Compartir

Acaba de ser publicado el informe anual del Banco Credit Suisse sobre la riqueza global. Este informe continúa siendo el análisis más abarcador y explicativo de la riqueza global (no de la renta) y de la desigualdad de la riqueza. Todos los años, el informe de riqueza global del CS analiza la riqueza familiar de 5.100 millones de personas en todo el mundo.

Por: Michael Roberts

La riqueza de las familias está compuesta por los activos financieros (acciones, títulos, dinero, fondos de pensión) y propiedades (casas, etc.). Los autores del informe son James Davies, Rodrigo Lluberas y Anthony Shorrocks. El profesor Anthony Shorrocks fue mi colega de residencia en la universidad donde ambos nos formamos en economía (¡aunque él tenga más habilidades matemáticas!)

La riqueza global creció 2,6% el año pasado, llegando a U$S 360 billones, y la riqueza por adulto alcanzó un nuevo récord de U$S 70.850. Eso representa 1,2% arriba del nivel de mediados de 2018, con Suiza obteniendo los mayores montos en riqueza por adulto este año. Estados Unidos, China y Europa contribuyeron más para el crecimiento global, con U$S 3,8 billones, U$S 1,9 billones y U$S 1,1 billones, respectivamente.

Como en todos los años en que fue publicado, el informe revela la extrema desigualdad de riqueza personal en todo el mundo. La mitad inferior de los adultos del mundo representaba menos de 1% de la riqueza global total a mediados de 2019, mientras el 10% más rico poseía 82% de la riqueza global y el 1% superior poseía casi la mitad (45%) de todos los activos domésticos.

La desigualdad de riqueza es menor en países aislados: los valores típicos serían 35% para el 1% más rico y 65% para el 10% más rico. Pero esos niveles de desigualdad son mucho más altos que los valores correspondientes a la desigualdad de renta [es decir, considerando solo los asalariados] o cualquier otro indicador amplio de bienestar.

Aunque los avances de los mercados emergentes continúen disminuyendo las diferencias entre los países, la desigualdad entre los países creció en la medida en que las economías se recuperaban luego de la crisis financiera global. Como resultado, el 1% más rico aumentó su participación en la riqueza mundial. Pero esa tendencia parece haber disminuido desde 2016 y la desigualdad global disminuyó ligeramente. Mientras el 1% más rico detentaba 50% de la riqueza personal del mundo en 2016, ante 45% en 2006, esa proporción volvió a 45%. Hoy, la parte de los 90% más pobres representa 18% de la riqueza global, comparada al 11% en 2000.

Lea también  La recesión que viene

Figura 1: Pirámide de la riqueza global en 2019. A la izquierda, la franja de la riqueza; a la derecha, riqueza global (% del mundo); en el centro, número de adultos (porcentaje de la población mundial).

La pirámide de la riqueza muestra las diferencias de riqueza entre los adultos. Casi 3.000 millones de adultos –57% de todos los adultos del mundo– tienen riqueza por debajo de U$S 10.000 en 2019. El próximo segmento, cubriendo a aquellos con riqueza en la franja de U$S 10.000 a 100.000, registró el mayor aumento en números en este cálculo, triplicando de tamaño de 514 millones en 2000 a 1.700 millones a mediados de 2019.

Eso refleja la creciente prosperidad de las economías emergentes, especialmente la de China. La riqueza media de ese grupo es de U$ 33.530, aún menos de la mitad del nivel de riqueza media en todo el mundo, pero considerablemente por encima de la riqueza media de la población de los países en que la mayoría de ese segmento reside. Eso deja el grupo de países con riqueza debajo de U$S 5.000 fuertemente concentrados en África central y en el centro y sur de Asia.

Entonces, aquí está la cosa impresionante. Si usted vive en uno de los países capitalistas avanzados y es dueño de su casa y tiene algunas economías, estará entre el 10% más rico entre todos los detentores de riqueza del mundo. Eso ocurre porque la gran mayoría de las familias en el mundo tienen poco o ninguna riqueza.

