Se acerca el 28 de setiembre día por la despenalización del abor­to en América Latina y el Caribe, y resulta que en nuestro país en lugar de avanzar, retrocedemos. Honduras sigue siendo el único país que pena­liza la anticoncepción de emergen­cia (PAE) y es uno de los siete países de la región Latinoamericana que penaliza el aborto en toda circuns­tancia, aún en casos de violación o por razones terapéuticas.

Por: Secretaría de la Mujer PST – Honduras

Según informes hospitalarios cada año se registran 12.676 abortos y además se coloca como la princi­pal razón de morbilidad en mujeres hondureñas. Por otro lado organizaciones como Médicos sin Fronteras (MSF), denuncian que: “la mayoría de las víctimas de violencia sexual en Honduras son niñas; de 2.832 investigaciones por violación emprendidas por el Ministerio Público en 2013, la mayoría involucraba niñas entre 10-14 años” Esto cuadra bien con el aumento de embarazos en adolescentes. Es decir, muchas de las víctimas de violación son obligadas a ser madres, ya que las PAE se encuentran penalizadas desde 2009.

Hasta el comité de los derechos del niño de la ONU solicitó este año al gobierno de Honduras despenalizar el aborto en todas las circunstancias; lo anterior en vista del alto número de embarazos en adolescentes y la falta de una educación sexual y reproductiva en el currículo educativo nacional.

Por otro lado, como demostramos en líneas arriba la penalización del abor­to no disminuye el número de mujeres que se lo práctica, al contrario aumenta el número de muertes y complicaciones a la salud por abortos clandestinos e in­salubres. Por lo que penalizar el abor­to, como las PAE, no solo es penalizar la facultad de las mujeres a decidir el momento de su maternidad, y sobre su cuerpo, sino también es poner en riesgo la vida de muchas adolescentes y adul­tas de la clase trabajadora, ya que no es un secreto que este “pecado” –como señalan los religiosos– se arregla de manera fácil en el extranjero para las mujeres ricas.

Por el derecho de las mujeres a preve­nir y a decidir, por la legalización de las PAE, por educación sexual íntegra, no sexista y científica, por el aborto legal, seguro y gratuito, pero además por me­jores condiciones para las mujeres que sí desean ser madres, como aumento a una licencia de maternidad a seis me­ses, el pago de pre y post natal para las afiliadas del IHSS [Instituto Hondureño de Seguro Social], por guarderías gratuitas en los centros de trabajo y estu­dio, desde el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), llamamos al movi­miento de mujeres, a las organizaciones de derechos humanos y al movimiento popular en general a realizar acciones de protesta este próximo 28 de setiem­bre a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

¡Educación sexual para decidir, anti­conceptivos para prevenir, aborto le­gal para no morir!

Artículo publicado en El Trabajador n.° 114, setiembre de 2015.-

Lea este y otros artículos relacionados: www.psthonduras.org