Imprimir

Nació el MAS, para unir a la izquierda contra la troika y barrer la austeridad

Escrito por MAS - Portugal.

Bookmark and Share

En una fiesta con más de 300 personas, se anunció la fundación del Movimiento Alternativa Socialista, MAS, a partir de ex integrantes del Bloque de Izquierda, al que pertenecía la corriente Ruptura/FER. La fiesta se realizó este último sábado 10 de marzo, en el local de la Voz del Obrero, en Lisboa.

A pesar de todas las críticas que hacemos a la actual izquierda, no nos engañamos con el enemigo de los trabajadores: el gobierno de la derecha y la troika. Desde ahí propusimos, desde hace mucho tiempo, una alianza de izquierda entre el PC, el Bloque, socialistas adversarios de la austeridad, independientes y, ahora el MAS, para una amplia unidad de lucha contra la troika y el gobierno del PSD/CDS”, dijo Gil García, dirigente del MAS.

La fiesta contó con la participación de delegaciones de varias partes del país, como Barcelos, Braga, Coimbra, Marinha Grande, Amadora, Lisboa, Almada, Beja y Algarve. Estaban presentes activistas sindicales, estudiantes y del movimiento popular, que ven en el nuevo partido una esperanza para una actuación política sin los vicios de la nueva y de la vieja izquierda, cuyo centro es la actividad parlamentaria y/o el mantenimiento del control del aparato sindical. También participaron de la fiesta representantes de varios partidos de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional (LIT-CI), organización trotskista internacional a la cual el MAS está afiliado. Luego de las intervenciones de André Pestana (profesor precarizado), Angel Luis Parras, por Corriente Roja, de España y Gil García, por el MAS, hubo un concierto de música portuguesa.

Antes de la fiesta, los integrantes de Ruptura/FER realizaron el congreso de fundación del MAS. Ruptura/FER integraba el Bloque de Izquierda desde 1999, año de su fundación y, días atrás, hizo pública su desafiliación de ese partido, en un manifiesto con 217 firmas. En el congreso de fundación del MAS, fueron aprobados su Manifiesto Programático y sus Estatutos. A partir de ahora, el MAS va a trabajar para su legalización en el Tribunal Constitucional, con la recolección de 7.500 firmas. Para ayudar al partido en esa tarea, se distribuyeron, a los participantes de la fiesta, materiales con esa finalidad.

A continuación, una entrevista a cuatro militantes del MAS, que ayudará a esclarecer los objetivos del nuevo partido:

10 preguntas y respuestas sobre el MAS

¿Por qué salió Ruptura/FER del Bloque de Izquierda?

Gil García: El Bloque surgió en la sociedad y en la política portuguesa como una ráfaga de aire fresco y una gran esperanza. Era un partido con bases fracturales, que decía lo que nadie tenía el coraje de decir. Por haber sido una gran esperanza acabó, al cabo de pocos años, por revelarse una gran desilusión. Pasó a sostener la causa presidencial de José Sócrates, apoyando la candidatura de Manuel Alegre en las últimas presidenciales. El coraje de asumir posiciones que nadie asumía se evaporó. El BE pasó a defender lo mismo que el PS actual, sobre el problema de la deuda, o sea, la renegociación de la misma. De la irreverencia sobró poco. Hoy el BE es más un partido institucional, parlamentario, acomodado a los pasillos del poder. Estábamos, entonces, en la hora de recuperar la irreverencia y el coraje político del Bloque de sus orígenes. Eso es lo que será el MAS.

¿Por qué crear un nuevo partido?

GG: Al contrario de lo que mucha gente juzga, no hay muchos partidos en Portugal. Lo que no existe, y eso es lo más preocupante, es un determinado partido, un partido de izquierda que se proponga luchar por un nuevo 25 de Abril, que inscriba en su programa la necesidad de una revolución social y política que altere sustancialmente el tipo de  sociedad injusta, que cada vez más se instala en Portugal. El PC continúa agarrado al régimen de partido único, en el plano internacional, como China y Corea del Norte. El PC y el BE tienen la misma orientación sobre el problema de la deuda y que pasa por la renegociación de plazos de pago e intereses, lo que significa que están dispuestos a pagarla. En realidad, veo estos dos partidos muy acomodados en ser, eternamente, oposición parlamentaria, oposición “de buen comportamiento”, a vivir de los subsidios del Estado para los partidos. Necesitamos de una alternativa. Por eso salimos del BE para construir el MAS.