¡Una persona precisaba de activos líquidos de solo 7.087 dólares para estar entre la mitad más rica de los ciudadanos del mundo a mediados de 2019! No obstante, son necesarios U$S 109.430 para estar entre el 10% más rico del mundo y U$S 936.430 para pertenecer al 1% más rico. Los africanos e indianos están concentrados en el segmento inferior de la pirámide de la riqueza, los chinos en las camadas intermedias, y el 1% más rico está en América del Norte y en Europa.

Lea también  Michael Roberts | El mundo de fantasía continúa

Pero también es evidente que un número significativo de residentes norteamericanos y europeos pertenecen al 10% más pobre, en la medida en que los adultos más jóvenes adquieren deudas en economías avanzadas, resultando en riqueza líquida negativa.

Y la desigualdad aumenta en el tope de la pirámide. Existían 46,8 millones de millonarios en el mundo a mediados de 2019, pero la mayoría poseía riqueza entre U$S 1 millón y U$S 5 millones: 41,1 millones u 88% de los millonarios. Otros 3,7 millones de adultos (7,9%) poseían entre U$S 5 millones y 10 millones, y casi dos millones de adultos tenían riqueza por encima de U$S 10 millones. De estos, 1,8 millones poseen activos en la franja de U$S 10 a 50 millones, dejando 168.030 individuos con patrimonio líquido muy alto (UHNW), por encima de U$S 50 millones. De hecho, esas son las elites dominantes del mundo.Figura 2: El tope de la pirámide. A la izquierda, franja de riqueza; a la derecha, número de adultos.

Estados Unidos tiene de lejos el mayor número de millonarios: 18,6 millones, o 40% del total mundial. Por muchos años, Japón quedó en segundo lugar en el ranking de los millonarios, por un margen confortable. No obstante, Japón ahora está en tercer lugar, con 6%, sobrepasado por China (10%). Enseguida, vienen el Reino Unido y Alemania con 5% cada uno, seguidos por Francia (4%), después Italia, Canadá y Australia (3%).

Figura 3: Número de millonarios (% del total mundial) por país, 2019.

Suiza (U$S 530.240), Australia (U$S 411.060) y Estados Unidos (U$S 403.970) lideran nuevamente la tabla de clasificación de acuerdo con la riqueza media por adulto. La clasificación de la riqueza por adulto por la media favorece a países con menores niveles de desigualdad de riqueza. Este año, Australia (U$S 191.450) superó a Suiza (U$S 183.340). Por lo tanto, Australia tienen la mayor riqueza media por adulto del mundo.

Lea también  El “crack” de 1929

Los activos financieros sufrieron más durante la crisis financiera de 2008-2009 y después se recuperaron en los primeros años pos crisis. Este año, su valor aumentó en todas las regiones, contribuyendo con 39% del aumento de la riqueza bruta en todo el mundo y 71% en América del Norte. No obstante, activos no financieros (propiedades) proveyeron el principal estímulo al crecimiento general en los últimos años. En los 12 meses anteriores a mediados de 2019, estos crecieron más rápidamente que los activos financieros en todas las regiones.

La riqueza no financiera representó la mayor parte de la nueva riqueza en China, Europa y América Latina, y casi toda la nueva riqueza en África y en la India. Pero, la deuda de las familias aumentó aún más rápidamente, en 4%. La deuda de las familias aumentó en todas las regiones y a una tasa de dos dígitos en China y en la India. El aprieto de la deuda está llegando.

Fuente: Michael Roberts, https://thenextrecession.wordpress.com/2019/10/25/the-top-1-own-45-of-all-global-personal-wealth-10-own-82-the-bottom-50-own-less-than-1/
Traducción del original en inglés: Marcos Margarido.
Traducción del portugués: Natalia Estrada.