Bolsonaro, Wilson Lima y la prefectura de Manaus dejan a nuestro pueblo sin aire, sin ingresos y sin empleo. ¡Es urgente sacar a Bolsonaro y a Wilson Lima!

Por: PSTU – Amazonas, 14/1/2021

El Estado de Amazonas vive una situación extrema. La expansión del Covid-19 puso en colapso toda la estructura de salud.

El aumento vertiginoso de casos de infección saturó completamente el número de camas, respiradores y tubos de oxígeno. Las muertes, que aumentaban, se acentuaron drásticamente con la falta de oxígeno. Según relatos de profesionales y personas públicas, en apenas un hospital, 28 personas murieron por falta de oxígeno.

Desgraciadamente, ese escenario trágico ya estaba anunciado. No faltaron alertas por parte de científicos y entidades de clases para que el gobierno no relajara los protocolos sanitarios. No obstante, con la pandemia en su auge, el gobierno de Wilson Lima (PSC) resolvió seguir la política genocida de Bolsonaro, decretó la apertura del comercio, de servicios y de las actividades escolares. Con esa medida, alentó a la población a salir a las calles, a los shoppings, y exponerse de todas las formas al virus.

El resultado no demoró. A partir de mediados de diciembre se reinició el crecimiento de forma constante de casos de Covid-19, y de muertes. La angustia y la desesperación están tomando cuenta de las personas al ver a sus parientes y amigos enfermos sin tener el mínimo de atención clínica. La responsabilidad sobre eso es de los gobiernos federal, estadual y municipal, que una vez más incentivaron el retorno a la normalidad en medio de una pandemia descontrolada, no ampliaron el sistema de salud estatal y aún atacan el SUS (Sistema Único de Salud) por medio de privatizaciones y desvíos de recursos públicos.

En medio de todo ese caos, Bolsonaro cortó el auxilio de emergencia de la población desempleada y subempleada, que incluso insuficiente garantizaba lo mínimo. Mientras ocurre esto, Bolsonaro, Wilson Lima y David Almeida insisten en aplicar la receta de la cloroquina, en una total falta de respeto a la vida humana. Se reunieron para anunciar un conjunto de medidas totalmente inocuas, sin efectos prácticos.

La población está totalmente abandonada por esos gobernantes. No existe la menor posibilidad de contención de la pandemia con esos gobiernos. Se trata de una política de muerte, consciente.

Para acabar con esta carnicería es preciso sacar a Bolsonaro y a Wilson Lima, y exigir del alcalde de Manaus, David Almeida, que siga las recomendaciones de la ciencia. Es preciso garantizar las medidas de aislamiento social, vacunación de todos y todas ya, los empleos, el auxilio de emergencia y salario digno.

¡Fuera Bolsonaro y Mourão, ya!

¡Fuera Wilson Lima!

Artículo publicado en www.pstu.org.br
Traducción: Natalia Estrada.