El pasado 12 de junio, Corriente Roja nos hemos acercado hasta la embajada de la República Oriental de Uruguay para hacer entrega del comunicado que a continuación reproducimos.

En dicho comunicado dirigido al Embajador de Uruguay, se solicita a su gobierno que realice las gestiones oportunas y envíe de forma inmediata a Sebastián a su país y que se le permita la comunicación con sus familiares. Asimismo, se exige la inmediata liberación sin cargos de Sebastián por parte del gobierno de Alberto Fernández y la justicia argentinos.


A LA EMBAJADA DE LA REPÚBLICA ORIENTAL DE URUGUAY

C/ Pintor Rosales nº 28, 2º Izquierda

28008 Madrid

A la atención del Sr. Embajador Francisco Carlos Bustillo Bonasso

El pasado 30 de mayo Sebastián Romero fue detenido en la República Oriental del Uruguay. Sebastián es militante del PSTU en Argentina, y dirigente obrero. Después de 29 meses de persecución (desde el 18 de diciembre de 2017), Sebastián se convierte en un preso político por haber participado junto a miles de [email protected] en la movilización contra la Reforma Previsional que implicó un brutal robo a las/os jubilados/as. Por la misma razón, su compañero Daniel Ruiz estuvo 13 meses injustamente detenido en el penal de máxima seguridad de Marcos Paz.

El entonces gobierno de Mauricio Macri y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich, intentaron demonizar en la figura de Sebastián Romero la legítima movilización popular contra el brutal ajuste. Sólo por movilizarse para defender a [email protected] [email protected], Sebastián hace 29 meses que no puede ver a su familia, ni a sus [email protected], ni a sus compañeros/as de trabajo en la General Motors.

Compartimos la lucha en defensa de las pensiones públicas al igual que lo estamos haciendo en el Estado español en los últimos años y entendemos que luchar es un derecho fundamental y jamás un delito.

Por todo ello, nos dirigimos a su gobierno para que realice las gestiones oportunas y envíe de forma inmediata a Sebastián a su país y que se le permita la comunicación con sus familiares. Asimismo, exigimos la inmediata liberación sin cargos de Sebastián por parte del gobierno de Alberto Fernández y la justicia argentinos.

Corriente Roja

En Madrid a 12 de junio de 2020