Compartir

Los registros, las detenciones, el envío de policías y Guardias civiles…, esa es la respuesta del Gobierno del PP y del Estado a la decisión de Cataluña de llevar a cabo el referéndum.

Por Corriente Roja

Ante hechos como estos, reafirmamos nuestro completo rechazo a la actuación del Gobierno y nuestro llamamiento a los/as trabajadores/as y a los/as estudiantes ¡¡A SALIR A LAS CALLES!! ¡¡NO PODEMOS SER INDIFERENTES!!

Quienes por defender el Pan, el Trabajo, el Techo y la Igualdad, hemos sufrido multas, detenciones, persecución, leyes mordazas…, no podemos mirar para otro lado alegando que “esto de Cataluña es un lío, cansa”, porque eso es tolerar un atropello y porque los mismos palos que hoy se dan en Cataluña son los que se acaban volviendo contra todos los trabajadores/as y el pueblo.

El argumentario nacionalista español desde las Instituciones y los medios de comunicación parece regirse, sin límite alguno, por el criterio del “vale todo” y el “no permitas que la verdad te estropee una buena noticia”:

Dicen, “El referéndum es ilegal”: ¿Y qué? Ilegal era luchar por la 8 horas cuando la ley establecía jornadas inacabables; ilegal era luchar contra el trabajo infantil; ilegal era luchar por las libertades durante el franquismo; ilegal era luchar contra el servicio militar obligatorio, y declararse insumiso te costaba la cárcel; ilegal era luchar por el derecho al aborto o el sufragio femenino… No hay conquista en la historia de la clase obrera o de la humanidad que no comenzara por una lucha “ilegal” y por desobedecer el orden imperante.

Si un pueblo no tiene derecho a decidir lo que está mal no es el referéndum sino la ley que lo impide: LO ILEGÍTIMO ES LA LEY NO EL REFERÉNDUM DE CATALUÑA.

Se dice también, “Hay que dialogar, ponerse de acuerdo y no adoptar medidas unilaterales”. Ese argumento sería muy razonable, si tuviéramos un gobierno o un Estado “razonable”. ¿Pero que “razonabilidad” se puede esperar de quien gobierna para los banqueros, especuladores y ladrones?

Si tuvieran algún sentido “razonablemente democrático”, han tenido años para cambiar la Constitución de manera que se pudiera realizar el referéndum. Cuando se trató de modificar la Constitución (el famoso art. 135) para que la deuda de los banqueros la pagáramos todos/as, no necesitaron más que 15 días.

No puede haber “acuerdo razonable” cuando el Gobierno y el Estado niegan la premisa fundamental que es el derecho a decidir.

Lo que dicen PP; PSOE y C´S es que ni ahora ni nunca, los pueblos tendrán derecho a decidir, porque esto es “la patria española, única e indivisible”. ¡Y luego llaman “nacionalistas” a los demás!

Necesitamos la unidad de todos los trabajadores/as y los estudiantes para luchar por el trabajo, salarios dignos, vivienda; una educación y sanidad públicas y de calidad; defender las pensiones públicas que nos están robando y defender los derechos democráticos contra cualquier forma de opresión. Pero esa unidad es imposible si nos dedicamos, por activa o pasiva, a ser comparsa del Gobierno, la patronal, el Estado y su nacionalismo español, contra los catalanes.

Pero, “Puigdemont es el que recorta los derechos a los trabajadores/as en Cataluña, el del partido de Pujol, Artur Mas y la corrupción”, alegan. ¡Verdad!, ¿y qué? ¿Para castigar a los burgueses catalanes hay que prohibir a toda Cataluña el derecho a decidir?

Defender el derecho a decidir es la mejor manera de ayudar a que, más pronto que tarde, los/las trabajadores/as catalanes ajusten cuentas con los que aspiran a ser los ejecutores de los recortes de  la Unión Europea y la Troika en Cataluña.  El mismo ajuste de cuentas que tenemos nosotros/as que hacer con Rajoy y compañía.

Sumarse a los argumentos que quieren impedir el referéndum  es tirar piedras sobre nuestro propio tejado. ¿Qué hacemos los trabajadores “unidos” detrás de los que nos metieron la reforma laboral, nos roban los salarios, los derechos y las pensiones? ¿Qué hacemos apoyando, aunque sea con el silencio, a los que te aplican la ley mordaza cada vez que protestas? No se debe descalificar a los “nacionalistas” porque piden un referéndum para defender al nacionalismo más grande,  el NACIONALISMO ESPAÑOL

En estos días en Cataluña la juventud y  el pueblo catalán, están saliendo a la calle. Los sindicatos que hacen parte de las Marchas de la Dignidad y del Bloque Combativo de Clase están llamando a organizar la Huelga General en Cataluña.

Llamamos a que en estos días en tu centro de trabajo o estudio, en tu barrio, difundas las convocatorias de movilización y que salgamos a la calle.