Compartir

El movimiento de masas contra los recortes en educación continuó con una gran demostración de rabia, inteligencia e iniciativa por parte de los alumnos, el 24 de noviembre. Estudiantes secundarios y universitarios se reunieron en acciones contra los planes del gobierno. Las ocupaciones continúan y están aumentando a medida que están en acción los planes, incluida otra movilización para el 30 de noviembre, algunos de los cuales están llamando a acciones internacionales.




El presidente de la NUS (Unión Nacional de Estudiantes), quien inicialmente había condenado la ocupación de la sede del Partido Conservador en Milbank e ignoró las acciones del 24 de noviembre, fue forzado a pedir disculpas por su posición y, ahora, declara públicamente que apoya el "día de acción" nacional del 30 de noviembre. El concordó que todas las manifestaciones estudiantiles serán apoyadas en la primera página de la web de la NUS y llamó a una oleada inmediata de ocupaciones para protestar contra las tasas y recortes. El va a organizar toda la ayuda financiera, jurídica y política para todas las ocupaciones actuales y futuras e lanzará una convocatoria para un día nacional de acción en diciembre, el día de la votación, en el Parlamento, de las tasas de matrícula, y dará apoyo oficial a todos los trabajadores de la educación que tomen otras medidas contra los recortes. (Vea la web de la ocupación de la UCL -University College London-: http://ucloccupation.wordpress.com/).



Informes de la BBC y de la Campaña Nacional Contra los Impuestos y los Recortes (NCAFC) muestran que cientos de miles de estudiantes se manifestaron y ocuparon toda Gran Bretaña el 24 de noviembre. Las acciones fueron importantes porque un gran número de estudiantes con uniforme escolar también se manifestaron en las calles. Ellos realizaron sus propios actos y votaron el apoyo a las acciones; niños de 12 años se incorporaron a un movimiento de masas muy profundo contra el gobierno, que está robando su futuro con el objetivo de mantener a los bancos y al capitalismo. Incluso la gran prensa no cuestionó el número de 130 mil jóvenes protestando.

Se recortaron bolsas de £ 30 semanales, durante el período lectivo, para alumnos de 16 a 18 años. Esta pequeña subvención ayudaba en los costos de transporte y comida. Al mismo tiempo, organizaciones que ayudan a miles de estudiantes secundarios a permanecer en las escuelas, están viendo como sus fondos se extinguen. Esto sucede en un momento en que los bancos están lucrando nuevamente y la conciencia de eso no escapó a nadie, mucho menos a los universitarios y secundarios, de forma que la justificación de los recortes es falsa. En el lapso de pocos meses, este gobierno tratará de impedir la futura educación de la mayoría de estos alumnos, además de triplicar las tasas y los recortes de las bolsas de estudio, que forzará al cierre o la privatización de las escuelas.

Algunos consejos locales (de distritos de Londres o de municipios, ndt) procurarán canalizar las acciones dirigiéndose a los manifestantes y diciendo que apoyan a los estudiantes “desde que se manifestaron pacíficamente”. Sin embargo, los mismos consejeros están implementando los recortes de los conservadores y rechazando juntarse a la resistencia. Algunos líderes laboristas de Consejos llegaron hasta instruir a sus consejeros a no discutir con los sindicalistas que luchan contra los recortes. Las consignas en las movilizaciones estudiantiles llaman a la unión con los trabajadores que están luchando.

Los alumnos se juntaron a sectores de sindicatos de trabajadores de la Educación, a pesar de no ser incentivados a hacerlo por los líderes sindicales. Incluso a pesar de que pidieron apoyo a los estudiantes, cuando hubo huelgas contra las pérdidas de empleo, donde el PCS (Sindicato de Empleados Públicos), el NUJ (Sindicato de Periodistas) y los trabajadores ferroviarios del Metro de Londres (RMT) pidieron apoyo. En el congreso nacional da TUC (Central Sindical), en setiembre, hubo un llamado a la desobediencia civil y a la huelga coordinada. Pero sólo hubo un acuerdo para una manifestación nacional en marzo. En una reunión en noviembre, ellos llamaron a una movilización de un millón de personas, pero ahora se echan atrás sobre ese número.


