“En Argentina se vive un clima de paz y de esperanza de futuro”. Eso dijo Macri luego de votar la Reforma Previsional que es un robo a los jubilados y de reprimir brutalmente a los que marchamos para impedirlo. Nada más alejado de la vida que tenemos hoy los trabajadores y nuestras familias.

Por: PSTU – Argentina

Hay cientos de despidos en todo el país, aumenta la nafta, el transporte, la comida, todo menos los sueldos y nos tiran con reformas para empobrecernos aún más. Macri ajusta a los trabajadores y el pueblo para llenarle los bolsillos a las empresas y las multinacionales y para lograrlo reprime al que se le oponga. Son las recetas del imperialismo Yanky de la mano de Trump y de los buitres de toda la vida como el FMI. Las peleas que damos los trabajadores en las calles y lugares de trabajo demuestran que podemos derrotarlos si nos organizamos en unidad.

Macri y sus amigos

Macri no hace todo eso en soledad, el Presupuesto 2018 fue votado incluso por quienes dicen que son oposición. La propia Reforma Previsional contó con votos de diputados del PJ y con muchos que votaron en contra pero le dieron quórum sabiendo. Otros como el gobierno de Insfrán en Formosa o el Kirchnerista de Santa Cruz usan los mismos palos que Macri contra los trabajadores.

La CGT después de amagar con un paro que terminó siendo a medias y con transporte, ahora intenta convencernos de que la Reforma Laboral que se viene no será tan mala, quieren volver a traicionar. Macri tiene a varios agarrados de donde mas les duele. El caballo Suárez del SOMU, el Pata Medina de la UOCRA y Balcedo del SOEME que hoy están presos son sólo algunos de los dirigentes traidores que se robaron todo. Los trabajadores, como siempre, somos los que pagamos esos millones que los “gordos” se robaron. La CGT esta tranzando con el gobierno. Otros dirigentes que hablan de enfrentar al gobierno, como la Corriente Federal y las CTAs deberían convocar un encuentro nacional para lanzar un plan de lucha y arrancarle el paro general a la CGT.

Hierven las bases y el gobierno siente los golpes
 
El 14 y el 18 de diciembre van a quedar grabados a fuego en la memoria de miles de trabajadores. El gobierno logró votar, pero la respuesta que dimos los trabajadores fue inmensa.

Por eso Macri responde como un animal herido. Después de reprimir lanzó una persecución frenética contra los luchadores para que nadie se anime a enfrentarlo ( ver páginas centrales)

Lejos del clima de “paz y esperanza” del que habla Macri, los trabajadores no tenemos otra que pelear por nuestros derechos. Hoy hay conflictos que se encienden como antorchas por todo el país. En Azul, donde la gran mayoría había votado a Macri, la respuesta a cientos de despidos en Fabricaciones Militares fue una pueblada de más de 10.000 personas. En Santa Cruz, donde hace unas semanas los estatales enfrentaban la represión de Alicia Kirchner, hoy son los petroleros que paralizan los yacimientos y cortan las rutas contra los despidos. Los obreros de la metalúrgica STOCKL mantienen tomada la planta contra los despidos, al igual que los obreros de RAPISTANT que siguen con medidas de lucha. En Envases del Plata se logró la reincorporación de los compañeros, pero la empresa insiste con los despidos y los trabajadores siguen organizados. Los estatales enfrentan los despidos y realizaron un Paro Nacional, al igual que los trabajadores aceiteros.Eso se sumana los barrios que salen a la calle ante los cortes de luz en la Capital y el país.

Unidad para derrotar el plan económico

Macri tuvo que anunciar que la Reforma Laboral se tratará en marzo y no en febrero. Busca tener mas tiempo para “arreglar” con la CGT, acordar con los “opositores” y calmar las aguas por abajo.

Los trabajadores tenemos una tarea por delante, organizar la resistencia “con aguante” enserio. Podemos evitar que se vote la Reforma Laboral, tirar abajo la previsional y derrotar el plan económico antiobrero de Macri. Las postales del 18 nos marcan el camino a seguir, obreros del Astillero Río Santiago, de la UOM, estatales, docentes, aceiteros junto a las organizaciones que estuvimos al frente, todos unidos para pelear contra el gobierno. Hace falta continuar ése camino.

Tenemos que poner de pie una campaña nacional de todos los que queremos enfrentar el ajuste de Macri por la libertad de todos los presos y perseguidos por luchar. Hay que defender el derecho a la protesta y torcerle el brazo al gobierno.

En cada lugar de trabajo tenemos que reunirnos para organizar la pelea, los delegados tienen que hacer asambleas donde discutamos y votemos las medidas a tomar ante los despidos, en solidaridad con los que están luchando, contra la persecución y porque la CGT y la CTA llamen al paro nacional y Plan frente lucha frente verdad.