Con gran pesar nos enteramos hoy del fallecimiento del querido Negro, Esteban Lastra, luego de un mes de lucharla contra el Covid. Dio esta última batalla rodeado de sus afectos y del cuidado de sus compañeros que tanto lo apreciaban, allí donde tantas peleas políticas y sindicales había dado gran parte de su vida, en el Hospital “vecinal” Narciso López de Lanús.

Por PSTU-Argentina

Después de años trabajando como enfermero de la UTI, el día que se jubiló, como él mismo dijo, “la dirección del hospital y la burocracia deben haber respirado aliviadas”. Pero no tanto, porque el había plantado la semilla. En los últimos tiempos seguía poniendo el hombro trabajando en la guardia de la Unidad Sanitaria del Hospital Dr. Finochietto de Lomas de Zamora.
Hincha de Boca, bostero de los más fanáticos, gran jugador de futbol y siempre con un chiste a mano, era un tipo afectuoso y de una inmensa solidaridad, lo que lo hacia tan querible. Una camarada con los que era lindo militar y luchar codo a codo, y también relacionarse fuera de la militancia.

Militante desde la década del 80, en el viejo MAS y la LIT-CI, lo recordamos como un luchador incansable, y un militante de hierro de la corriente morenista en Argentina. Era de esos compañeros que no “le hacen asco” a los enfrentamientos más duros contra los enemigos de clase.

En los últimos años, alejado de la militancia partidaria activa, siempre se mantuvo como un simpatizante y colaborador del PSTU, incluso acompañándonos en actos y movilizaciones. Siempre en esa camada que, estando más o menos activos, uno sabe que van a estar cuando sea necesario.

Queremos enviar nuestras condolencias a sus familiares, hijos y nietos, a sus compañeros y amigos.
Compañero Negro Esteban, ¡hasta el socialismo siempre!