Un día después de la marcha nacional que reunió a 15.000 personas en la Avenida Paulista contra el gobierno, el PMDB y la oposición burguesa, una reunión celebrada en la Unión de Trabajadores del Metro hicieron el acto de evaluación y definieron la continuidad de la movilización y el esfuerzo de crear un polo de clase a esta crisis. El Encuentro Nacional de Luchadores y Luchadoras contó con la presencia de 1.200 participantes de 140 sindicatos y movimientos sociales y populares.

Por: Redacción PSTU – Brasil

Marcha victoriosa
En el sindicatos de los metroviarios, totalmente lleno, el cansancio de los activistas, muchos de ellos de delegaciones que cruzaron el país, no era mayor que la alegría de haber participado en una marcha victoriosa. «Fue una manifestación política audaz del campo de los trabajadores que estamos intentando construir», dijo Sebastiao Carlos, Cacau, de la Secretaía Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas.

El acto contó con la presencia de delegaciones de 24 estados y del Distrito Federal, fue organizado por 40 organizaciones y reunió parte significativa de los sectores más dinámicos de la clase, como los trabajadores metalúrgicos en lucha contra los despidos, empleados y trabajadores de Correos en huelga, además del movimiento popular de muchas ocupaciones urbanas. «Esto aquí es una victoria, no del sector A o B, sino de la clase trabajadora», dijo Cacau.

El proyecto de resolución presentado por la CSP-Conlutas en el encuentro, parte del acumulado de todo el proceso de organización de la marcha y apunta a la celebración de encuentros y seminarios en los Estados, que culmine en una gran movilización en octubre con protestas en los Estados.

«Para nosotros fue un gran orgullo estar con los compañeros metalúrgicos, profesores de Paraná, empleados públicos, los compañeros de los movimientos populares», dijo el dirigente del MES (Movimiento de Izquierda Socialista, corriente del PSOL), Mauricio Costa. «La señal que damos es que sí es posible tener una alternativa que se diferencie de arriba a abajo del oficialismo y de la derecha, se trata de una necesidad de la clase trabajadora», dijo.

El entusiasmo por la marcha del día anterior estuvo acompañado por el deseo de fortalecer un tercer campo de los trabajadores a la falsa polarización entre el gobierno Dilma y la oposición liderada por sectores del PMDB y el PSDB. «Si bien es cierto que la bancarrota del gobierno le está costando la sangre de los trabajadores, también es cierto que necesitamos construir una alternativa de poder», resumió Neida Oliveira, de la oposición del CPERS y de la corriente Construcción Socialista.

«Tenemos que convertir esta energía y alegría de aquí en lucha en los Estados», defendió el Presidente Nacional del PSTU, Zé Maria, abogando por la unificación de las luchas y huelgas que se están produciendo, pero subrayando que «los desafíoss planteados son más políticos que económicos», o sea, no es suficiente unificar estas luchas, debemos darle un carácter político contra el gobierno. «Sin derrocar este gobierno no hay manera de derrotar el ajuste fiscal», dijo.

Resolución
Entre los diez puntos reafirmados en el encuentro está el rechazo al gobierno y la derecha, «Ni gobierno del PT ni los corruptos del PMDB y el PSDB», a continuación, «abajo el ajuste fiscal y la Agenda Brasil» y «Ajuste a los banqueros, que los ricos paguen por la crisis», acompañado por una serie de reivindicaciones como el fin de los despidos, la estabilidad en el empleo, fin de las privatizaciones y el fin de la masacre de los pueblos indígenas.

La resolución refuerza el llamado a los sectores de la izquierda que no se incorporaron en este proceso. «Nos dirigimos en especial a las organizaciones dirigidas por los sectores de la izquierda como la CCT-Intersindical, el MTST, la Intersindical-Instrumento de lucha, y también a los partidos como el PCB, el PSOL y el PSTU a sumarse en este frente para luchar», dice el texto, que incluso hace un llamado a las direcciones de la CUT, la Fuerza Sindical y la CTB, a que rompan con el gobierno y vengan a luchar contra estos ataques, en el camino de una huelga general en este país.

Traducción: Natalia Estrada.

Lea este y otros artículos relacionados en: www.pstu.org.br