Hoy se cumplen 31 años del atentado dinamitero que cobro la vida de líderes y lideresas sindicales, logrando que la Asamblea Legislativa reconociera el Día 31 de octubre de cada año, como el Día Nacional de la Persona Sindicalista, queremos reivindicar esa memoria histórica que nos llevó a combatir el régimen opresor, por conquistar mejores condiciones de vida y de trabajo, por ello estamos hoy manifestándonos políticamente para seguir luchando por las transformaciones de la sociedad salvadoreña.

La crisis del COVID 19, ha generado mayor impacto en la región por las condiciones preexistentes, El Salvador confirma esta condición debido a la desigualdad en la distribución de la riqueza y modelos de desarrollo centrados en elites y no en las personas, alta informalidad de la economía y del mercado laboral (limitada inspectoría del trabajo, baja sindicalización y escasa de contratación colectiva en el sector privado, ausencia de dialogo social, entre otros), débil protección social con baja cobertura y bajos beneficios, debilidad fiscal, sistemas fiscales regresivos, alta evasión y elusión; alto endeudamiento; y, niveles de corrupción galopantes, todo lo anterior describe un modelo agotado que ha privilegiado siempre al mercado por sobre la dignidad de la persona humana, propiciando  que los que tienen más, acumulen más y los que tienen menos sean aún más explotados; ante esta situación como movimiento sindical y social EXIGIMOS:

LIBERTADES SINDICALES

  • Como clase trabajadora exigimos al gobierno central respeto a la autonomía e independencia sindical, a la estabilidad laboral, a la negociación colectiva y respeto a los derechos laborales; así como el cumplimiento a las normativas nacionales e internacionales del respeto pleno a la Libertad Sindical, una afectación ya generalizada es la negativa del Ministerio de Trabajo a entregar las credenciales a los sindicatos, federaciones y confederaciones, por lo que exigimos el cese de este accionar que riñe con la ley y que pone en riesgo la existencia de las organizaciones;
  • Al sector privado exigimos el respeto pleno a la libertad sindical, que mantiene una política y accionar de represión y violación sistemática al derecho a organizarse y derechos humanos laborales;

INCREMENTO A LOS SALARIOS MÍNIMOS:

  • Exigimos la reactivación inmediata del Consejo Nacional del Salario Mínimo, para que a la brevedad posible se inicie el debate en el seno de dicha instancia, del análisis y propuestas de incrementos reales a los salarios mínimos acorde al costo de la vida, que permita elevar los salarios a niveles decentes; asimismo pedimos que se incluyan a las personas trabajadoras que están bajo la figura de regímenes especiales como: Trabajo doméstico y a Domicilio.

FORTALECIMIENTO Y AMPLIACION DE LOS ESPACIOS TRIPARTITOS:

  • Nos comprometemos a mantener la lucha por el rescate de las instancias tripartitas, que garantice una representación real y legítima del sector laboral comprometida con los intereses de la clase trabajadora. Exigimos espacios donde se promueva el debate en el marco del respeto, efectivo y transparente, que logre equilibrar los intereses del país a través de la representación equitativa de las partes que intervienen.

REFORMA DE PENSIONES:

  • Rechazamos el actual sistema previsional de las AFP y exigimos un nuevo sistema de pensiones que sea público, solidario y universal, a través de la creación de una institución autónoma con participación tripartita, esto permitirá a las personas trabajadoras gozar de una pensión digna y que tenga a la base los pilares fundamentales del Convenio 102 de la OIT.

REFORMA FISCAL REDISTRIBUTIVA Y CON PROGRESIVIDAD:

  • Al Gobierno le exigimos que no se deje presionar por los organismos financieros internacionales, y que se abstenga de aplicar las medidas de ajuste fiscal que viene promoviendo el FMI desde hace varios años como son: incrementos al impuesto del IVA, reducción o eliminación de subsidios, recortes de personal en el Estado, entre otras, ya que son medidas regresivas; por el contrario, demandamos una política fiscal progresiva, que cargue más impuesto a quien más tiene, así como un combate frontal a la evasión y elusión fiscal, y una acción profunda en la transparencia fiscal que incluya cárcel para los evasores y el pago de lo adeudado.
  • En el caso de la Deuda Externa proponemos se decrete una Moratoria del Pago de la misma por 10 años, y que esos recursos se destinen a invertirse en las políticas sociales para beneficio de la población; medida que debería de ir acompañada de una auditoría fiscal que determine que parte de esa deuda es ilegítima e ilegal y que se renegocie la deuda para aliviar la complicada situación fiscal del país.

