En Italia, obreros en huelga en todo el país

Según Fabiana Stefanoni, “inmediatamente después de que Conte anunciara el 11 de marzo por televisión que toda Italia se convertiría en una «zona roja», pero que millones de trabajadores deben continuar trabajando, la protesta de los trabajadores explotó, obviamente en las formas posibles en un momento en el que también demostrar en la plaza en realidad puede ser muy peligroso.

Por PSTU-Argentina

El Frente de Lucha No Austerity, en cuya construcción también participan nuestros militantes, después de haber publicado numerosas informaciones sobre el carácter de clase de las medidas tomadas por el gobierno y sus organismos (piense en el ataque al derecho de huelga en el transporte), lanzó un llamado a todos los sindicatos para que proclamen de inmediato una huelga indefinida en el sector privado (es decir, en todos los sectores donde es posible hacer huelga indefinidamente sin riesgo de sanciones para los trabajadores).

Desde el mismo día, comenzaron los anuncios de bloqueos y huelgas en todo el país (algunos sindicatos de base también han proclamado el estado de agitación y la huelga indefinida en nivel nacional).

Aquí mencionamos una lista, que no obstante se actualiza constantemente:  Pasotti y varias otras grandes fábricas en Brescia; en Asti, Vercelli y Cuneo el Mtm, el Ikk, la Dierre, la Trivium; Corneliani, Iveco, Relevi en la provincia de Mantova; Whirlpool en la provincia de Varese, la gran acería Ast, en Terni; la Briton en el distrito milanés de Cormano; Electrolux y Marghera en la provincia de Treviso; Fincantieri en Liguria, etc.

Son huelgas muy importantes, sobre todo porque, más allá de los reclamos, se han organizado en contraste con las grandes burocracias nacionales que querían amortiguar cualquier protesta. (…) Pero los trabajadores no se convertirán en «carne de cañón» («no somos carne de cañón» es una de las consignas de la protesta obrera). (…) Incluso en una situación de emergencia, en la que todos no sabemos ahora si sobreviviremos, la clase obrera está dando una gran lección de determinación y de lucha, está demostrando que tiene la capacidad de tomar su destino en sus propias manos.”

Estado Español, resistiendo la avaricia capital

¡La patronal quiere obligar a trabajar en miles de empresas no imprescindibles poniendo en riesgo a toda la población! Cuando deberíamos estar ya en casa. Baja médica obligatoria y remunerada al 100%!!

Los trabajadores de una fábrica de Mercedes se rebelan, los de la Balay de Zaragoza también. En las empresas de servicios también dan pelea: Las trabajadoras de NH Barajas (hotel) llevan todo el fin de semana informando a la dirección del peligro de contagio y propagación (no sólo los trabajadores, los huéspedes salen a otros países) y además del incumplimiento del RD, les respondían todo el tiempo que estaban haciendo, solo ante una amenaza de denuncia consiguieron parar su trabajo; los/as trabajadores/as  de Atento (el call center que funciona en Argentina) han llamado a la policía porque la empresa estaba obligando a trabajar a todos/as. Han reducido la plantilla al 50%, una semana unos/as y la siguiente el otro 50%. Estaban hacinados y había dos casos confirmados de infectados.

Argentina, a pesar del pacto social

En distintos punto del país trabajadores y trabajadoras de diferentes rubros están siendo afectados por la ambición de los empresarios que no quieren parar sus establecimientos. Al no querer licenciar a los empleados para no afectar sus ganancias ponen en riesgo no solo a los trabajadores sino también a toda la población.

A raíz de esto es que en varias escuelas, comercios y fábricas la voz de los trabajadores se está empezando a oír. Es así que los docentes de la Patagonia rebelde nucleados en ADOSAC impusieron la cuarentena en toda la provincia de Santa Cruz con un cese de tareas, pese a las amenazas de descuentos compulsivos de Alicia Kirchner. En la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires circularon los conmovedores videos de los trabajadores ultra precarizados de comercio en los Shoppings haciendo aplausos para que las patronales cierren los negocios. En el Astillero Rio Santiago se presentó un petitorio en el mismo sentido exigiendo mejoras en las condiciones de trabajo y que se aplique la cuarentena. La Comisión Interna de FelFort logró que se apliquen las licencias dispuestas por el gobierno nacional amenazando con tomar de inmediato medidas de fuerza. Por otro lado, los metalúrgicos de Rio Grande en Tierra del Fuego decidieron en asambleas abandonar las fabricas frente a la dilación de los patrones.

Una vez más los trabajadores muestran su costado solidario y consciente para contrarrestar el interés de la clase empresarial. Tomemos en todos lados estos ejemplos.