El sector universitario de la conferencia nacional del UCU (Sindicato de los Trabajadores de la Enseñanza Superior) en noviembre se movilizó unánimemente para solidarizarse con las ocupaciones, marchas y otras acciones de los estudiantes universitarios, secundarios y trabajadores de las escuelas (contra la posición del secretario general) y convocó a una movilización nacional en Londres frente al Parlamento para el día en que los aumentos de tarifa serán debatidos en el mes de diciembre. Llamaron al UCU a aproximarse a la NUS y a los sindicatos del sector público para buscar una movilización conjunta para dicho día y exigió que la TUC organizase manifestaciones regionales e los 3 meses que separan a la conferencia y a la manifestación nacional de la TUC en marzo. La conferencia también aprobó la participación de los trabajadores de la educación en las protestas de los estudiantes el 30 de noviembre.



Sin embargo, la flaqueza de ese movimiento está en no llamar a los sindicatos del sector privado y público y las comunidades a juntarse a la marcha de diciembre y al movimiento estudiantil contra los recortes.



Los alumnos mostraron lo que es posible; movilizaciones permanentes y la discusión continua sobre cómo hacer que el movimiento avance. Está claro que los dirigentes sindicales están tratando de asegurar al movimiento. Pero la mejor manera de defender los empleos y servicios, y para luchar por un programa que realmente atienda las necesidades de los jóvenes, trabajadores y comunidades es juntarse a los estudiantes en todas sus acciones y discutir un programa común de acción para defender y ampliar el estado de bienestar social -o él es gobernado para y por la mayoría o por los banqueros; no sólo Gran Bretaña, sino Irlanda, Bélgica, Portugal y España lo demuestran.



Muchos trabajadores salían de los bares o agitaban en sus lugares de trabajo el 24 de noviembre, lo que muestra la profunda solidaridad a los estudiantes. Pero ellos tienen que juntarse al movimiento en las próximas semanas y meses y profundizar estos lazos en los sindicatos y en las comunidades.


La posición del NCAFC es clara; ellos defienden la unidad de estudiantes y trabajadores y la creación de comités en cada facultad. La Liga Socialista Internacional piensa que la organización de comités debe ser extendida a todas las escuelas secundarias, además de la formación de comités de resistencia en todos los barrios obreros.


En cuanto a los bancos, se vuelven cada vez más fuertes después de la crisis y mantienen miles de ramificaciones de control sobre el Estado y el gobierno; ellos arrastran naciones enteras, cada vez más profundamente, en sus deudas, como si estas naciones y sus pueblos no fuesen nada más que aderezos para las ganancias, y esclavos para lucrar.

El deseo de tener una vida significativa es una parte central de las protestas estudiantiles. Sin embargo, el deseo de ser capaz de vivir la vida fue articulado hace mucho tiempo: "Los más pobres en Inglaterra tienen una vida para vivir como el más rico y, por lo tanto, todo hombre que debe vivir bajo un gobierno debería, por su propio consentimiento, colocarse bajo ese gobierno”. Dicho por el nivelador [1] Coronel Rainborough en los Debates de Putney en 1647, durante el período de la Revolución Inglesa. Se refería a la extensión del derecho al voto, a pesar de que tiene una conexión con las circunstancias de hoy porque, al contrario de algunos países, estudiantes con menos de 18 años no pueden votar, mientras que el gobierno está tratando de imponer algunos de sus recortes sobre los sectores que él considera son los más vulnerables e improbables de protestar.

Cabe a cada alumno, que quiere desarrollar al actual movimiento, estudiar la guerra civil inglesa y otros períodos, como el movimiento cartista y las luchas después de la segunda guerra mundial. Estudiar la revolución burguesa inglesa, no por su forma religiosa, sino por el deseo de los niveladores de ir mucho más allá de lo que el liderazgo de Cromwell en la revolución burguesa. Su tarea histórica era quebrar el poder absoluto del rey y de la aristocracia rural, sin desviación.


Hoy el movimiento de la clase trabajadora tendrá que quebrar el poder del Parlamento y de su capacidad para imponer el terror de los recortes, que significa un retroceso de toda la sociedad. Hoy, el centro de la lucha no está en torno del poder central del Parlamento contra el yugo de la nobleza, sino contra el comando central del Parlamento y las poderosas fuerzas del capital y el ejercicio del poder con los banqueros contra la gran mayoría de la población.