¿Cuál es el programa del MAS?

GG: El programa del nuevo partido comienza por responder a la guerra social en curso, por parte del gobierno de la derecha, de Passos Coelho y Paulo Portas. El repudio a la austeridad es la piedra de toque de todo el programa pero, para rechazar la austeridad es necesario enfrentar la fuerza de la derecha unida en el poder, con una alternativa unida a la izquierda. A pesar de todas las críticas que hacemos a la actual izquierda, no nos engañamos en quien es el enemigo de los trabajadores: el gobierno de la derecha y la troika. De ahí proponemos, desde hace mucho tiempo, una alianza de izquierda entre el PC, el Bloque, socialistas adversarios de la austeridad, independientes y, ahora, el MAS, para una amplia unidad de lucha contra la troika y el gobierno del PSD/CDS. La primera medida para sacar de la crisis al país tendría que ser suspender el pago de la deuda. Sin los recursos de miles de millones de euros, que todos los días salen de los bolsillos de quien trabaja (del 99% de la población), para ir directo al pagamiento de los servicios de la deuda de los millonarios, dueños de las finanzas, de varios fondos y de la banca alemana y francesa, no habrá nunca forma de generar empleo en Portugal y de acabar con los recortes en los salarios y en las pensiones.

¿Cuáles son las diferencias en relación a los otros partidos de izquierda?

João Pascoal: Además de las ya mencionadas, el MAS es también diferente por otro aspecto. El BE tiene su centro en la actividad parlamentaria y vive financieramente dependiente de los fondos de esta institución. Eso, claramente, presiona para que su política esté orientada para conseguir votos y no para las batallas cotidianas de los trabajadores. El MAS nace como un partido de combate, de lucha, que tiene su centro en las empresas, en las fábricas, en las escuelas, en los callcenters. Es ahí, junto a los sectores más oprimidos y explotados de los trabajadores, que se pueden derrotar las medidas de austeridad y batallar por un nuevo 25 de Abril. Además, somos un partido que se autofinancia, a través de las contribuciones de sus militantes y de los trabajadores y jóvenes que concuerdan con nosotros y nos apoyan financieramente.

¿Cómo actuará en la lucha sindical?

JP: Hay dos elementos centrales que diferencian nuestra actuación sindical. La primera cuestión es la independencia de clase. La UGT firmó, recientemente, un acuerdo vergonzoso por la concertación social, mostrando que está al servicio de los patrones y no de los trabajadores. Pero, la CGTP, que salió de las negociaciones, también basa su actuación en privilegiar la concertación con los patrones y no por una clara y consecuente defensa de los trabajadores. Ejemplo de eso fue la posición de la FENPROF en la lucha de los profesores en el 2008, al firmar el memorándum de entendimiento con la ministra de educación, aceptando un retroceso histórico para esta clase profesional. Además, es común que muchos de sus sindicatos se oponen a defender a los trabajadores, simplemente porque no son sindicalizados, lo que expresa que están más interesados en su sindicato de que en la defensa de los trabajadores. Finalmente, defendemos la más amplia democracia sindical. Tanto los sindicatos de la CGTP como de la UGT toman sus decisiones de forma completamente alejadas de la base. La mayoría de sus dirigentes sindicales está, hace varias décadas, rentada por el sindicato, por lo tanto, ausente del lugar de trabajo hace demasiado tiempo. Los trabajadores no son consultados sobre los asuntos centrales que los afectan como hacer huelga, acuerdos de empresa, aumentos salariales, pérdida de derechos, cierre de empresas, etc. Pensamos que tienen que ser los trabajadores quienes decidan sobre los principales aspectos de la vida sindical y de las empresas. Al mismo tiempo, los dirigentes sindicales deben rotarse en las secretarías, para mantenerse ligados a la cotidianeidad de los trabajadores.

