Compartir

La mano no da para más. Mientras los trabajadores y el pueblo mueren de frío y  hambre,  los banqueros y empresarios vienen por más.  De la mano del FMI,  vienen por más flexibilización laboral, baja de salarios y quita de conquistas. Vienen por más reformas previsionales,  para que trabajemos hasta morir por jubilaciones miserables. Vienen por más recortes sociales y privatizaciones para hacer nuevos negociados.

Por Daniel Ruiz – Preso político de Macri por enfrentar la Reforma Previsional-Candidato a Diputado Nacional por Chubut

Macri, Alberto Fernández, Cristina y Lavagna invadirán las pantallas con sus campañas electorales llenos de promesas.  Pero lo cierto es que todos ya acordaron con el FMI que les van a pagar hasta el último dólar a costa de nuestro esfuerzo.

Por ello, en estas elecciones no podemos caer en la trampa de esta democracia para ricos. No podemos optar por el menos malo, si la crisis la seguimos pagando los mismos de siempre.  Hay que usarlas para construir una salida propia, desde las luchas obreras y populares.

No hay lugar para medias tintas. Como hace más de 200 años, Argentina necesita una revolución para romper las cadenas que nos atan al imperialismo  y poder aspirar a vivir mejor. No alcanza con slogans de campaña para defender a nuestras familias.  Hay que dar vuelta todo, y para eso necesitamos organizar una revolución obrera y socialista para lograr la Segunda y Definitiva Independencia.

Para acabar con el hambre, la desocupación, la miseria, la violencia contra las mujeres y la juventud,  la represión policial, la falta de vivienda, salud y educación, etc.; no hay otra salida más que romper con el FMI y dejar de pagar la deuda externa,  recuperar todas nuestras riquezas y  recursos naturales  de manos de los bancos y las multinacionales para ponerlos a producir al servicio del pueblo trabajador.

Lea también  Ahora más que nunca: ¡Libertad inmediata a Daniel Ruiz!

Pero esta vez, necesitamos que seamos nosotros, los trabajadores junto a la fuerza que nos dan las luchas de las mujeres y la juventud,  la que  encabecemos esta lucha para librarnos  de banqueros y multinacionales e Imponer un gobierno de los que nunca gobernamos: un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo.

Por ello, desde el PSTU aprovecharemos estas elecciones para agitar nuestras propuestas obreras y socialistas  para salir de la crisis y ayudar a organizar las batallas que se vienen. Porque gane quien gane las elecciones, ellos ya eligieron acordar con el FMI, y eso significará más ajuste, entrega y represión para los trabajadores y luchadores.

A su vez, cada voto por el FIT Unidad en todo el país será un voto que fortalecerá la lucha por mi libertad, y la de todos los presos y perseguidos  políticos por luchar, como mi amigo y compañero Sebastián Romero, el “obrero del mortero”, que tuvimos el orgullo de estar presentes aquel 18 de diciembre poniéndole el pecho a la represión para evitar el robo a los jubilados que impulsaba Macri y el FMI, y que aprobaron varios de los diputados y senadores peronistas  que hoy se presentan como “opositores”.

Por  ello, en las PASO de agosto, ¡NO votes corruptos y empresarios! ¡NO votes a los candidatos del FMI! ¡Vamos con el FIT UNIDAD! ¡Vamos con Del Caño – Del Plá para la presidencia!  ¡Vamos con los candidatos obreros y luchadores del PSTU!

Por todo esto te invito a que te sumes  a la campaña  y te organices para dar esta pelea