El mensaje del Estado es que no hay alternativa, un mensaje derramado por el gobierno, por los medios de comunicación y muchas instituciones patrocinadas por el estado -los consejos y consejeros dicen lo mismo- para decir “estamos juntos en esto, los recortes son necesarios. Dicen que los más vulnerables deben ser ayudados por la caridad y los voluntarios, pero esto es una cobertura para recortar los servicios públicos y crear un ejército de voluntarios que trabajen gratis -para sustituir a trabajadores despedidos. La idea de Cameron [2] de la "gran sociedad" significa dividir a la sociedad en pequeñas partes, donde los servicios son mantenidos por fuerzas voluntarias. Al mismo tiempo, esas piezas estarán más directamente bajo el control del poder estatal centralizado.



Gobiernos locales, por ejemplo, están realizando reuniones que trabajan con moradores de las calles y el mensaje es la elaboración de una estrategia para tratar con los cambios en beneficio de los más pobres. Pero eso es parte de una estrategia para implementar los recortes. El objetivo central del gobierno de coalición es la remoción o recorte de beneficios y juntarlos todos en un único beneficio en el 2013, con base en un beneficio máximo que una persona puede recibir. Ellos van a imponer un techo para lo que una familia puede recibir. Esto es un paralelo directo de la década de 1930. Esas medidas también irán a limitar la renta que será pagada al 30% entre la renta más baja y la más alta en el área [3]. Es por eso que hay tanta rabia contra lo que es la limpieza social.



Ellos les dan a los bancos mucha más libertad y, mucho menos, a los trabajadores y a la juventud. Por detrás de todo eso está el capital financiero que aumenta su control sobre la sociedad, colocando restricciones cada vez mayores sobre la población. En Gran Bretaña, en 1918, el 1% más rico recibía el 19% de toda la receta, en 1950, el 12%; en 1980, el 6%; hasta 1992, el 10%; hasta el 2005, el 16% -en breve él estará de regreso al mismo valor de 1918.

El espíritu de los estudiantes tendrá que ser asumido plenamente por los sindicatos y la clase trabajadora; una de las lecciones del movimiento de masas emergente es que nada se gana sin movilizaciones continuas en manifestaciones y ocupaciones que comienzan a amenazar el funcionamiento de las instituciones. Los estudiantes harán un gran negocio avanzando con acciones no oficiales. Ese es el tipo de movimiento de la clase trabajadora que luchó por salud, educación, empleo y derechos después de la Segunda Guerra Mundial. Fue la determinación de actuar y, si es necesario, sin los líderes oficiales que llevó al empleo, beneficios universales, salud y educación durante el primer gobierno laborista después de la guerra.

"Como el gobierno laborista realizó políticas de congelamiento de salarios y de austeridad, en tanto los precios aumentaban, las huelgas y comités no oficiales rápidamente se volvieron las características de casi todas las industrias -metalúrgicas, mineras, transporte terrestre, transporte marítimo- pero, sobre todo, floreció en el puerto” (Bill Hunter, They Knew Why They Fought. Unofficial Struggles and Leadership on the Docks, 1989 –Ellos sabían por qué peleaban. Las luchas no oficiales y el liderazgo en los muelles).

Muchos sectores de trabajadores referidos en la cita anterior, desaparecieron pero, el poder potencial en las filas de los sindicatos es muy gran -mayor que el movimiento estudiantil. Como los estudiantes dicen, el movimiento de masas debe ser construido en la unidad de los trabajadores y estudiantes en lucha y aprenderíamos las verdaderas lecciones de la historia de la lucha de clases.

Algunos señalan que, si la actual dirigencia no es adecuada, se necesitan que surjan nuevas dirigencias. A la Liga Socialista Internacional desearíamos hablar con aquellos interesados en llevar esta idea más lejos y también discutir cómo un movimiento puede construirse para unificar a los estudiantes, sindicatos y comunidades.

[1] Niveladores (Levellers): Los niveladores formaban un movimiento político durante la Revolución Inglesa, que defendía la soberanía popular, el voto universal, la igualdad ante la ley y la tolerancia religiosa.

Lea también  15M: ¡Comenzó la pesadilla de Bolsonaro! ¡Ahora es no salir de las calles y construir la huelga general del 14 de junio!

[2] David Cameron: actual primer ministro y líder del Partido Conservador.

[3] Sistema de subsidio a la vivienda, donde el gobierno paga un beneficio equivalente al 30% de la diferencia entre la mayor y la menor renta de la región donde la vivienda está ubicada. Anteriormente a los recortes, el gobierno pagaba un beneficio equivalente al 50% de esa diferencia.
____________________________________________________
Traducción: Laura Sánchez