Compartir

El PST sostiene que los culpables de la crisis política que atraviesa el país y de todas las consecuencias materiales que ella conlleva, es Juan Orlando Hernández y el Tribunal Supremo Electoral. Cada piedra, cada incendio y cada acción van acompañados del grito ¡Fuera JOH! Y por eso es la única solución real es su salida inmediata del poder.

Por PST de Honduras

Los votos hablan por sí mismos, el Tribunal sólo tiene que hacer su trabajo y luego renunciar, para que sean puestos en manos de la justicia, por delitos electorales y tráfico de influencias, entre otros crímenes contra el Pueblo, en el marco de una nueva institucionalidad.

Consideramos que el caso de JOH es más delicado y seguramente es un extraditable, pero el mejor examen para una institucionalidad es el enjuiciamiento de quien liquidó esta misma institucionalidad; y en el caso de suceder, estaríamos ante una auténtica revolución democrática y nos permitiría avanzar en otros objetivos que la derrota negociada de la Resistencia impidió.

La conclusión más importante de este proceso es que no son los votos en su contra los que pueden sacar a JOH, al menos no solo los votos, es preciso arreciar la lucha desarrollando el Paro Cívico Nacional Indefinido, hasta que caiga el odiado presidente y toda su pandilla. Para eso es importante dar un carácter más orgánico a las acciones, realizando asambleas barriales y en los centros de trabajo, para tomar decisiones colectivas y encaminarnos hacia un espacio de unidad de la lucha a nivel nacional. Para continuar el proceso de transformación desde las bases de la clase trabajadora.

Lea también  Que la lucha se extienda por toda Centroamérica

Precisamos de una herramienta organizativa democrática, independiente y de lucha, para avanzar en este proceso. Si sacamos a JOH, quedamos a las puertas de construir una nueva sociedad, libre de explotación capitalista. Y para eso, necesitamos organizar un partido revolucionario socialista que lleve hasta las últimas consecuencias las aspiraciones de nuestra clase, y a ese compromiso está adherido el Partido Socialista de los Trabajadores PST-LIT-CI.

¡Ni un minuto más de JOH en el Gobierno!

¡Juicio y castigo para JOH y su pandilla!

¡Abajo el estado de sitio y todo tipo de represión!

¡Ninguna confianza en el TSE, ni en los observadores internacionales!

¡Paro Nacional Indefinido, con asambleas barriales y en los centros de trabajo!

¡Construyamos el Partido Revolucionario y Socialista!

Artículo del El Trabajador, edición 127, diciembre 2017