Recibir nuestro boletín electrónico

CUBA EN DEBATE

Pocas veces la situación de un determinado país, en este caso Cuba, le ha planteado a las organizaciones marxistas revolucionarias tantas exigencias en el terreno del análisis, de la teoría y de la política. Son exigencias tan decisivas que una respuesta correcta, o equivocada, a cada una de ellas, podrá determinar el futuro de esas organizaciones.
 
La restauración del capitalismo en el Este europeo y la destrucción del aparato stalinista nos obliga a estudiar la realidad cubana, su proceso revolucionario y su dirección, en nuevo marco. Un marco que no pudo ser analizado por los maestros del marxismo, porque no existía. Sin embargo, el hecho de que estemos ante problemas inéditos no nos hace llegar a la conclusión, a la que muchos llegaron, de que la realidad actual no es “más de lo mismo” ni que debemos “comenzar de cero”, o que hay que “reconstruir el programa de la revolución”.
 
Para nosotros, el papel del imperialismo, de la burguesía, de la burocracia, de la clase obrera o de la lucha de clases, es “más de lo mismo”. Por eso, no se trata de reconstruir el programa revolucionario, se trata, por el contrario, de actualizarlo a la luz de los grandes y nuevos acontecimientos. Por eso, a la hora de analizar la realidad cubana, no partimos de cero. Partimos de las elaboraciones de Marx, Engels, Lenin y Trotsky sobre la economía mundial, sobre la lucha de clases, sobre el papel del estado, sobre el carácter y rol de la burocracia, y también partimos de las elaboraciones de los marxistas contemporáneos a la propia Revolución Cubana.
 
Para una mejor comprensión y ubicación histórica y temporal de los textos incluidos, los hemos agrupados en tres bloques. Ellos son, por orden de acceso en el site: Actualidad, Encrucijada e Historia. Esperamos así contribuir con el estudio del proceso cubano con una perspectiva revolucionaria.