¿Cuál es la ligazón internacional del MAS?

Sofía Rajado: Vivimos cada vez más en la era de la globalización. No es posible una salida para los problemas de los trabajadores y de la juventud meramente en el plano nacional. La clase dominante está organizada a nivel internacional, en instituciones como la UE, el FMI, el Banco Mundial, la OTAN y la ONU. Pensamos que los trabajadores y los jóvenes también tienen que estar organizados a nivel internacional, para poder enfrentar la guerra social que los ricos están haciendo contra la amplia mayoría de la población. Las manifestaciones de solidaridad con las revoluciones árabes o la existencia de un día de lucha mundial como fue el 15 de octubre, son la expresión de esa necesidad y de los primeros pasos en ese sentido. Por eso, la intervención del MAS se hace, también, a nivel internacional, como sección portuguesa de la Liga Internacional de los Trabajadores - LIT.

¿Qué piensa de la lucha de las mujeres y demás sectores oprimidos?

SR: Sabemos que el capitalismo utiliza las diferencias de género, de color de piel, de orientación sexual o de nacionalidad para explorar aún más a la clase trabajadora. Los sectores oprimidos son afectados de forma más brutal y aguda por las consecuencias de la crisis económica, como el desempleo y la pobreza. Sabemos, también, que la opresión divide y debilita a los trabajadores en su lucha contra los patrones y los gobiernos. El MAS está en contra de cualquier forma de opresión y tiene un claro compromiso con la lucha de las mujeres, de los negros, de los inmigrantes y de los homosexuales por sus derechos.

¿Qué propuestas tiene el MAS para la crisis?

André Pestana: Sólo suspendiendo el pago de la deuda podemos tener recursos para relanzar la producción y crear empleo. También, para acabar con el desempleo es necesario reducir el horario de trabajo, sin reducir los salarios. Es necesario disminuir la edad de jubilación y hacer un plan de obras públicas, que genere más empleo. Para acabar con el robo al país, hecho por los banqueros, es preciso, incluso, nacionalizar la banca y las empresas estratégicas, canalizando esos fondos al servicio de la creación de empleo, mejora de los servicios públicos y de las condiciones de vida de la población. ¿Por qué sólo socializar los bancos cuando estos dan pérdidas y no cuando dan ganancias?

¿El MAS defiende el socialismo?

AP: Rechazamos tanto las experiencias de gestión del capitalismo, protagonizadas por la socialdemocracia, como los regímenes totalitarios, dominados por un partido único, como sucedió en varias partes del mundo con los Partidos Comunistas. Pero, consideramos que la lucha por el socialismo, como superación del capitalismo, no es sólo cada vez más actual, sino como una necesidad presente, para conseguir un futuro para los trabajadores y jóvenes. Esta crisis muestra que, al contrario de lo que muchos dijeron después de la caída del muro de Berlín, el capitalismo es incapaz de resolver los problemas básicos de la humanidad.

¿Es posible una nueva revolución?

AP: Si el 24 de abril de 1974 le hubiesen preguntado a la mayoría del pueblo portugués si era posible acabar con la dictadura, la mayoría diría que no. Trotsky decía que todas las revoluciones parecen imposibles hasta que se vuelven inevitables. Lo que vemos hoy, en el norte de Africa y Medio Oriente, es que en países donde dictaduras oprimieron durante años a la población, el pueblo tomó su destino en sus manos y está haciendo revoluciones. Pensamos que en Portugal hace falta un nuevo 25 de Abril, una nueva revolución para parar la austeridad impuesta por la troika y el gobierno. En las empresas y en las calles, los jóvenes y los trabajadores dan los primeros pasos en ese combate. Creemos en el coraje y en la fuerza de los trabajadores para hacer un nuevo 25 de Abril.

Fuente: http://www.rupturafer.org