APROBACIÓN DE LA LEY GENERAL DE AGUAS:

  • Como clase trabajadora comprometida con el bien común exigimos a las y los diputados de las diferentes fracciones políticas, la aprobación inmediata de la Ley General de Aguas, administrada por el Estado.

ASOCIO PUBLICO PRIVADOS

Rechazamos cualquier modalidad de Asocio Público Privado, porque es una manera de disfrazar la privatización de algunos servicios por medio de concesiones o cualquier tipo de contrato, ya que encarece los servicios a la población, atenta contra la estabilidad laboral, precariza el empleo y únicamente favorece los intereses de la gran empresa.

EXIGIMOS LA RATIFICACION DE LOS CONVENIOS DE LA OIT:

Los Convenios: 102 relativo a la Seguridad Social; 177 relativo al Trabajo a Domicilio; 189 relativo a las Trabajadoras del Hogar Remuneradas; 190 relativo a la Eliminación de todo tipo de violencia y acoso sexual en el mundo del trabajo.

FORTALECIMIENTO DE DERECHOS DE PERSONAS TRABAJADORAS VULNERABLES

Demandamos de la Asamblea Legislativa la pronta aprobación de la Reforma al Art.37 del Código de Trabajo sobre Maternidad como tiempo efectivo de trabajo; La aprobación de la Ley de Identidad de Género y políticas de mitigación ante el efecto de la pandemia Covid-19 en el empleo Juvenil uno de los más afectados.

CREACION DE UN FONDO SOLIDARIO ANTI CRISIS

Demandamos la creación de un fondo solidario, proveniente del 2% de las exportaciones y del 2% de las ganancias netas de las transnacionales y grandes empresas, que garantice el pago de al menos 6 meses de salario, ante pandemias, desastres naturales, crisis financieras entre otras.

PAGO DE SALARIOS DE LAS PERSONAS TRABAJADORAS

Exigimos a los Alcaldes, Alcaldesas, Consejos Municipales y al Ejecutivo, garantizar el pago de salarios a las personas trabajadoras de las alcaldías municipales e instituciones públicas pues eso atenta contra la estabilidad económica de miles de hogares salvadoreños.

CONDENANOS y REPUDIAMOS las acciones ilegales del Alcalde de San Salvador, de apropiación indebida de retención de las cuotas ISSS, AFP, Préstamos personales y cuotas sindicales, por atentar contra la salud, vida y condiciones económicas de los empleados municipales.

Condenamos el ataque armado de los miembros de seguridad de la Alcaldía de Soyapango, en contra de compañeros/as sindicalista de dicha Alcaldía, consideramos que es un hecho delictivo y repudiable en contra de la libertad sindical.

Por ultimo hacemos un llamado al respeto a la institucionalidad de los poderes del Estado y que antepongan sus intereses partidarios y que prevalezcan los intereses de las grandes mayorias.

QUE VIVA LA LUCHA DE LAS ORGANIZACIONES CLASISTAS CONSECUENTES,

VIVA EL 31 DE OCTUBRE DIA NACIONAL DEL SINDICALISTA SALVADOREÑO

 

POSICIONAMIENTO POLÍTICO SINDICAL DE LAS SIGUIENTES ORGANIZACIONES: CONFEDERACION SINDICAL DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE EL SALVADOR CSTS, CONFEDERACION NACIONAL DE TRABAJADORES SALVADOREÑOS –CNTS-; LA FEDERACION DE ASOCIACIONES Y SINDICATOS INDEPENDIENTES DE EL SALVADOR –FEASIES-, FEDERACIÓN DE SINDICATOS AZUCAREROS Y BEBIDAS DE EL SALVADOR-FESTRAZUCAR. ORGANIZACIÓN DE MUJERES SALVADOREÑAS POR LA PAZ –ORMUSA- Y EL CENTRO DE ESTUDIOS DE LA DIVERSIDAD SEXUAL Y GENÉRICA – AMATE- EL SALVADOR, EN EL MARCO DEL 31 DE OCTUBRE “DÍA NACIONAL DEL SINDICALISTA SALVADOREÑO”. Fecha en la cual saludamos a la clase trabajadora organizada y pueblo en general.