTST, del Sintusp y de trabajadores petroleros.


La asamblea de la ANEL votó una campaña conjunta con los sindicatos y movimientos sociales por el «petróleo 100% estatal» y contra la entrega del Pre-Sal [camada de petróleo submarino] a la iniciativa privada, como propone el gobierno federal. Asimismo, la reunión resolvió la acción conjunta entre ANEL y Conlutas en las campañas contra el golpe en Honduras y contra la ocupación militar de Haití. La ANEL también estará presentes en las huelgas salariales en curso, llevando la solidaridad del movimiento estudiantil a los trabajadores en lucha.

Es sólo el principio…

Terminada la primera Asamblea Nacional, se inicia el periodo de construcción de la ANEL como una alternativa para el movimiento estudiantil brasileño. El desafío ahora es construir la ANEL en cada sala de clases, organizar Asambleas Provinciales y hacer funcionar la Comisión Ejecutiva votada con mucho entusiasmo en esta primera Asamblea. La ANEL sólo comenzó a andar su camino, lo cual debe tener como referencia las prácticas abandonadas por la UNE (como la lucha al lado de los trabajadores y la independencia política y financiera de las entidades estudiantiles) y las prácticas del movimiento estudiantil que se levantó, a partir de 2007, y ocupó las rectorías de las universidades contra los proyectos del gobierno.









[1] REUNI: proyecto del gobierno Lula para avanzar en la privatización de la educación universitaria pública.

Lea también  Brasil | criminalización de la LGBTfobia: un paso importante pero aún insuficiente